Vacaciones de verano, cómo limpiar todo en menos de una hora

Llegan las vacaciones de verano y las ganas de disfrutar del tiempo libre, y lo último que nos apetece es pasar horas limpiando. Sin embargo, la limpieza es imprescindible y todavía más, si llegamos el primer día a la casa de campo o al apartamento de la playa donde pasaremos las vacaciones de verano.

Para no perder más tiempo del necesario, te damos algunas recomendaciones para que puedas realizar la limpieza en un tiempo récord. En esta ocasión, queremos centrarnos en las zonas de la casa más utilizadas o transitadas durante las vacaciones de verano, es decir, el baño, los suelos y los exteriores.

El baño

Debido al calor, durante las vacaciones de verano utilizamos los baños con más frecuencia. Por eso, uno de los problemas más habituales son los atascos y la acumulación de cal. Para solucionar los atascos, simplemente debes verter Desatascador líquido de Monestir, esperar 30 minutos y aclarar con agua caliente. Y para eliminar la cal rápidamente, solo debemos pulverizar las zonas afectadas por la cal con Antical de Monestir, aclarar y secar.

Los suelos

Vamos a ser eficientes durante las vacaciones de verano, así que, ¿que mejor que limpiar y abrillantar nuestros suelos de una sola pasada? En Monestir tenemos diferentes productos que cumplen ambas funciones y se aplican simplemente con una fregona. Según el material de tus suelos, elige el mejor limpiador abrillantador, Cerabric, Limpiador Abrillantador para parquet, Limpiador abrillantador Gres y porcelánicos o Limpiador abrillantador mármol.

Exteriores

Para no complicarnos la vida frotando y utilizando diferentes productos, te recomendamos Limpiador toldos y muebles de jardin, con el que podrás limpiar también de una sola pasada, sombrillas, lonas y persianas. Así tendrás en unos solos minutos todo tu mobiliario de exterior listo para disfrutar de tus merecidas vacaciones de verano.

Cómo limpiar muebles de jardín, toldos y textiles

En verano es cuando más disfrutamos de nuestro jardín o terraza, y aprovechamos para relajarnos en nuestros muebles de jardín. Por eso, deben estar preparados ante la llegada del buen tiempo y debemos mantenerlos impecables durante toda la estación. Si aún no sabes cómo realizar una limpieza rápida y que quede perfecta, a continuación te damos algunos trucos para facilitarte esta tarea.

En principio, limpiar muebles de jardín, toldos o textiles parece una tarea fácil aunque muy pesada. Sin embargo; cuando este tipo de mobiliario presenta suciedad incrustrada, la tarea se vuelve mucho más complicada. Además, antes de aplicar cualquier producto, debemos tener en cuenta el material de los muebles de jardín, pues no es lo mismo el plástico, que la madera o los textiles.

Por ello, debemos limpiar los muebles de jardín con un producto que sea implacable con la suciedad incrustrada, pero que tampoco dañe ningún tipo de material. Un limpiador que cumple estas características es el Limpiador toldos y muebles de jardín de Monestir.

Gracias a su formato en spray, la aplicación de Limpiador toldos y muebles de jardín es muy fácil y práctica. Simplemente se deben pulverizar los muebles y dejar actuar entre 15 y 30 minutos. A continuación, se debe frotar con un cepillo suave o una bayeta, y la suciedad desaparecerá inmediatamente.

El Limpiador para toldos y muebles de jardín de Monestir está destinado para mobiliario de diferentes materiales como plástico, madera, resina, teca o ratán. Así como para sombrillas, toldos, carpas, lonas e incluso tiendas de campaña. Asimismo, es perfecto para la limpieza de persianas y carpintería de aluminio esmaltado y superficies de PVC.

Con el Limpiador para toldos y muebles de jardín, podrás disfrutar lo antes posible de tu zona de relax en tu terraza o jardín.

monestir-psds-Recovered

Cómo tratar suelo de barro exterior

Llega el buen tiempo y con él, las ganas de disfrutar de nuestras terrazas y jardines. Por ello, es importante que pongamos a punto nuestros suelos de exterior. Así que si quieres saber cómo tratar suelo de barro, a continuación te explicamos cómo hacerlo de manera sencilla y rápida, y lo mejor de todo, con un acabado profesional.

