El invierno es la época por excelencia del crecimiento del moho en nuestro hogar. Para una limpieza rápida y sin complicaciones, te recomendamos el mejor Limpiamoho del mercado.

Durante estos meses, solemos cerrar nuestro hogar herméticamente la mayor parte del día. Esto unido a las bajas temperaturas, las pocas horas de luz solar y la humedad constante lleva a la fácil proliferación del moho.

Los marcos de las ventanas junto a las zonas de detrás de grandes muebles y electrodomésticos son los lugares más propicios para que esto ocurra. Estas últimas son las más problemáticas, ya que al encontrarse fuera de nuestra vista, no nos damos cuenta de que ha crecido moho, y una vez descubiertas, las manchas son demasiado grandes para poder eliminarlas rápidamente.

Limpiamoho de Monestir. Gracias a su formato en spray podemos pulverizar la zona afectada por el moho y dejaremos actuar entre 15 y 20 minutos. Después frotamos con la ayuda de un cepillo o bayeta y aclaramos con abundante agua, tan sencillo como eso.

Limpiamoho no es un simple limpiador o desinfectante como pueden ser otros como la lejía. A diferencia de estos, su efectividad se mantiene en el tiempo ya que retrasa la proliferación de moho y de esta manera es muy difícil que vuelva a aparecer.

Por eso, te recomendamos que en lugares muy visibles como los marcos de las ventanas, estés muy atento a las humedades y al menor indicio de manchas de moho utilices Limpiamoho en estas zonas. De esta manera comprobarás, como el moho desaparece por completo de tu hogar.

Limpiamoho blanquea las manchas de moho en paredes, fachadas pintadas, maderas exteriores, baldosas y azulejos. Sobre este tipo de superficies también es capaz de eliminar manchas difíciles, como las de vino, café, salsas…

Y no no podemos olvidar de los lugares más problemáticos de la casa: cocina, baños, sótanos, jardines… A partir de la primera utilización, Limpiamoho se convertirá en un básico de limpieza y las humedades desparecerán por completo de tu hogar.