monestir-psds-Recovered

Cómo tratar suelo de barro exterior

Llega el buen tiempo y con él, las ganas de disfrutar de nuestras terrazas y jardines. Por ello, es importante que pongamos a punto nuestros suelos de exterior. Así que si quieres saber cómo tratar suelo de barro, a continuación te explicamos cómo hacerlo de manera sencilla y rápida, y lo mejor de todo, con un acabado profesional.

Tratar suelo de barro en dos sencillos pasos

Tratar suelos de barro no solo consiste en darles una capa de protección, sino también en darles un mantenimiento de manera periódica para que permanezcan siempre perfectos. Este segundo paso no tiene porque ser engorroso, si tratamos los suelos de barro con los productos destinados para ellos, el tratamiento por completo será sencillo y rápido.

Tratar suelo de barro. Paso 1. Protección

Los suelos de exterior son vulnerables a los vaivenes del clima. Por ello necesitan una capa eficaz de protección. Para tratar suelos de barro exterior, es recomendable aplicar un protector hidrofugante y transpirable. De esta manera, el pavimento no se resentirá con la humedad del clima, no sufrirá daños internos y evitará la proliferación de moho, a la vez que podrá transpirar internamente. Un tratamiento de estas características es Mitrol, es sencillo de aplicar y además lo encontrarás en su otra versión con efecto brillante, Mitrol Wet.

Tratar suelo de barro. Paso 2. Mantenimiento

Para mantener la protección y el color y brillo de los suelos, es importante no olvidar el mantenimiento si queremos tratar los suelos de barro correctamente. Para hacerlo sin complicaciones, existen tratamientos que son también limpiadores. Es el caso de Cerabric, este protector hidratante es perfecto para tratar los suelos de barro. Asimismo es un eficaz limpiador que renueva el brillo de los suelos, además de protegerlos. Conviértelo en tu limpiador habitual y mantendrás tus suelos de barro como nuevos.

Cómo limpiar manchas difíciles del suelo

Cómo limpiar manchas difíciles del suelo

Generalmente nuestros suelos se manchan de restos de comida o bebidas, un tipo de manchas que solemos limpiar enseguida y con gran facilidad. No obstante, en ocasiones nos enfrentamos a manchas muy incrustadas que son difíciles de limpiar. Entre las más complicadas, están las manchas de pintura. Es habitual que protejamos nuestros suelos cuando vamos a pintar las paredes de una habitación, pero a veces es inevitable que caiga pintura al suelo y nos demos cuenta mucho tiempo después, cuando la mancha ya se ha secado y es muy difícil de limpiar.

Asimismo, otro tipo de manchas difíciles de limpiar, son las manchas de aceite que se dan dentro del garaje. A veces, nuestro coche o moto pierden aceite del motor y manchan el suelo de nuestro garaje, pero no solo eso, sino que aunque sea una mancha muy pequeña, si la pisamos sin querer y luego entramos a casa, ya habremos manchado inevitablemente nuestro suelo interior.

Para no dañar nuestros suelos con dichas manchas o posteriormente dañarlo durante la limpieza con productos agresivos; te recomendamos un producto que respete tus suelos y que sea de sencilla y rápida aplicación para no estar perdiendo el tiempo.

Este producto es Sanigel, un potente limpiador desengrasante de manchas domésticas. No emite vapores, así que puedes utilizarlo tanto en tus suelos de exterior como de interior. Para limpiar las manchas de tu suelos, debes diluir Sanigel en un cubo de agua y extenderlo con una fregona sobre las manchas. Solo tendrás que esperar 5 minutos para que Sanigel actúe y disuelva las manchas. A continuación hay que frotar suavemente con un estropajo y aclarar abundantemente con agua. Para finalizar, eliminaremos cualquier residuo con la fregona.

Recuerda que puedes utilizar Sanigel sobre una gran variedad de suelos: pizarra, piedra, hormigón, mosaico hidráulico, barro, cerámica esmaltada, mármol envejecido y gres rústico.

