Limpieza de restos de obra

Cómo limpiar los restos de obras eficazmente

Después de la larga espera tras una obra o reforma, deseamos ver cuanto antes los resultados. Pero antes de ello, toca la pesada y complicada tarea de limpiar los restos de obra. Durante las obras no solo se levanta polvo, sino que suelen quedar una gran cantidad de manchas y residuos muy difíciles de quitar.

Al terminar una obra, es necesario limpiar absolutamente toda la zona, incluidos techo y paredes, ya que estarán impregnados de suciedad. Cada superficie tiene sus trucos, y en este caso nos centraremos el limpiar los restos de obra en los suelos. Para evitar estar perdiendo el tiempo y hacer más sencilla la limpieza después de la obra, lo mejor es ir paso por paso.

Antes que nada lo primero es eliminar el polvo. Mucha gente comienza a barrer pensando que con eso será suficiente. Craso error. Una vez hayamos barrido, volveremos a tener esa horrible capa blanca en nuestro suelos, volveremos a barrer por segunda vez y volverá la dichosa capa blanca. Para no volvernos locos con esta tarea interminable, lo mejor es aspirar. Hay que tener en cuenta que la aspiradora necesitará un buen filtro pues absorberá más cantidad de polvo y residuos que de normal.

Aunque hayamos acabado con la mayor parte, seguirán quedando residuos, además de las típicas manchas de restos de cemento, mortero, etc. Para limpiar estos restos de obra necesitaremos un limpiador muy fuerte, pero sin que llegue a agredir el brillo de nuestros suelos. Este limpiador es Sanet.

Se trata de un limpiador quitacementos antisalitre especial para estos casos. Además de eliminar esas manchas tan complicadas de eliminar, nos ayudará a eliminar las eflorescencias y el óxido. Asimismo es perfecto para realizar la limpieza en profundidad de nuestros suelos y acabar con cualquier residuo de polvo definitivamente.

Verás cómo de esta manera ahorraremos mucho tiempo y esfuerzo, y la limpieza de obra será coser y cantar.

Prevenir goteras con impermeabilizante

Cómo prevenir las goteras

El otoño está a la vuelta de la esquina, y con él comienzan las primeras lluvias, y quién dice lluvias dice las tormentas más fuertes de todo el año. La humedad es muy traicionera y nos trae numerosos problemas a nuestro hogares, entre ellos el más desagradable: las goteras. Si queremos prevenir las goteras tendremos que ponernos manos a la obra cuanto antes.

Tipos de productos para prevenir las goteras

Las goteras pueden llegar a afectar seriamente la estructura de nuestra vivienda, así que cuanto antes atajemos el problema mejor. Para prevenir las goteras utilizaremos un producto en base al lugar y al material del techo o la fachada.

Si nuestras fachadas son de ladrillo caravista, monocapa, de hormigón o piedra, son muy vulnerables a las goteras y humedades. Por eso es preciso que utilicemos un producto hidrofugante que penetre en profundidad en la fachada para que repela cualquier rastro de humedad. Hidroclay es justamente ese tipo de producto que te ayudará a prevenir las goteras a la vez que consolida el material de la fachada evitando su desgaste. Además protegerá tus fachadas de las temidas heladas del invierno.

Si nuestro caso es que queremos prevenir las goteras que vienen del techo, como de los suelos de terrazas y áticos, necesitamos un impermeabilizante que proteja tanto la superficie como los sitios difíciles; ya que son las esquinas, las juntas y las grietas, los lugares por donde justamente se filtra el agua y acaba provocando una gotera. El Impermeabilizante para grietas y juntas es perfecto para estos casos, apto para una gran variedad de materiales, desde materiales arcillosos como la terracota hasta materiales delicados como el mármol envejecido, también podemos aplicarlo sobre tejas y cubiertas. Otro aspecto importante del Impermeabilizante para juntas y grietas es que no deja película, con lo cual la superficie sigue siendo antideslizante, sin ningún peligro de resbalones, algo imprescindible en zonas como áticos, terrazas y cubiertas.

Consejos para limpiar suelos de mármol

Consejos para limpiar suelos de mármol

Los suelos de mármol siempre se han asociado al lujo y a la elegancia, y aunque se les suele catalogar como clásicos, en los últimos años han vuelto a estar muy de moda, pues la decoración de interiores está apostando por la belleza innata de este tipo de material.

Aunque se caracteriza por su gran resistencia y durabilidad, los suelos de mármol son vulnerables a las manchas debido a su alta porosidad, por lo que exigen un mantenimiento adecuado. A continuación te recomendamos los pasos a seguir para limpiar suelos de mármol y conseguir que brillen siempre como nuevos.

Rutina para limpiar suelos de mármol sin complicaciones

En primer lugar es necesario limpiar los suelos de mármol frecuentemente. Para que no se convierta en una tarea larga y tediosa y hacerlo todo más rápido y sencillo, aquí van los siguientes consejos:

Con esta rutina limpiar los suelos de mármol se reduce simplemente a seguir dos sencillos pasos. Para comenzar con la limpieza, pasaremos la aspiradora para eliminar el polvo, a fin de hacerlo rápidamente.

