Cómo limpiar de forma rápida tras una obra

Limpiar de forma rápida tras una obra es posible si sabes cómo. Si has realizado una obra o reforma y no sabes muy bien como realizar la limpieza, o si ya la estás realizando y se te está volviendo una tarea pesada e interminable, este post te interesa.

Al terminar una obra o reforma tenemos muchas ganas de ver la zona nueva totalmente limpia, así que enseguida comenzamos a limpiar de forma rápida. Sin embargo, la tarea que prometía ser fácil, se convierte en un incordio, ya que tras repetir la limpieza varias veces, vemos que la suciedad y los residuos continúan ahí.

Esto ocurre porque los productos de limpieza habituales no son útiles para este tipo de residuos. Por eso necesitaremos un producto especializado. Así que si quieres limpiar de forma rápida tras la obra, necesitarás Sanet.

Sanet es un producto destinado a eliminar residuos propios de las obras, como los típicos restos de cemento y mortero, así como manchas de óxido. Además, es capaz de limpiar de forma rápida las eflorescencias salinas y la suciedad incrustada propia de la contaminación.

Este limpiador de restos de obras es perfecto para suelos de gres rústico y porcelánico, terracota, pizarra, piedras no pulidas, cerámica esmaltada y mármol envejecido. Para limpiar de forma rápida tras la obra, solo necesitarás Sanet, una fregona, un estropajo o cepillo de raíces y un par de guantes de goma. Recuerda utilizar ropa que no te importe manchar.

Los suelos deben estar barridos y secos antes de la aplicación. Disuelve una parte de Sanet en cinco de agua y aplica esta mezcla con una fregona. Deja actuar unos segundos y procede a frotar suavemente con el estropajo o cepillo. A continuación aclara con abundante agua y retira los restos con la fregona. Tus suelos quedarán totalmente impecables.

Los comentarios de esta entrada están cerrados