Cómo tratar suelos de terracota. Parte 2: interiores

En el post anterior hablamos sobre cómo tratar suelos de terracota en exteriores y como lo prometido es deuda, hoy nos toca hablar sobre cómo tratar suelos de terracota de interior.

Como os comentamos anteriormente, los suelos de terracota cuentan con numerosas cualidades, pero también tienen un inconveniente: su porosidad. Por ello son vulnerables a las manchas y humedades, pudiendo ocasionarles daños internos y externos.

Por suerte, podemos protegerlos de tales daños si sabemos darles los cuidados adecuados. Tratar los suelos de terracota de interior es muy sencillo, aunque su cuidado sea diferente del de los suelos de exterior.

Para tratar suelos de terracota interiores, de manera adecuada, necesitaremos un tratamiento base y otro de terminación. La utilización de estos productos es muy sencilla, ya que solo necesitarás una brocha ancha para su aplicación.

En Monestir podrás elegir entre dos tratamientos base, cuya única diferencia es su acabado, Cottobello con efecto natural y Remember con efecto mojado. Ambos productos tratan en profundidad los suelos de terracota para reducir su porosidad y la hidratan, ya que crean una capa de protección sobre el suelo.

Esta capa protectora no amarillea ni envejece con el el tiempo y respeta el bonito color y brillo original de la terracota, ya que la deja transpirar perfectamente. Además, facilita las limpiezas habituales ya que evita la acumulación de suciedad.

Respecto a los productos de terminación para tratar los suelos de terracota, en Monestir podrás disponer de Lucer en tres acabados: acabado brillante, mate-satinado y efecto envejecido tono cuero. Este tratamiento nutre en profundidad los suelos de terracota y renueva su brillo, dejándolos como nuevos. Asimismo, es perfecto para renovar los tratamientos antiguos sin tener que decaparlos.

Para su mantenimiento, te recomendamos utilizar durante tus limpiezas habituales Cerabric, así tus suelos de terracota de interior permanecerán siempre impecables y brillantes.

Limpieza de fachadas

Limpieza de fachadas sin complicaciones

A todos nos gusta que las fachadas de nuestra casa, estén relucientes, pues es la primera imagen que ofrece nuestro hogar. Una fachada descuidada y manchada ofrece una imagen desagradable y desastrosa que es necesario evitar. Sin embargo, nuestras fachadas son vulnerables a distintos tipos de agresiones externas.

Con el transcurso del tiempo, es inevitable que las fachadas de nuestra casa sucumban a las inclemencias meteorológicas. Manchas de humedad, salitre, moho y verdín son manchas que se producen en todos los hogares. Este tipo de manchas no se pueden quitar con cualquier producto y es necesario eliminarlas cuanto antes para detener su expansión. De la misma manera, nuestras fachadas son vulnerables a cualquier tipo de mancha doméstica que podamos haber producido por accidente.

Para realizar una limpieza de fachadas eficaz y a la vez rápida y sencilla, debemos tener en cuenta dos cosas: la primera, el material de nuestra fachada, y en segundo lugar, el tipo de manchas a eliminar.

Limpieza de fachadas manchadas con salitre

Las manchas de salitre son muy difíciles de quitar, pero si utilizamos el producto adecuado enseguida desaparecen. Para acabar con ellas rápidamente y sin esfuerzo, lo mejor es utilizar Sanet, solo tenemos que dejarlo actuar unos segundos y podremos sacar las manchas de salitre con facilidad.

Limpieza de fachadas con manchas domésticas

Para manchas domésticas y con base de aceite, es necesario utilizar un producto desengrasante adecuado para fachadas, como Sanigel que respeta el material de la fachada mientras elimina por completo este tipo de las manchas.

Limpieza de fachadas manchadas de moho y verdín

Este tipo de manchas, son las más comunes en las fachadas y también de las más «peligrosas» para el hogar, ya que llegan a afectar a la estructura interna de la fachada. Para eliminarlas sin problemas es necesario usar Limpiador de pavimentos que además de limpiar tiene efecto preventivo, evitando así que la fachada vuelva a absorber humedad.

Para las manchas difíciles nunca utilices salfumán

Para las manchas difíciles nunca utilices salfumán

Tradicionalmente para las manchas incrustadas, hemos utilizado los productos de toda la vida como la lejía o el salfumán. Esto ocurre porque los solemos tener como plan B, es decir, si nuestros productos habituales de limpieza no acaban con la suciedad difícil, entonces optamos por los productos más fuertes que conocemos, como es el caso del salfumán en suelos y fachadas.

Si vamos a utilizar un producto de limpieza, es importante conocer sus características de primera mano; ya que puede no ser recomendable para la superficie que vamos a tratar y acabemos dañándola irreversiblemente o incluso podemos acabar causando un accidente.

