Suelos de cerámica sin resbalones

Uno de los accidentes domésticos más comunes son las caídas por resbalones. ¿Quién no se ha llevado un buen susto en la ducha o en un suelo encerado? Y en el mejor de los casos, solo ha quedado en un susto, porque siendo sinceros, una mala caída puede causar grandes lesiones e incluso una tragedia. Por ello, para evitar este tipo de accidentes, es muy importante tomar las medidas adecuadas.

Aunque los resbalones pueden ser causados por varias factores, tenemos que destacar que los suelos de cerámica suelen ser de los más resbaladizos. La cerámica es un material muy demandado ya que es muy resistente, se limpia con facilidad y sobre todo es tremendamente versátil, debido a la multitud de sus acabados. Esto se traduce en que puede adaptarse a cualquier rincón del hogar, ya sea en exteriores como en terrazas o jardines, o en cualquiera de las estancias de interior; además no olvidemos que la cerámica es el material que se utiliza en la fabricación de bañeras y duchas.

Sin embargo, cómo ya decíamos y a pesar de sus múltiples ventajas, los suelos de cerámica se caracterizan por ser resbaladizos, por lo que debemos tomar las precauciones necesarias.

Para acabar definitivamente con ese molesto efecto resbaladizo, utilizaremos ANTIDESLIZANTE de MONESTIR, un producto que actúa sobre los suelos, así como en bañeras y duchas. Actúa desgastando muy suavemente la capa más superficial, creando rugosidad y de esta manera acaba con ese efecto resbaladizo. ANTIDESLIZANTE de MONESTIR está diseñado específicamente para suelos de cerámica, gres porcelánico, duchas y bañeras.

El tratamiento con ANTIDESLIZANTE es muy rápido y fácil. Solo tenemos que aplicar sobre la superficie cerámica que deseemos tratar y dejar actuar entre 10 y 15 minutos. Una vez pasado este tiempo, aclararemos con abundante agua. Si quisiéramos un mayor efecto antideslizante, solo tenemos que repetir los pasos durante un poco más de tiempo.

Al darle esa textura rugosa a una superficie cerámica, es muy probable que pierda brillo de manera irreversible, por lo que siempre, antes de su aplicación, recomendamos realizar una pequeña prueba en un lugar poco visible. De esta manera, podremos controlar la actuación del producto, consiguiendo así el efecto deseado.

No esperes a que ocurran accidentes domésticos para tratar tus suelos de cerámica, aplica cuanto antes un tratamiento profesional como ANTIDESLIZANTE de MONESTIR.

Hoy tratamos los suelos de los Dakarianos Rosa Romero y Nani Roma.

Hoy estamos muy ilusionados tratando los suelos de barro cocido de 2 grandes personas dentro y fuera del desierto. Se trata de Nani Roma y Rosa Romero, habituales del Dakar.

En este caso estamos renovando el acabado de sus suelos de barro. Este proceso consiste en eliminar las manchas domésticas y los restos de tratamientos antiguos y renovar las capas de tratamiento base y terminación. De esta manera recuperamos el aspecto original del suelo y conseguimos darle vida a los suelos!

Lo realmente bueno de este tipo de suelos de barro cocido es que siempre se pueden recuperar y hacer un lavado de cara en profundidad relativamente fácil.

Ya sabes, si tienes un pavimento de terracota y quieres restaurarlo, no lo dudes, no te arrepentirás.

Pídenos más información y te asesoraremos con gusto.

Nani Roman productos monestir

Cómo proteger suelos y fachadas de piedra natural de manchas y humedades

La piedra natural es uno de los materiales más demandados para la construcción y decoración de hogares. La mayor ventaja de la piedra natural es que es un gran aislante térmico, y nos protege de temperaturas extremas, manteniendo una temperatura agradable en el interior ya sea invierno o verano. Aunque se adapta muy bien a las temperaturas, no ocurre lo mismo con las humedades; la piedra natural es un material especialmente vulnerable debido a su alta porosidad, así que es fácil que absorba las manchas de humedad y salitre, lo que favorece también la aparición de musgo y verdín.

Aunque de primeras pensemos que las manchas causadas por la climatología son inevitables y solo pensemos en su limpieza a fondo, lo cierto es que sí podemos evitarlas. Para ello, necesitaremos un tratamiento que prevenga y proteja tanto nuestros suelos como nuestras fachadas de piedra natural de las inclemencias del tiempo.

Elegiremos por tanto, un tratamiento protector impermeabilizante como BELLATRIX de MONESTIR que no daña en absoluto las propiedades y el brillo de la piedra natural. MONESTIR presenta dos variedades del tratamiento, así que dependiendo del acabado que busquemos, podemos decidir entre BELLATRIX NATURAL o BELLATRIX. Si queremos mantener la tonalidad original de nuestra piedra natural optaremos por BELLATRIX NATURAL pero si nos gusta más un acabado satinado con efecto mojado elegiremos BELLATRIX.

La aplicación de ambos productos es la misma y además muy sencilla. Antes que nada, la superficie a tratar debe estar seca; si vamos a tratar un suelo, debemos barrer antes de comenzar con su aplicación. Agitamos entonces el envase y vertemos el producto en un recipiente limpio. Para aplicarlo, necesitaremos una brocha ancha o un rodillo. Es importante que extendamos una mano bien estirada del producto, procurando que quede bien repartido, siempre de manera uniforme y evitando en todo momento los excesos para no dejar charcos. Aunque su secado es muy rápido, debemos esperar 24 horas para que el producto actúe en profundidad en la piedra natural.