Suelos de barro tratados con aceite de linaza, cómo decaparlos y limpiarlos

Aunque desde siempre se ha utilizado el aceite de linaza para tratar los suelos de barro rojo, cada vez más está en desuso, pues al final acaba dejando un resultado pegajoso, amarillento y además forma capas que se pelan creando un efecto horrible.

En la actualidad siempre se recomienda utilizar un quitamanchas específico que proteja los suelos de barro cocido de cualquier tipo de mancha y que no vaya creando capas.

Si anteriormente has usado el aceite de linaza para tu suelo de barro y necesitas restaurarlo en MONESTIR encontrarás los mejores tratamientos.

Cómo quitar el aceite de linaza de tus suelos de barro rojo

Para deshacernos del aceite de linaza utilizaremos nuestro quitamanchas decapante y desengrasante SANIGEL. Lo diluimos con 3 partes de agua y aplicamos con fregona o escoba según preferencia. Lo dejaremos actuar durante 1 hora para que deshaga las capas de aceite de linaza. A continuación, nos pondremos los guantes y frotaremos las baldosas de barro cocido con un estropajo verde; después aclararemos con abundante agua.

Para evitar que posteriormente salgan eflorescencias, haremos un lavado rápido con SANET. Diluiremos 1 parte en 20 de agua, lo extendemos con una fregona y frotaremos con un estropajo o cepillo; si lo preferimos, también podemos utilizar una máquina rotativa. Para acabar daremos un aclarado con abundante agua.
Una vez realizada la limpieza, esperaremos 1 semana para comenzar con los tratamientos para suelo de barro cocido.

Tratamiento y restauración de suelos de barro rústico

Lo primero que haremos será elegir un tratamiento base para nuestros suelos de barro rojo; si queremos un efecto mojado utilizaremos REMEMBER, pero si lo que queremos es un acabado natural usaremos COTTOBELLO.

Sobre las baldosas de barro aplicaremos el producto elegido con la ayuda de una brocha. Dejaremos actuar durante 24 horas para que penetre bien y reduzca la porosidad del barro rústico.

Para finalizar la restauración de nuestros suelos de barro, aplicaremos un producto de terminación que proteja y realce el tono de nuestras baldosas rojas. Tenemos varias opciones; si queremos darle un acabado con brillo elegiremos LUCER, si por el contrario buscamos un acabado mate optaremos por
LUCER MATE y si queremos un efecto envejecido en tono cuero elegiremos LUCER CUERO.

Para aplicar el producto elegido, utilizaremos una brocha ancha y lo haremos de forma uniforme y continua sobre cada baldosa de barro. Para mayor protección podemos aplicar una segunda capa 24 horas después.

Verás como después de una limpieza adecuada y un tratamiento profesional, tus suelos de barro rústico quedarán protegidos y tan bonitos como el primer día.

Terrazas de barro cocido, rústico o terracota

Los suelos de barro cocido, también llamado rústico, barro rojo o terracota son muy típicos en los países mediterráneos. Utilizado especialmente para terrazas, este tipo de revestimiento aporta un estilo cálido, rústico y artesanal.

El barro cocido o rojo, es un material que se caracteriza por su resistencia y durabilidad, sin embargo es un material poroso. Esto significa que es vulnerable a las manchas, ya que las absorbe con facilidad, así como las humedades, por lo que deberemos evitar la proliferación de musgo y verdín.

Por ello, es necesario un mantenimiento específico cada cierto tiempo. Si estás pensando en cambiar tu terraza, presta atención a nuestros consejos.

El primer tratamiento para tu terraza de barro rústico

Durante el proceso de colocación y rejuntado de baldosas de barro cocido, ya debemos comenzar con el tratamiento. Para ello, utilizaremos PROTECER, un protector específico para suelos de barro rústico que impide la absorción del cemento del rejuntado, así como la aparición de moho y salitre.

