Manchas de humedad

Líbrate este otoño de las manchas de humedades

Llega el otoño y con él las lluvias más fuertes del año y por ende las temidas manchas de humedades. No solo nos las encontramos en exteriores sino también en interiores, y lo peor,
pueden aparecer en cualquier lugar, tanto en el techo, como alrededor de las ventanas, a través de grietas…

Generalmente no se suele actuar hasta que nos damos cuenta de que tenemos manchas de humedades en casa, cuando ya el problema se ha extendido y es más difícil y laborioso de solucionar.
Y si ya te ha ocurrido con anterioridad a causa de las lluvias, es muy posible que vuelvan las manchas de humedad si no pones remedio cuánto antes.

Para estos casos, la mejor solución es aplicar un tratamiento preventivo. Hidroclay es un hidrofugante transpirable que protege nuestras fachadas exteriores y paredes interiores de las inclemencias del tiempo.
No solo de las humedades causadas por las precipitaciones sino también de las heladas que acaban desgastando y dañando la superficie de las fachadas.

Este tipo de tratamiento es muy eficaz contra todo tipo de manchas de humedad, como las eflorescencias, el moho y el verdín. Hidroclay actúa en profundidad consolidando
los materiales de las fachadas y paredes evitando su desgaste y envejecimiento prematuro. A diferencia de otros tratamientos no amarillea, ni altera el color y el brillo de nuestras fachadas.

Este tratamiento está indicado especialmente para fachadas y paredes de piedra, pizarra, cara vista y monocapa, así como también para tejados y cubiertas de teja.
Para aplicar Hidroclay solo debemos tener en cuenta que la pared o fachada esté limpia y seca, y extender con la ayuda de un rodillo o una brocha ancha,
también podemos utilizar un pulverizador aunque con cuidado de no manchar ninguna zona como por ejemplo los marcos de ventanas.

Tan sencillo cómo rápido, con Hidroclay podemos estar seguros de que no volverán a aparecer las desagradables manchas de humedad.

Barnizar piedra natural

¿Se puede aplicar barniz en la piedra natural?

El barniz es un protector con base de resina que se suele aplicar a la madera. Sin embargo en la actualidad existen muchos tipos de barnices protectores y hoy vamos a hablar de barniz para piedra natural. Cómo es evidente, estamos hablando de materiales muy distintos entre sí, por lo que la composición de un barniz para madera no será para nada la misma que la de un barniz para piedra natural.
La piedra natural es un material de gran porosidad, lo que la hace vulnerable a las manchas y en especial a la humedad. Por eso, es imprescindible que apliquemos un tratamiento o barniz protector a nuestros suelos y fachadas de piedra natural.

Sin embargo no podemos aplicar cualquier barniz, ya que los barnices tradicionales no dejar transpirar la superficie, lo que a la larga acaba perjudica a la piedra natural, ya que se blanquea y acaba pelándose. Por suerte contamos con un barniz especial para piedra natural, Bellatrix. Se trata de una resina transpirable que penetra en profundidad, impermeabilizando la piedra natural. De esta manera actúa como escudo ante la humedad, evitando la aparición de salitre, musgo y verdín. Y no solo eso, sino que también protege las superficies de las manchas domésticas. Además de todo ello, el tratamiento protector con Bellatrix consolida la piedra natural, previniendo su desgaste.

Podemos elegir entre dos variedades: Bellatrix Natural y Bellatrix Efecto Mojado. Si queremos un acabado totalmente transparente optaremos por Bellatrix Natural, pero si buscamos intensificar el tono de la superficie elegiremos Bellatrix Efecto Mojado para un acabado satinado.

Tanto Bellatrix Natural como Bellatrix Efecto Mojado se aplican muy fácilmente con una brocha gruesa sobre la superficie deseada. Con la ayuda de este tratamiento protector las limpiezas y el mantenimiento habitual serán muchos más sencillos.

Cómo limpiar suelos de pizarra negra, fácil y rápido

Cómo limpiar suelos de pizarra negra, fácil y rápido

Si tienes suelos de pizarra negra, seguramente conocerás sus grandes virtudes: resistentes, de gran dureza, antideslizantes e impermeables. Aunque son de gran calidad, tienen su talón de aquiles, la porosidad. Esta desventaja es lo que los hace vulnerables a las manchas. Por eso, cuando se produce una mancha doméstica es difícil de eliminar.

Pero las manchas más comunes y que dan más dolores de cabeza a los propietarios de suelos de pizarra negra son si duda las manchas de cal. Este tipo de manchas dan a los suelos de pizarra negra un aspecto blanquecino muy antiestético, cuando la idea es que sea un suelo de color negro brillante.

Para limpiar los suelos de pizarra negra necesitas un potente limpiador antisalitre que acabe con esas feas manchas de cal. Para ello debes limpiar los suelos de pizarra negra con 1 parte de Sanet en 5 de agua y extender la mezcla con una fregona. A continuación debes frotar con la ayuda de un estropajo o cepillo sobre las manchas. Gracias a Sanet, las manchas saldrán con facilidad; al terminar debes aclarar abundantemente con agua y retirar cualquier resto que pueda quedar con la fregona.

Para evitar futuras manchas y que tus suelos de pizarra negra luzcan como nuevos, debes ser cuidadoso con su mantenimiento, así que para limpiar los suelos de pizarra negra habitualmente, es muy recomendable que utilices Cerabric. Cerabric es un limpiador abrillantador hidratante que cuida de tus suelos de pizarra negra a la vez que los abrillanta. Simplemente tienes que usarlo una vez por semana diluyendo un vasito de Cerabric en un cubo de agua y extender con una fregona. De esta manera, al limpiar de tus suelos de pizarra negra, estarás cuidándolos y evitando las futuras manchas, a la vez que lucirán en todo su esplendor.