Darle brillo a los suelos de mármol, fácil y rápido

Si tienes suelo de mármol en tu hogar, seguramente sabrás que se trata de un material único y delicado que necesita un mantenimiento especial; y no podía ser menos, ya que su acabado aporta inmediatamente un estilo muy elegante y lujoso a la vivienda. Por otro lado, se trata de un material muy poroso, lo que significa que es muy vulnerable a cualquier tipo de mancha. Así que tendremos que ser muy cuidadosos y utilizar productos que estén especialmente diseñados para tratar el mármol adecuadamente.

Aunque es habitual y recomendable realizar su limpieza suavemente con agua y jabón neutro, es evidente que una sencilla limpieza no va a realzar el acabado brillante y elegante de tu suelo de mármol; razón por la que seguramente lo elegiste en su día. Asimismo, te habrán recomendado un tratamiento específico para mármol como es el pulido o el cristalizado pero estos solo pueden darse una o dos veces al año y realizarse con una máquina rotativa.

Si lo que estás buscando es realzar fácilmente el brillo de tu suelo de mármol sin demasiadas complicaciones, en MONESTIR te recomendamos CERA BRILLO, que además de otorgar un bello y brillante acabado a tus suelos de mármol les dará una capa extra de protección.

Aplicar CERA BRILLO en tus suelos de mármol es muy rápido y sencillo. Sobre el suelo de mármol bien limpio y seco aplica CERA BRILLO con la ayuda de una fregona o una bayeta bien escurrida. Procura hacerlo de manera uniforme para evitar la aparición de marcas. Si lo que buscas es un efecto aún más brillante para tu suelo de mármol, siempre puedes aplicar una segunda capa una vez haya pasado media hora desde la primera aplicación.

Si lo prefieres, también puedes utilizar frecuentemente CERA BRILLO para tus suelos de mármol como tratamiento habitual. Para ello, diluye un tapón de CERA BRILLO en un cubo de agua y aplica con la fregona bien escurrida sobre el suelo de mármol.

Además, en caso de que tengas en tu hogar suelos de granito o terrazo, también podrás utilizar CERA BRILLO ya que es un producto apto para este tipo de materiales. Una vez aplicado el tratamiento, verás como tus suelos estarán protegidos y brillantes, aportando un ambiente impecable y nuevo a tu hogar.

Cristalizado fácil con acabado profesional para suelos de mármol

Los suelos de mármol se caracterizan por aportar un estilo lujoso y muy elegante al hogar, sin embargo es un material que requiere una serie de cuidados. Entre los múltiples tratamientos que admite el mármol, está el abrillantado, el pulido, el encerado…Pero hoy nos centraremos solo en el cristalizado.

El cristalizado además deaportar brillo y un bonito acabado a nuestro suelo de mármol, crea una capa protectora que otorga una mayor dureza contra cualquier tipo de agresión, dando así una mayor durabilidad a los suelos de mármol.

Si lo que estás buscando es darle un cristalizado profesional a tu suelo de mármol, te recomendamos CRISTALIZADOR de MONESTIR. Además de un acabado perfecto, te garantiza una limpieza duradera, puesto que su efecto antihuellas previene la aparición de manchas; además un aspecto muy importante a tener en cuenta, es que al finalizar el tratamiento de cristalizadono tendrás que preocuparte por los resbalones, ya que es un producto antideslizante que evita cualquier posible accidente doméstico.

Cómo es evidente, para realizar el cristalizado necesitarás una máquina de cristalizar provista de lana de acero y es recomendable que sea del n.º 2. Simplemente debes depositar en el suelo una pequeña cantidad de CRISTALIZADOR y repartir rápidamente con la máquina de cristalizar. Es importante que realices pasadas uniformes, intercruzadas y paralelas en áreas de 2 a 3 m² para aplicar adecuadamente el producto.

Una vez tu suelo de mármol esté cristalizado, estará impecable y protegido; y por supuesto, dará amplitud a la estancia y aportará a tu hogar un estilo único, lujoso y renovado.

Cómo quitar la cera de nuestro suelo de mármol

Si tienes suelo de mármol en tu hogar, seguramente lo habrás encerado para protegerlo y resaltar su brillo natural. Si embargo lo que puede ocurrir, es que tras varios encerados se formen capas y tu suelo de mármol presente un tono amarillento y nada favorecedor.

Para evitar esto, es importante que uses un producto específico para mármol. Nunca jamás improvises con cualquier limpiador; el mármol es un material muy delicado y puedes acabar con el bonito y elegante acabado de tu suelo de mármol en segundos.

Para quitar las capas de cera fácilmente, utiliza QUITACERAS de MONESTIR. Simplemente tienes que aplicarlo con una fregona bien escurrida y dejar actuar entre 5 y 10 minutos para que se deshagan las manchas. Finalmente hay que aclarar con la fregona bien escurrida. Así de sencillo.

Además también puedes utilizar QUITACERAS de MONESTIR como limpiador habitual para tu suelo de mármol. Solo tienes que diluir un vasito de QUITACERAS en un cubo de agua y aplicar con la fregona bien escurrida.