Su aplicación es muy sencilla, antes que nada debemos agitar el envase de PROTECER y verter en otro recipiente; a continuación aplicaremos en cada baldosa roja con la ayuda de una brocha ancha o pulverizador.

En el caso de que nuestra terraza se encuentre en un jardín o cerca de una piscina, es recomendable sumergir cada baldosa de barro en PROTECER durante unos segundos y colocarlas con cemento cola.

Cómo limpiar nuestra terraza de barro rústico

Para limpiar adecuadamente los suelos de barro cocido, utilizaremos un producto concreto para cada tipo de manchas.

Después de una obra, o si tenemos manchas de cemento o salitre, te aconsejamos SANET. Pero si se trata de manchas domésticas, te recomendamos SANIGEL. Ambos productos se aplican fácilmente y de la misma forma:

sobre las baldosas rojas bien secas, diluimos el producto y aplicamos con una fregona, dejamos actuar unos minutos y procedemos a frotar con estropajo, cepillo o máquina rotativa. Para acabar, aclararemos con fregona, esponja o aspirador de líquidos.

Cómo has podido ver, es muy fácil limpiar nuestra terraza de barro rústico si contamos con los productos adecuados para cada caso, verás como tus suelos exteriores estarán siempre en perfecto estado.

como-limpiar-las-manchas-de-moho-o-verdin-en-terrazas

Cómo limpiar manchas de moho o verdín en terrazas

Aunque oficialmente el invierno todavía no ha empezado, el frio, las lluvias y la consiguiente humedad ya se están haciendo notar. Como tal vez hayas comprobado en alguna ocasión, la humedad puede llegar tener efectos desastrosos sobre nuestras terrazas y/o balcones de barro cocido y piedra mediante la aparición de moho. La humedad excesiva queda almacenada en las cavidades de las baldosas y con ello se crea el moho. Este moho, verdín o musgo además de resultar antiestético, es antihigiénico e incluso peligroso, ya que convierte el suelo de nuestra terraza en una superficie extremadamente resbaladiza.

Pero aquí no termina el problema; una vez el moho empiece a crecer, se extenderá a otras zonas. Tal vez en un principio no pienses en limpiar las manchas moho en la terraza, pero el moho y verdín seguirán creciendo si no haces nada por eliminarlo. Para evitar esto debes limpiar el moho de tu terraza tan pronto como lo notes. Afortunadamente, en MONESTIR hemos desarrollado productos para limpiar manchas de moho en terrazas.

Limpiar manchas de moho en terrazas previamente tratadas

Si el suelo de tu terraza manchado de moho ha sido tratado previamente, las manchas de moho y verdín son superficiales, por lo que bastará con un lavado con una parte de SANET y 5 partes de agua. Aplicaremos la disolución de SANET y seguidamente procederemos a frotar con un cepillo de raíces o estropajo verde para terminar con un aclarado con agua. De este modo conseguirás limpiar las manchas de moho del suelo de tu terraza sin apenas esfuerzo.

Limpiar manchas de moho en terrazas sin tratar

Si por el contrario el suelo de nuestra terraza no ha sido bien tratado previamente, las manchas de moho  o verdín estarán más agarradas. En estos casos emplearemos el LIMPIADOR DE PAVIMENTOS EXTERIORES de MONESTIR. Aplicaremos el producto en la parte afectada de la terraza manchada de moho o verdín con una fregona previa disolución  del producto con 3 partes de agua. Pasados 30 minutos frotaremos con un cepillo de raíces (no es necesario aplicar mucha fuerza) y finalmente procederemos al aclarado a conciencia mediante manguera o agua a presión.

El LIMPIADOR DE PAVIMENTOS EXTERIORES  de MONESTIR se puede utilizar para limpiar el moho en suelos de terraza de barro cocido, piedra, y terracota o en suelos de derivados del cemento como piedra artificial y conglomerados de piedra y para pavimentos de hormigón impreso y para todo tipo de suelos en general.