Recuerda que tanto BELLATRIX como BELLATRIX NATURAL son perfectos para todo tipo de piedra, como gres, pizarra, mosaico… materiales que seguro también tienes en tu hogar. Además tiene efecto antideslizante lo que lo hace perfecto para superficies resbaladizas como el plato de ducha o los bordes de la piscina.

Tanto si lo utilizas para suelos como fachadas de piedra, verás como la superficie queda perfectamente impermeabilizada y protegida contra todo tipo de manchas, además de que prolongarás su resistencia y belleza, ya que BELLATRIX evita el envejecimiento y desgaste prematuro de la piedra natural dejándola como nueva.

Cómo limpiar manchas domésticas en piedra natural

Desde la antigüedad, la piedra natural ha sido uno de los materiales más utilizados en la construcción de hogares. Aunque en la actualidad hemos modificado su estética a nuestro antojo y le hemos dado multitud de acabados, la piedra natural mantiene sus excelentes características, como la resistencia y la durabilidad, que la hacen continuar como uno de los materiales más demandados tanto para la construcción como para la decoración de hogares.

Aunque estamos muy acostumbrados a verla en exteriores, en los últimos años la piedra natural está siendo muy utilizada en interiores como revestimiento, tanto para fachadas como para suelos, ya que aporta mucha personalidad a cualquier tipo de estancia. Por ello, al estar presente en el interior del hogar, hay muchas posibilidades de que en cualquier momento se ensucie y se produzcan accidentalmente manchas domésticas.

Puede darnos la impresión de que la piedra natural al ser un material muy fuerte, es resistente a cualquier tipo de agresión, pero a pesar de ello, la piedra natural es vulnerable a ciertos agentes químicos presentes en productos de limpieza.

Por esta razón, debemos utilizar productos que limpien en profundidad sin alterar las propiedades de la piedra natural. En el habitual caso de manchas domésticas, como pueden ser de comida, grasas o pinturas, debemos utilizar SANIGEL de
MONESTIR, un potente limpiador desengrasante que elimina incluso grafitis. Además sirve como decapante de cera, así como para las típicas manchas de verdín en exteriores. No lleva disolventes que son los más perjudiciales para la piedra natural y no emite vapores, por lo que es perfecto para utilizar en interiores.

Recuerda que siempre antes de manipular cualquier producto químico, debes protegerte con guantes y gafas de protección para evitar cualquier percance.

Para comenzar con la eliminación de manchas domésticas sobre piedra natural, debemos diluir 1 parte de SANIGEL en 10 partes de agua. Si la mancha está en el suelo, primero barremos la superficie y luego extenderemos SANIGEL con una fregona, pero si se trata de una fachada utilizaremos un cepillo de raíces o un estropajo para su aplicación. Esperaremos entonces 5 minutos a que actúe y procederemos a frotar el suelo o la fachada enérgicamente con el estropajo o el cepillo. Una vez eliminada la mancha, aclararemos con abundante agua.

No se nos olvida recordarte que SANIGEL es un producto muy versátil y también puede aplicarse sobre revestimientos de terracota, así como para cualquier variedad de piedra, como mármol, pizarra, gres, cerámica y mosaico hidráulico, materiales que seguramente también tendrás en tu hogar.

Limpieza y tratamiento hidrofugante para fachadas de piedra natural en exteriores

La piedra natural se ha convertido en uno de los materiales más demandados para fachadas y especialmente para exteriores, pues su acabado elegante y moderno combina a la perfección con otros materiales; madera, vidrio, metal… Además de ser muy resistente, es un gran aislante y protege nuestro hogar, aportando calidez en invierno y frescura en verano.

Aunque también la caracteriza su gran durabilidad, la piedra natural, al igual que cualquier otro material, necesita productos específicos para su cuidado y mantenimiento, pues la utilización de cualquier producto químico habitual como el amoniaco o la lejía puede dañar seriamente nuestra fachada.

Cómo limpiar nuestra fachada de piedra natural

Si accidentalmente hemos manchado nuestra fachada de piedra natural, lo mejor que podemos utilizar para su limpieza es SANIGEL. Para empezar, lo diluiremos en 10 partes de agua y sobre la fachada seca, aplicaremos SANIGEL con la ayuda de una escoba. Lo dejamos actuar 5 minutos y procedemos a frotar enérgicamente con la escoba limpia. Para acabar, aclaramos con abundante agua; nuestra fachada de piedra natural quedará impecable.

Cómo aplicar un tratamiento hidrofugante

Si nuestra fachada de piedra natural se encuentra en el exterior, es más que probable que se produzcan filtraciones de agua y que posteriormente deriven en humedades, moho o verdín; por ello, es imprescindible aplicar un líquido hidrofugante. El objetivo es impermeabilizar nuestra fachada de piedra natural con un tratamiento especialmente diseñado para este material.

HIDROCLAY es el hidrofugante perfecto, ya que además de impermeabilizar, evita cualquier tipo de mancha, no amarillea ni se escama y además permite que la piedra natural transpire.

Su aplicación es muy sencilla; sobre la fachada limpia y seca, agitamos bien el envase y vertemos en un recipiente. Aplicaremos con la ayuda de una brocha ancha de abajo hacia arriba con cuidado de no aplicar en exceso. Si preferimos podemos aplicar con un pulverizador, esta vez con cuidado, para evitar salpicaduras y protegiéndonos con guantes y gafas de protección.

HIDROCLAY seca rápidamente pero es necesario esperar 24 horas para que penetre en profundidad en la piedra natural.

Verás como con los productos MONESTIR tu fachada de piedra natural quedará impecable y absolutamente protegida de las inclemencias del tiempo.