Limpiar y cuidar tu suelo de mármol es muy fácil y rápido si cuentas con los productos adecuados. Verás como tu suelo de mármol brilla como el primer día

Suelos de barro tratados con aceite de linaza, cómo decaparlos y limpiarlos

Aunque desde siempre se ha utilizado el aceite de linaza para tratar los suelos de barro rojo, cada vez más está en desuso, pues al final acaba dejando un resultado pegajoso, amarillento y además forma capas que se pelan creando un efecto horrible.

En la actualidad siempre se recomienda utilizar un quitamanchas específico que proteja los suelos de barro cocido de cualquier tipo de mancha y que no vaya creando capas.

Si anteriormente has usado el aceite de linaza para tu suelo de barro y necesitas restaurarlo en MONESTIR encontrarás los mejores tratamientos.

Cómo quitar el aceite de linaza de tus suelos de barro rojo

Para deshacernos del aceite de linaza utilizaremos nuestro quitamanchas decapante y desengrasante SANIGEL. Lo diluimos con 3 partes de agua y aplicamos con fregona o escoba según preferencia. Lo dejaremos actuar durante 1 hora para que deshaga las capas de aceite de linaza. A continuación, nos pondremos los guantes y frotaremos las baldosas de barro cocido con un estropajo verde; después aclararemos con abundante agua.

Para evitar que posteriormente salgan eflorescencias, haremos un lavado rápido con SANET. Diluiremos 1 parte en 20 de agua, lo extendemos con una fregona y frotaremos con un estropajo o cepillo; si lo preferimos, también podemos utilizar una máquina rotativa. Para acabar daremos un aclarado con abundante agua.
Una vez realizada la limpieza, esperaremos 1 semana para comenzar con los tratamientos para suelo de barro cocido.

Tratamiento y restauración de suelos de barro rústico

Lo primero que haremos será elegir un tratamiento base para nuestros suelos de barro rojo; si queremos un efecto mojado utilizaremos REMEMBER, pero si lo que queremos es un acabado natural usaremos COTTOBELLO.

Sobre las baldosas de barro aplicaremos el producto elegido con la ayuda de una brocha. Dejaremos actuar durante 24 horas para que penetre bien y reduzca la porosidad del barro rústico.

Para finalizar la restauración de nuestros suelos de barro, aplicaremos un producto de terminación que proteja y realce el tono de nuestras baldosas rojas. Tenemos varias opciones; si queremos darle un acabado con brillo elegiremos LUCER, si por el contrario buscamos un acabado mate optaremos por
LUCER MATE y si queremos un efecto envejecido en tono cuero elegiremos LUCER CUERO.

Para aplicar el producto elegido, utilizaremos una brocha ancha y lo haremos de forma uniforme y continua sobre cada baldosa de barro. Para mayor protección podemos aplicar una segunda capa 24 horas después.

Verás como después de una limpieza adecuada y un tratamiento profesional, tus suelos de barro rústico quedarán protegidos y tan bonitos como el primer día.

Terrazas de barro cocido, rústico o terracota

Los suelos de barro cocido, también llamado rústico, barro rojo o terracota son muy típicos en los países mediterráneos. Utilizado especialmente para terrazas, este tipo de revestimiento aporta un estilo cálido, rústico y artesanal.

El barro cocido o rojo, es un material que se caracteriza por su resistencia y durabilidad, sin embargo es un material poroso. Esto significa que es vulnerable a las manchas, ya que las absorbe con facilidad, así como las humedades, por lo que deberemos evitar la proliferación de musgo y verdín.

Por ello, es necesario un mantenimiento específico cada cierto tiempo. Si estás pensando en cambiar tu terraza, presta atención a nuestros consejos.

El primer tratamiento para tu terraza de barro rústico

Durante el proceso de colocación y rejuntado de baldosas de barro cocido, ya debemos comenzar con el tratamiento. Para ello, utilizaremos PROTECER, un protector específico para suelos de barro rústico que impide la absorción del cemento del rejuntado, así como la aparición de moho y salitre.

Su aplicación es muy sencilla, antes que nada debemos agitar el envase de PROTECER y verter en otro recipiente; a continuación aplicaremos en cada baldosa roja con la ayuda de una brocha ancha o pulverizador.

En el caso de que nuestra terraza se encuentre en un jardín o cerca de una piscina, es recomendable sumergir cada baldosa de barro en PROTECER durante unos segundos y colocarlas con cemento cola.

Cómo limpiar nuestra terraza de barro rústico

Para limpiar adecuadamente los suelos de barro cocido, utilizaremos un producto concreto para cada tipo de manchas.

Después de una obra, o si tenemos manchas de cemento o salitre, te aconsejamos SANET. Pero si se trata de manchas domésticas, te recomendamos SANIGEL. Ambos productos se aplican fácilmente y de la misma forma:

sobre las baldosas rojas bien secas, diluimos el producto y aplicamos con una fregona, dejamos actuar unos minutos y procedemos a frotar con estropajo, cepillo o máquina rotativa. Para acabar, aclararemos con fregona, esponja o aspirador de líquidos.

Cómo has podido ver, es muy fácil limpiar nuestra terraza de barro rústico si contamos con los productos adecuados para cada caso, verás como tus suelos exteriores estarán siempre en perfecto estado.