Cómo restaurar baldosa hidráulica en suelos envejecidos y sucios

Si tus suelos hidráulicos están opacos, envejecidos y sucios, y a pesar de las limpiezas continuadas siguen igual, sin duda debes restaurar la baldosa hidráulica.

Restaura la baldosa hidráulica paso a paso

Sin realizar grandes gastos puedes restaurar baldosas hidráulicas tú mismo y con resultados profesionales. Para ello sigue los pasos que te indicamos a continuación.

Restaura baldosas hidráulicas. Paso 1 Limpieza profunda

Una limpieza en profundidad es el primer paso para restaurar baldosas hidráulicas. Diluye una parte de Sanigel en cinco de agua y extiende con una fregona. Deja actuar unos minutos y frota suavemente con un estropajo. Para finalizar la limpieza aclara con abundante agua. En caso de que quede algún resto de suciedad, podemos repetir el mismo procedimiento.

Restaura baldosas hidráulicas. Paso 2 Protección

Pasadas 24 horas tras la limpieza, es el momento de aplicar un tratamiento protector para restaurar las baldosas hidráulicas. Con una brocha ancha o rodillo aplicaremos Bellatrix. Además podemos elegir entre dos acabados: natural o efecto mojado. De esta manera, evitaremos que nuestras baldosas hidráulicas vuelvan al estado anterior.

Restaura baldosas hidráulicas. Paso 3 Encerado

Para finalizar la restauración de las baldosas hidráulicas es recomendable aplicar un encerado. La mejor opción es utilizar una cera ecológica que aporte brillo y protección a los suelos hidráulicos. Cera noble liquida de Monestir es perfecta para estos casos, pues recupera el brillo y el color de las baldosas hidraúlicas desgastadas. Para aplicarla simplemente necesitas una paletina ancha.

Restaura baldosas hidráulicas. Paso 4 Mantenimiento

Una vez restaurados los suelos hidráulicos, brillarán en todo su esplendor. Para mantener este bonito efecto permanentemente simplemente debes añadir un limpiador abrillantador como Cerabric en tus limpiezas habituales. De esta manera nutrirás en profundidad las baldosas hidráulicas y se mantendrán impecables y brillantes para siempre.

Los comentarios de esta entrada están cerrados