A continuación diluiremos medio vaso de Limpiador Abrillantador para Mármol en un cubo de agua y extenderemos con la fregona bien escurrida. El Limpiador Abrillantador para Mármol, hidrata el mármol en profundidad, a la vez que realza su brillo y color, y sobre todo lo más importante, es que protege los suelos de mármol de las temidas manchas. Una vez hayamos aplicado el Limpiador Abrillantador para Mármol no será necesario un aclarado, pero debemos esperar 15 minutos para su secado.

Limpiar los suelos de mármol se vuelve una tarea más cómoda y sencilla si utilizamos Limpiador Abrillantador para Mármol ya que tiene efecto preventivo, pues gracias a su efecto antihuellas y antipolvo, es posible alargar el período entre limpieza y limpieza.

Limpieza de fachadas

Limpieza de fachadas sin complicaciones

A todos nos gusta que las fachadas de nuestra casa, estén relucientes, pues es la primera imagen que ofrece nuestro hogar. Una fachada descuidada y manchada ofrece una imagen desagradable y desastrosa que es necesario evitar. Sin embargo, nuestras fachadas son vulnerables a distintos tipos de agresiones externas.

Con el transcurso del tiempo, es inevitable que las fachadas de nuestra casa sucumban a las inclemencias meteorológicas. Manchas de humedad, salitre, moho y verdín son manchas que se producen en todos los hogares. Este tipo de manchas no se pueden quitar con cualquier producto y es necesario eliminarlas cuanto antes para detener su expansión. De la misma manera, nuestras fachadas son vulnerables a cualquier tipo de mancha doméstica que podamos haber producido por accidente.

Para realizar una limpieza de fachadas eficaz y a la vez rápida y sencilla, debemos tener en cuenta dos cosas: la primera, el material de nuestra fachada, y en segundo lugar, el tipo de manchas a eliminar.

Limpieza de fachadas manchadas con salitre

Las manchas de salitre son muy difíciles de quitar, pero si utilizamos el producto adecuado enseguida desaparecen. Para acabar con ellas rápidamente y sin esfuerzo, lo mejor es utilizar Sanet, solo tenemos que dejarlo actuar unos segundos y podremos sacar las manchas de salitre con facilidad.

Limpieza de fachadas con manchas domésticas

Para manchas domésticas y con base de aceite, es necesario utilizar un producto desengrasante adecuado para fachadas, como Sanigel que respeta el material de la fachada mientras elimina por completo este tipo de las manchas.

Limpieza de fachadas manchadas de moho y verdín

Este tipo de manchas, son las más comunes en las fachadas y también de las más “peligrosas” para el hogar, ya que llegan a afectar a la estructura interna de la fachada. Para eliminarlas sin problemas es necesario usar Limpiador de pavimentos que además de limpiar tiene efecto preventivo, evitando así que la fachada vuelva a absorber humedad.

Productos impermeabilizantes, mejor prevenir que curar

Productos impermeabilizantes, mejor prevenir que curar

Productos impermeabilizantes para prevenir las humedades.

Las personas que viven en un ambiente de elevada humedad, conocen bien los diversos problemas que ésta causa en sus hogares. Incluso aunque normalmente no percibamos gran humedad en nuestro ambiente, hay temporadas que ésta aumenta y nos damos cuenta cuando ya es demasiado tarde. Manchas de humedad, salitre, moho…Una vez aparecen, se van expandiendo si no ponemos remedio enseguida.

Las manchas causadas por la humedad no solo afectan estéticamente y superficialmente a nuestras paredes y suelos, sino que dañan sus materiales a nivel interno. Además, afecta al mobiliario y más importante aún, a nuestra salud. Agrava las enfermedades reumáticas y las enfermedades respiratorias como el asma y la bronquitis, y aumenta la posibilidad de contraer alergias, ya que el exceso de humedad propicia el aumento de ácaros del polvo.

En muchas ocasiones, las humedades aparecen en lugares insospechados y que no están a la vista, como detrás de mobiliario pesado (armarios, sofás…), y cuando nos damos cuenta, la humedad ya se ha extendido lo suficiente para dañar la pared a nivel interno y además ha podrido nuestro mobiliario. Por eso, en cuestión de humedades, es mejor prevenir que curar. Nos ahorraremos dolores de cabeza, tiempo y dinero. Para tratar las paredes y suelos de nuestro hogar, lo mejor es utilizar productos impermeabilizantes.

Los productos impermeabilizantes, protegen las paredes y suelos de futuras humedades y filtraciones de agua. Si necesitamos un producto impermeabilizante de uso doméstico, es recomendable que podamos utilizarlo, tanto en interiores como exteriores.

Para utilizar un producto impermeabilizante, lo primero que debemos tener en cuenta es el material sobre el cual lo vamos a aplicar. En Monestir podrás elegir el producto impermeabilizante que mejor se adapte a tus necesidades. Si tus suelos y fachadas son de materiales altamente porosos, como por ejemplo el hormigón, te recomendamos el producto Impermeabilizante superficies porosas. Pero si tu caso es que necesitas proteger áticos o cubiertas, vulnerables a las temidas goteras, te aconsejamos el producto Impermeabilizante para grietas y juntas.

Con los productos impermeabilizantes de Monestir tu hogar estará siempre protegido de las temidas humedades.