Limpiar baldosas viejas de suelos de mosaico hidráulico

Limpiar baldosas viejas de suelos de mosaico hidráulico

Si necesitas recuperar el brillo y el color de tus suelos de mosaico hidráulico, necesitas saber cómo limpiar baldosas viejas de mosaico hidráulico.

Para limpiar baldosas viejas de mosaico hidráulico necesitas una limpieza profunda, capaz de eliminar manchas y tratamientos antiguos sin dañar su color y brillo. Dependiendo del tipo de suciedad necesitarás un tratamiento diferente.

Limpiar baldosas viejas. Manchas domésticas y tratamientos antiguos.

Para ello necesitas un producto especializado en este tipo de material como Desengrasante Quitamanchas Decapante para mosaico hidráulico de Monestir.

Este potente producto es capaz de limpiar baldosas viejas en profundidad, eliminando cualquier tipo de mancha doméstica o suciedad incrustada, así como cualquier tratamiento anterior que haya opacado o amarilleado el suelo.

Para comenzar a limpiar las baldosas viejas de mosaico hidráulico solo necesitas diluir una parte de Desengrasante Quitamanchas Decapante en 5 de agua y extenderlo con una fregona. Después de unos minutos se procede a frotar con estropajo o máquina rotativa. Tras la limpieza de baldosas viejas, aclaramos con la fregona toda la superficie para eliminar cualquier resto.

Limpiar baldosas viejas. Eflorescencias.

Si en tu caso, tus suelos de mosaico hidráulico presentan manchas de eflorescencias, para limpiar las baldosas viejas necesitarás un producto específico para este fin como Limpiador restos de obra para Mosaico hidráulico.

Este producto acaba con este tipo de manchas tan molestas que opacan los suelos de mosaico hidráulico restándoles toda su belleza y brillo. Para limpiar baldosas viejas el procedimiento es similar al anterior. Diluiremos una parte de Limpiador restos de obra para mosaico hidráulico en cinco de agua y extenderemos la mezcla con una fregona. Sin esperar, procederemos a frotar con estropajo o cepillo para limpiar las baldosas viejas y aclaramos con abundante agua.

conservar suelo mosaico hidráulico

Cómo conservar suelo de mosaico hidráulico

El suelo de mosaico hidráulico destaca por sus llamativos y originales colores y decoraciones, así que si quieres mantenerlo tan bonito como el primer día, necesitas saber cómo conservar suelo de mosaico hidráulico.

1. Protector para conservar suelo de mosaico

Los principales enemigos de las baldosas de suelo de mosaico hidráulico son las inclemencias atmosféricas y cualquier tipo de mancha. Así que para conservar suelo de mosaico necesitarás impermeabilizar las baldosas. De esta manera, saturas los poros de cada baldosa, impidiendo que llegue a penetrar la humedad o cualquier mancha.

Para ello, te recomendamos utilizar un protector antimanchas, especial para suelos de mosaico hidráulico. En Monestir encontrarás dos variedades de protector antimanchas, con efecto mate, para conservar tus suelos de mosaico con un acabado natural o con efecto mojado, si prefieres conservar tus suelos de mosaico dándoles un efecto satinado.

Los protectores antimanchas de Monestir, no solo conservar tu suelos de mosaico hidráulico sino que también actúan como endurecedor evitando su envejecimiento prematuro. Asimismo no tendrás que preocuparte a largo plazo, pues no amarillean ni opacan los bonitos colores de las baldosas de mosaico. Además te facilitará las limpiezas habituales de tus suelos de mosaico.

2. Cera líquida ecológica para conservar suelo de mosaico

Para conservar suelo de mosaico con una capa extra de protección y brillo, recomendamos utilizar la Cera líquida ecológica de Monestir. De esta manera, el suelo de mosaico hidráulico queda protegido del desgaste del tránsito y también de marcas de rallado y huellas. La Cera líquida ecológica es perfecta para darle un aspecto brillante y elegante a los suelos de mosaico hidráulico, especialmente si son antiguos y no sabemos cómo recuperar su lustroso brillo de antaño.

Otro aspecto importante para conservar suelo de mosaico es una limpieza adecuada. Si quieres saber más trucos para conservar suelo de mosaico, estate atento a los próximos posts.

Cómo quitar la cola de los azulejos

Eliminar restos de cola (Mosaico hidráulico y Nolla)

Por fin tienes el suelo de mosaico hidráulico o Nolla que tanto deseabas, pero ahora quedan en los azulejos los horribles restos de cola imposibles de limpiar. Así que si quieres saber cómo quitar la cola de los azulejos en suelos de mosaico hidráulico y Nolla, este es tu post.

Una vez acabada la obra, esperamos con ilusión ver los resultados tras la larga espera. Por eso, no tardamos en realizar la limpieza, pero nada más comenzar nos damos cuenta de que las dichosas manchas de cola no desaparecen por mucho que las frotemos con nuestros limpiadores habituales.

Aunque parezca imposible, lo cierto es que puedes quitar la cola de suelos de los azulejos prácticamente sin esfuerzo. Para ello, el secreto es utilizar el Limpiador Restos de Obra para Mosaico Hidráulico de Monestir.

El nuevo Limpiador Restos de Obra para Mosaico Hidráulico es capaz de quitar la cola de los azulejos, así como cualquier tipo de suciedad impregnada tras la obra. Además podrás utilizarlo en cualquier momento para eliminar manchas de salitres, cal y eflorescencias en los azulejos de mosaico hidráulico y Nolla, para que luzcan siempre con su bonito color original.

Quitar la cola de los azulejos con el Limpiador Restos de Obra para Mosaico Hidráulico es un proceso muy rápido y sencillo. Para ello, solo hay que diluir una parte de Limpiador Restos de obra con entre 3 y 5 partes de agua. Extendemos la mezcla con una fregona y frotamos con la ayuda de un estropajo sobre los restos de cola. Una vez eliminados, aclaramos con abundante agua toda la superficie, y ¡voilà! Nuestros azulejos de Mosaico Hidráulico y Nolla quedarán impecables.

Si quieres saber más sobre cómo cuidar y conservar los azulejos de tus suelos de Mosaico Hidráulico y Nolla, no te pierdas los siguientes posts…