Tratar suelo de barro en dos sencillos pasos

Tratar suelos de barro no solo consiste en darles una capa de protección, sino también en darles un mantenimiento de manera periódica para que permanezcan siempre perfectos. Este segundo paso no tiene porque ser engorroso, si tratamos los suelos de barro con los productos destinados para ellos, el tratamiento por completo será sencillo y rápido.

Tratar suelo de barro. Paso 1. Protección

Los suelos de exterior son vulnerables a los vaivenes del clima. Por ello necesitan una capa eficaz de protección. Para tratar suelos de barro exterior, es recomendable aplicar un protector hidrofugante y transpirable. De esta manera, el pavimento no se resentirá con la humedad del clima, no sufrirá daños internos y evitará la proliferación de moho, a la vez que podrá transpirar internamente. Un tratamiento de estas características es Mitrol, es sencillo de aplicar y además lo encontrarás en su otra versión con efecto brillante, Mitrol Wet.

Tratar suelo de barro. Paso 2. Mantenimiento

Para mantener la protección y el color y brillo de los suelos, es importante no olvidar el mantenimiento si queremos tratar los suelos de barro correctamente. Para hacerlo sin complicaciones, existen tratamientos que son también limpiadores. Es el caso de Cerabric, este protector hidratante es perfecto para tratar los suelos de barro. Asimismo es un eficaz limpiador que renueva el brillo de los suelos, además de protegerlos. Conviértelo en tu limpiador habitual y mantendrás tus suelos de barro como nuevos.

Cómo limpiar de forma rápida tras una obra

Limpiar de forma rápida tras una obra es posible si sabes cómo. Si has realizado una obra o reforma y no sabes muy bien como realizar la limpieza, o si ya la estás realizando y se te está volviendo una tarea pesada e interminable, este post te interesa.

Al terminar una obra o reforma tenemos muchas ganas de ver la zona nueva totalmente limpia, así que enseguida comenzamos a limpiar de forma rápida. Sin embargo, la tarea que prometía ser fácil, se convierte en un incordio, ya que tras repetir la limpieza varias veces, vemos que la suciedad y los residuos continúan ahí.

Esto ocurre porque los productos de limpieza habituales no son útiles para este tipo de residuos. Por eso necesitaremos un producto especializado. Así que si quieres limpiar de forma rápida tras la obra, necesitarás Sanet.

Sanet es un producto destinado a eliminar residuos propios de las obras, como los típicos restos de cemento y mortero, así como manchas de óxido. Además, es capaz de limpiar de forma rápida las eflorescencias salinas y la suciedad incrustada propia de la contaminación.

Este limpiador de restos de obras es perfecto para suelos de gres rústico y porcelánico, terracota, pizarra, piedras no pulidas, cerámica esmaltada y mármol envejecido. Para limpiar de forma rápida tras la obra, solo necesitarás Sanet, una fregona, un estropajo o cepillo de raíces y un par de guantes de goma. Recuerda utilizar ropa que no te importe manchar.

Los suelos deben estar barridos y secos antes de la aplicación. Disuelve una parte de Sanet en cinco de agua y aplica esta mezcla con una fregona. Deja actuar unos segundos y procede a frotar suavemente con el estropajo o cepillo. A continuación aclara con abundante agua y retira los restos con la fregona. Tus suelos quedarán totalmente impecables.

Cómo quitar la cola de los azulejos

Eliminar restos de cola (Mosaico hidráulico y Nolla)

Por fin tienes el suelo de mosaico hidráulico o Nolla que tanto deseabas, pero ahora quedan en los azulejos los horribles restos de cola imposibles de limpiar. Así que si quieres saber cómo quitar la cola de los azulejos en suelos de mosaico hidráulico y Nolla, este es tu post.

Una vez acabada la obra, esperamos con ilusión ver los resultados tras la larga espera. Por eso, no tardamos en realizar la limpieza, pero nada más comenzar nos damos cuenta de que las dichosas manchas de cola no desaparecen por mucho que las frotemos con nuestros limpiadores habituales.

Aunque parezca imposible, lo cierto es que puedes quitar la cola de suelos de los azulejos prácticamente sin esfuerzo. Para ello, el secreto es utilizar el Limpiador Restos de Obra para Mosaico Hidráulico de Monestir.

