Cómo limpiar y proteger tus suelos de pizarra

pizarra

La pizarra es una roca metamórfica formada a partir de la compactación de arcillas sometidas a altas temperaturas y caracterizada por su división en finas láminas o lajas.
La pizarra natural es un producto muy apreciado desde tiempos antiguos, tanto por su belleza como por sus excelentes propiedades técnicas que le permiten adaptarse a cualquier proyecto siendo válida tanto para suelos como para revestimientos, fachadas y jardines. Aportando siempre un importante valor añadido a la vivienda.

UTILIZA EL PRODUCTO ADECUADO SEGÚN EL TIPO DE MANCHA

Los suelos de pizarra natural dotan a cualquier espacio de un aspecto inimitable y atemporal que se mantendrá inalterable con el tiempo siempre que se le aplique el producto adecuado para protegerla. Su elegancia y personalidad aportan un carácter único y ofrecemos soluciones para limpiar tus suelos de pizarra natural de cualquier tipo de mancha natural que pueda surgir como manchas de óxido o cal o productos para limpiar las manchas domésticas más habituales como café, aceite, manchas de vino, vinagre, manchas de zumos, coca-cola u otros refrescos.
Para la limpieza de las manchas de cal y óxido, tanto en exterior como en interior, emplearemos el producto de limpieza SANET diluyéndolo en agua según el grado de suciedad del suelo de pizarra, siendo la normal general una parte de SANET por 5 partes de agua. Es recomendable realizar una prueba antes de proceder a la limpieza del suelo de pizarra para comprobar la concentración de SANET idónea.
Antes de proceder a la aplicación el suelo de pizarra debe estar barrido y seco. Extenderemos el producto mediante una fregona y esperaremos unos segundos (entre 5 y 30) mientras actúa. Posteriormente frotaremos el suelo de pizarra y aclararemos con abundante agua.
Para la limpieza de manchas domésticas podemos utilizar el quitamanchas SANIGEL, ideal para eliminar manchas procedentes de aceites, grasa, vino, café, refrescos, etc. SANET No deteriora los pavimentos ni las juntas, siendo únicamente agresivo con las manchas y los tratamientos antiguos. Para su uso hay que diluir el quitamanchas previamente en agua siguiendo las instrucciones del producto, posteriormente procederemos a la aplicación mediante una fregona y dejaremos actuar durante varios minutos (siguiendo las instrucciones del producto).
Una vez tenemos la pizarra natural limpia, la dejamos secar y pasamos a pintarla con el producto protector específico para la pizarra BELLATRIX. Lo hay en 2 acabados diferentes, BELLATRIX NATURAL que protege la pizarra natural sin alterar la tonalidad ni el color, y BELLATRIX EFECTO MOJADO, que protege la pizarra realzando la tonalidad natural y los colores de los suelos y fachadas de pizarra natural.