De esta manera conseguiremos eliminar estas molestas manchas de moho del suelo de nuestra terraza y al mismo tiempo, gracias carácter preventivo del producto, evitaremos nuevas apariciones de moho, verdín o musgo.

Limpia-moho Monestir

Adicionalmente, en nuestra gama hogar puedes encontrar el LIMPIA MOHO de MONESTIR. Este producto Limpia y blanquea rápidamente todo tipo de manchas verdes o ennegrecidas producidas por la humedad en las paredes, suelos, baldosas o juntas de los azulejos en baños y duchas. Se puede aplicar sobre todo tipo de revestimientos y paredes pintadas de fachadas, baños, cocinas, piscinas y saunas, así como en suelos, baldosas y maderas exteriores y, en general, todo tipo de superficies lavables, excepto telas, acero inoxidable y metales.

Para utilizar el LIMPIA MOHO Pulveriza el producto desde una distancia de 5-10 cm sobre la superficie afectada y déjalo actuar por al menos 15-20 minutos. Para eliminar perfectamente las manchas es conveniente frotar con una esponja, bayeta o cepillo. En superficies muy sucias se puede repetir la operación al cabo de 15 min. Aclara finalmente con agua para eliminar los residuos del producto.

Nuevo vídeo! Cómo decapar y tratar un suelo de barro cocido fácilmente.

En este vídeo vemos todo el proceso manual de decapado de aceites de linaza en un suelo de terracota o barro cocido.

Los aceites de linaza con el tiempo pueden amarillear o crear capas que se van pelando del suelo creando un efecto horrible. La suerte, es que los suelos de barro cocido, por su estructura, son para toda la vida… si queremos vamos! Porque ahora podemos recuperar y restaurar cualquier suelo de barro fácilmente gracias a los métodos de tratamiento de MONESTIR.

Para comenzar con la limpieza, debemos aplicar una parte de SANIGEL con 2 partes de agua (mejor si está caliente) sobre el suelo y dejarlo actuar hasta que deshaga todo el aceite. En ese momento, cuando vemos que el suelo tiene en la superficie como una pasta amarillenta, pasamos a frotarlo bien con un estropajo verde. Debemos utilizar guantes ya que SANIGEL es un desengrasante fuerte y hay que utilizarlo con cuidado.

Después de haber decapado todo el suelo y haber hecho un buen aclarado, es conveniente hacer un nuevo lavado con una parte de SANET con 20 partes de agua, es decir, un chorrito de SANET en un cubo de agua para de esta manera, neutralizar el suelo y evitar que salgan manchas de salitres y eflorescencias durante el secado. Dejamos secar el suelo al menos una semana y entonces pasamos a aplicar el tratamiento del suelo para renovar el aspecto y dejarlo completamente protegido.

Para ello, aplicaremos primero una mano uniforme y generosa del tratamiento base que puede ser COTTOBELLO si queremos dejar un acabado natural o REMEMBER si queremos tratar el suelo con efecto mojado. En ambos casos, saturamos la porosidad del pavimento de barro cocido permitiendo que las piezas transpiren. Esto es fundamental. Dejamos secar al menos 24 horas y entonces aplicamos el producto de terminación que es LUCER para dejar el suelo perfectamente protegido contra todo tipo de uso y de manchas. Para ello emplearemos LUCER si queremos un acabado con brillo, LUCER MATE si queremos un acabado mate satinado o LUCER CUERO si queremos un efecto envejecido en tono cuero.

Ya tenemos nuestro suelo de barro como nuevo otra vez y si somos constantes con el mantenimiento utilizando CERABRIC de vez en cuando, no tendremos que volver a repetir el tratamiento nunca más.

Gracias por vernos y si quieres más información, puedes solicitárnosla en la web www.monestir.com