El nuevo Limpiador Restos de Obra para Mosaico Hidráulico es capaz de quitar la cola de los azulejos, así como cualquier tipo de suciedad impregnada tras la obra. Además podrás utilizarlo en cualquier momento para eliminar manchas de salitres, cal y eflorescencias en los azulejos de mosaico hidráulico y Nolla, para que luzcan siempre con su bonito color original.

Quitar la cola de los azulejos con el Limpiador Restos de Obra para Mosaico Hidráulico es un proceso muy rápido y sencillo. Para ello, solo hay que diluir una parte de Limpiador Restos de obra con entre 3 y 5 partes de agua. Extendemos la mezcla con una fregona y frotamos con la ayuda de un estropajo sobre los restos de cola. Una vez eliminados, aclaramos con abundante agua toda la superficie, y ¡voilà! Nuestros azulejos de Mosaico Hidráulico y Nolla quedarán impecables.

Si quieres saber más sobre cómo cuidar y conservar los azulejos de tus suelos de Mosaico Hidráulico y Nolla, no te pierdas los siguientes posts…

Cómo limpiar piedra caliza exterior

Cómo limpiar piedra caliza exterior

Dentro de la piedra natural, existen diversas variedades de piedra y hoy en concreto hablaremos de la piedra caliza. Su gran calidad y sus excelentes características unidas a un precio moderadamente económico, la hacen ser uno de los materiales más demandados por los hogares.

Los puntos fuertes de la piedra caliza son su alta resistencia y durabilidad, por lo que es muy utilizada tanto en suelos como en revestimientos y podemos verla fácilmente en interiores y exteriores, especialmente en estos últimos. Para limpiar adecuadamente la piedra caliza en el exterior os damos las siguientes recomendaciones.

Consejos para limpiar piedra caliza exterior

Aunque la piedra caliza destaca por ser fácil de mantener, es evidente que cuando un material se encuentra en el exterior se acelera su desgaste. Esto es debido en mayor parte a las inclemencias atmosféricas; las heladas pueden afectar a su resistencia, y las humedades pueden originar a largo plazo más problemas, como la aparición de moho y verdín. Por ello, debemos ser cuidadosos en la limpieza y mantenimiento de nuestros suelos y revestimientos.

Los problemas más habituales de la piedra caliza son: las manchas domésticas y las manchas de humedad que derivan en moho y verdín. Al ser manchas de diferente tipo, es necesario limpiar la piedra caliza exterior con tratamientos distintos.

Cómo limpiar manchas domésticas en piedra caliza exterior

Para limpiar la piedra caliza exterior de manchas domésticas, lo más recomendable es utilizar un buen quitamanchas desengrasante. Te recomendamos Sanigel, que al ser de acción prolongada resulta muy fácil y cómodo de usar.

Cómo limpiar manchas de moho y verdín en piedra caliza exterior

Para limpiar la piedra caliza exterior de manchas de moho y verdín, es importante utilizar un limpiador que no sea agresivo con la superficie pero que sea eficaz con este tipo de manchas. Útil tanto para suelos como para fachadas, te recomendamos Limpiador de pavimentos exteriores. Con él, te olvidarás rápidamente de estas agresivas manchas que no solo dañan la piedra caliza a nivel superficial, sino también a nivel interno.

Para las manchas difíciles nunca utilices salfumán

Para las manchas difíciles nunca utilices salfumán

Tradicionalmente para las manchas incrustadas, hemos utilizado los productos de toda la vida como la lejía o el salfumán. Esto ocurre porque los solemos tener como plan B, es decir, si nuestros productos habituales de limpieza no acaban con la suciedad difícil, entonces optamos por los productos más fuertes que conocemos, como es el caso del salfumán en suelos y fachadas.

Si vamos a utilizar un producto de limpieza, es importante conocer sus características de primera mano; ya que puede no ser recomendable para la superficie que vamos a tratar y acabemos dañándola irreversiblemente o incluso podemos acabar causando un accidente.

El salfumán es ácido clorhídrico, un ácido muy potente que destruye materiales como por ejemplo, el cemento o la cerámica. Es muy conocido por su fuerte olor a químico, ya que desprende vapores irritantes muy tóxicos. Además en contacto con la piel causa irritaciones y quemaduras.

