Resina para hormigon impreso monestir

Los pavimentos de hormigón impreso han aumentado su popularidad en los últimos años en patios, jardines y casas rurales. Permiten un acabado de formas y colores diversos, imitando la apariencia de la roca, pizarra, etc., adaptándose a cualquier entorno y además, ofrecen una gran durabilidad.

Aunque el hormigón impreso es indudablemente un material muy duradero, el paso del tiempo y el tránsito pueden provocar que paulatinamente, la figura del molde y el color se estropeen. Resulta pues recomendable, seguir un mantenimiento a lo largo del tiempo tratando el pavimento con resina para hormigón impreso para evitar el desgaste y envejecimiento prematuro. Mejorando además la protección del suelo frente a manchas domésticas, realzando la coloración natural del pavimento, evitando la aparición de eflorescencias salinas y manchas de humedad e hidratando el pavimento y suavizando su tacto.

La RESINA PARA HORMIGÓN IMPRESO MONESTIR, transparente y coloreable fácilmente con tinte universal , cuenta con un gran rendimiento (hasta 12m² por litro empleado) y está formulada en base agua. Seca rápidamente y no transmite olores.

La RESINA PARA HORMIGÓN IMPRESO de MONESTIR se utiliza sin diluir previamente con una temperatura de entre 5 y 35ºC. Antes de proceder a la aplicación, es necesario asegurarse de que la superficie a tratar con resina se encuentra completamente seca y perfectamente barrida. La aplicación es muy cómoda, como el resto de productos MONESITR, basta con agitar la resina enérgicamente y aplicar directamente sobre el hormigón impreso una mano uniforme bien estirada evitando dejar charcos; con una brocha ancha, rodillo o mochila de pulverizar según preferencia. En caso de que desees un mayor brillo y protección, puedes aplicar una nueva capa, pasadas 4 horas como mínimo desde la primera aplicación. La RESINA PARA HORMIGÓN IMPRESO seca al tacto al cabo de 1 hora, pero endurece totalmente pasadas las 24 horas. Si por error aplicas el producto en exceso, pueden aparecer zonas blanquecinas. En ese caso, decapar con SANIGEL de MONESTIR.

Al igual que sucede con otros productos, conviene realizar en primer lugar, una prueba previa en una pequeña parte del suelo a tratar, para asegurarse de que este reúne las condiciones de porosidad y secado necesarias para realizar el tratamiento con éxito. Para renovar el brillo y la protección en zonas deterioradas es aconsejable realizar una limpieza en profundidad con SANET, dejar secar completamente y aplicar una nueva mano de la RESINA PARA HORMIGÓN IMPRESO.

Los comentarios de esta entrada están cerrados