Cómo decíamos anteriormente, el salfumán suele ser utilizado como limpiador para manchas incrustadas. Mucha gente opta por limpiar suelos y fachadas después de una obra con salfumán o para limpiar habitualmente superficies de piedra natural. El resultado es que las superficies de piedra acaban con un aspecto bastante desgastado, sin el bonito color que las caracteriza. Lo mismo ocurre con las baldosas después de una obra. De hecho, limpiar un suelo recién puesto con salfumán es prácticamente destrozar el trabajo realizado, ya que dañará seriamente el brillo y el color de las baldosas nuevas.

Para no caer en estos graves errores, os recomendamos productos especialmente diseñados para las manchas más difíciles, dependiendo del material y la suciedad a tratar. En el caso de una obra, para acabar con las manchas incrustadas, debemos utilizar Protecer para tratar las piezas antes del rejuntado y así facilitar posteriormente su limpieza. Una vez acabada la obra, aplicaremos Sanet, un quitacementos antisalitre que disuelve los restos de obra sin dañar la nueva superficie.

Si lo que necesitamos es acabar con las típicas manchas domésticas, utilizaremos Sanigel, un eficaz quitamanchas decapante desengrasante que no emite vapores ni deja olores. Es muy fácil de aplicar y respeta la superficie a tratar.

Recuerda utilizar siempre productos especializados para tus suelos y fachadas. Recuerda que Monestir es siempre la mejor elección.

Cómo limpiar los muebles de terraza y jardín

Cómo limpiar los muebles de terraza y jardín

Con la llegada de las altas temperaturas apetece más que nunca estar al aire libre. Aunque no salgamos fuera todas las tardes y los fines de semana, lo que sí podemos hacer, es disfrutar del buen tiempo en nuestro jardín o terraza. Pasar la tarde en solitario disfrutando de la lectura de un buen libro o disfrutar de una buena cena en compañía de familia y amigos, convierten a nuestra terraza o jardín, en nuestros lugares favoritos en primavera y verano.

Para comenzar con la puesta a punto de nuestra terraza o jardín, es necesario limpiar a fondo nuestros muebles de jardín o terraza. Al estar expuestos en el exterior, la humedad, el moho y el polvo suelen crear manchas y acumular suciedad incrustada. Para evitar que la tarea de arreglar nuestra terraza o jardín se convierta en un suplicio y perder el tiempo, en MONESTIR hemos creado el nuevo LIMPIADOR TOLDOS Y MUEBLES DE JARDÍN.

El LIMPIADOR TOLDOS Y MUEBLES DE JARDÍN acaba rápidamente con la suciedad acumulada en el mobiliario de exterior, ya sea de madera, plástico, teca, ratán o resina; así como en toldos, lonas, sombrillas, carpas o tiendas de campaña. Su envase en formato spray, está diseñado especialmente para hacer más cómoda su aplicación, evitando así derrames y la utilización de más recipientes.

Además de ser eficaz para la limpieza de los muebles de terraza o jardín, también es útil para la limpieza de persianas, todo tipo de superficies de PVC y para la carpintería de aluminio esmaltado, presente en ventanas, puertas, etc.

Para comenzar con la limpieza de los muebles de jardín o terraza, simplemente tenemos que pulverizar LIMPIADOR TOLDOS Y MUEBLES DE JARDÍN y dejar que actúe entre 15 minutos y media hora. Una vez haya pasado este tiempo, frotaremos con una bayeta, esponja o cepillo y aclararemos con agua. Tan fácil como rápido, y sin utilizar infinidad de productos para cada cosa. Con LIMPIADOR TOLDOS Y MUEBLES DE JARDÍN enseguida podrás disfrutar del buen tiempo en tu jardín y terraza.

Cómo limpiar manchas domésticas en piedra natural

Desde la antigüedad, la piedra natural ha sido uno de los materiales más utilizados en la construcción de hogares. Aunque en la actualidad hemos modificado su estética a nuestro antojo y le hemos dado multitud de acabados, la piedra natural mantiene sus excelentes características, como la resistencia y la durabilidad, que la hacen continuar como uno de los materiales más demandados tanto para la construcción como para la decoración de hogares.

Aunque estamos muy acostumbrados a verla en exteriores, en los últimos años la piedra natural está siendo muy utilizada en interiores como revestimiento, tanto para fachadas como para suelos, ya que aporta mucha personalidad a cualquier tipo de estancia. Por ello, al estar presente en el interior del hogar, hay muchas posibilidades de que en cualquier momento se ensucie y se produzcan accidentalmente manchas domésticas.

Puede darnos la impresión de que la piedra natural al ser un material muy fuerte, es resistente a cualquier tipo de agresión, pero a pesar de ello, la piedra natural es vulnerable a ciertos agentes químicos presentes en productos de limpieza.

Por esta razón, debemos utilizar productos que limpien en profundidad sin alterar las propiedades de la piedra natural. En el habitual caso de manchas domésticas, como pueden ser de comida, grasas o pinturas, debemos utilizar SANIGEL de
MONESTIR, un potente limpiador desengrasante que elimina incluso grafitis. Además sirve como decapante de cera, así como para las típicas manchas de verdín en exteriores. No lleva disolventes que son los más perjudiciales para la piedra natural y no emite vapores, por lo que es perfecto para utilizar en interiores.

Recuerda que siempre antes de manipular cualquier producto químico, debes protegerte con guantes y gafas de protección para evitar cualquier percance.

Para comenzar con la eliminación de manchas domésticas sobre piedra natural, debemos diluir 1 parte de SANIGEL en 10 partes de agua. Si la mancha está en el suelo, primero barremos la superficie y luego extenderemos SANIGEL con una fregona, pero si se trata de una fachada utilizaremos un cepillo de raíces o un estropajo para su aplicación. Esperaremos entonces 5 minutos a que actúe y procederemos a frotar el suelo o la fachada enérgicamente con el estropajo o el cepillo. Una vez eliminada la mancha, aclararemos con abundante agua.

No se nos olvida recordarte que SANIGEL es un producto muy versátil y también puede aplicarse sobre revestimientos de terracota, así como para cualquier variedad de piedra, como mármol, pizarra, gres, cerámica y mosaico hidráulico, materiales que seguramente también tendrás en tu hogar.

Limpieza y tratamiento hidrofugante para fachadas de piedra natural en exteriores

La piedra natural se ha convertido en uno de los materiales más demandados para fachadas y especialmente para exteriores, pues su acabado elegante y moderno combina a la perfección con otros materiales; madera, vidrio, metal… Además de ser muy resistente, es un gran aislante y protege nuestro hogar, aportando calidez en invierno y frescura en verano.

Aunque también la caracteriza su gran durabilidad, la piedra natural, al igual que cualquier otro material, necesita productos específicos para su cuidado y mantenimiento, pues la utilización de cualquier producto químico habitual como el amoniaco o la lejía puede dañar seriamente nuestra fachada.

Cómo limpiar nuestra fachada de piedra natural

Si accidentalmente hemos manchado nuestra fachada de piedra natural, lo mejor que podemos utilizar para su limpieza es SANIGEL. Para empezar, lo diluiremos en 10 partes de agua y sobre la fachada seca, aplicaremos SANIGEL con la ayuda de una escoba. Lo dejamos actuar 5 minutos y procedemos a frotar enérgicamente con la escoba limpia. Para acabar, aclaramos con abundante agua; nuestra fachada de piedra natural quedará impecable.

Cómo aplicar un tratamiento hidrofugante

Si nuestra fachada de piedra natural se encuentra en el exterior, es más que probable que se produzcan filtraciones de agua y que posteriormente deriven en humedades, moho o verdín; por ello, es imprescindible aplicar un líquido hidrofugante. El objetivo es impermeabilizar nuestra fachada de piedra natural con un tratamiento especialmente diseñado para este material.

HIDROCLAY es el hidrofugante perfecto, ya que además de impermeabilizar, evita cualquier tipo de mancha, no amarillea ni se escama y además permite que la piedra natural transpire.

Su aplicación es muy sencilla; sobre la fachada limpia y seca, agitamos bien el envase y vertemos en un recipiente. Aplicaremos con la ayuda de una brocha ancha de abajo hacia arriba con cuidado de no aplicar en exceso. Si preferimos podemos aplicar con un pulverizador, esta vez con cuidado, para evitar salpicaduras y protegiéndonos con guantes y gafas de protección.

HIDROCLAY seca rápidamente pero es necesario esperar 24 horas para que penetre en profundidad en la piedra natural.

Verás como con los productos MONESTIR tu fachada de piedra natural quedará impecable y absolutamente protegida de las inclemencias del tiempo.