El salfumán es ácido clorhídrico, un ácido muy potente que destruye materiales como por ejemplo, el cemento o la cerámica. Es muy conocido por su fuerte olor a químico, ya que desprende vapores irritantes muy tóxicos. Además en contacto con la piel causa irritaciones y quemaduras.

Cómo decíamos anteriormente, el salfumán suele ser utilizado como limpiador para manchas incrustadas. Mucha gente opta por limpiar suelos y fachadas después de una obra con salfumán o para limpiar habitualmente superficies de piedra natural. El resultado es que las superficies de piedra acaban con un aspecto bastante desgastado, sin el bonito color que las caracteriza. Lo mismo ocurre con las baldosas después de una obra. De hecho, limpiar un suelo recién puesto con salfumán es prácticamente destrozar el trabajo realizado, ya que dañará seriamente el brillo y el color de las baldosas nuevas.

Para no caer en estos graves errores, os recomendamos productos especialmente diseñados para las manchas más difíciles, dependiendo del material y la suciedad a tratar. En el caso de una obra, para acabar con las manchas incrustadas, debemos utilizar Protecer para tratar las piezas antes del rejuntado y así facilitar posteriormente su limpieza. Una vez acabada la obra, aplicaremos Sanet, un quitacementos antisalitre que disuelve los restos de obra sin dañar la nueva superficie.

Si lo que necesitamos es acabar con las típicas manchas domésticas, utilizaremos Sanigel, un eficaz quitamanchas decapante desengrasante que no emite vapores ni deja olores. Es muy fácil de aplicar y respeta la superficie a tratar.

Recuerda utilizar siempre productos especializados para tus suelos y fachadas. Recuerda que Monestir es siempre la mejor elección.

Nuevo catálogo de la Gama Rústica Monestir

En Monestir siempre estamos buscando como mejorar e innovar en nuestros productos, y después de mucho trabajo, tenemos el gusto de presentaros nuestro nuevo catálogo de la Gama Rústica Monestir. En este nuevo catálogo de la Gama Rústica encontrarás todos los productos necesarios para la limpieza y protección de todo tipo de superficies.

Para elegir el producto adecuado, primero identificaremos el material a tratar y el tipo de suciedad al que nos enfrentamos. Para mayor facilidad, hemos decidido clasificar nuestros productos en 4 pasos: Limpieza, Protección, Ennoblecimiento y Mantenimiento.

Limpieza

En esta sección encontrarás potentes limpiadores que acabarán con la suciedad más incrustada. Para una limpieza exhaustiva después de una obra, te recomendamos sin duda Sanet. Si lo que estás buscando es un fuerte decapante o eliminar las manchas domésticas el producto que buscas es Sanigel. Pero si lo que necesitas es tratar la suciedad propia de exteriores, como las manchas de moho y verdín, Limpiador de pavimentos exteriores es el producto indicado, lo podrás utilizar tanto en suelos como en fachadas.

Protección

Además de las limpiezas habituales, los materiales de construcción necesitan tratamientos especiales para protegerlos de las manchas domésticas. Insistimos en la elección de protectores antimanchas específicos, puesto que deben respetar las características de los materiales al mismo tiempo que impermeabilizan las superficies, realzando su tonalidad.

Para superficies de materiales arcillosos como la terracota, el barro cocido o el ladrillo cara vista, dispones de varios protectores tanto para interiores como para exteriores y con distintos acabados. Para interiores, podrás elegir entre los protectores antimanchas
Cotobello
con efecto natural y Remember con efecto mojado.

Si estás buscando protectores antimanchas para exteriores que prevengan las manchas ocasionadas por la humedad, te recomendamos Mitrol con efecto natural y mate, o Mitrol Wet con la misma eficacia pero con efecto mojado.

Por otra parte, si lo que necesitas es un protector antimanchas para materiales pétreos como la pizarra o la piedra natural, o materiales aglomerantes como el hormigón y el cemento, podrás elegir entre Bellatrix Natural con efecto natural y mate o Bellatrix con efecto mojado.

Ennoblecimiento

Los suelos de terracota en interiores necesitan un cuidado especial, es por eso que para finalizar su tratamiento, necesitan un producto de terminación para protegerlos del desgaste. Para ello, Monestir presenta su línea de productos especiales de ennoblecimiento. En base al efecto que desees, puedes escoger entre Lucer con acabado brillante, Lucer Mate que deja un tono mate-satinado o Lucer Cuero si prefieres un efecto envejecido en tono cuero. Con cualquier producto de la línea Lucer no tendrás que decapar los tratamiento antiguos, facilitando así el tratamiento.

Si optas por encerar tus suelos de microcemento, mosaico hidráulico o terracota, dispones de Cera Noble Líquida, una nueva cera ecológica que abrillanta tus suelos con una sencilla aplicación, al mismo tiempo que lo protege del desgaste y las manchas domésticas.

Mantenimiento

Aquí encontrarás nuestro producto más versátil, Cerabric. Eficaz en todo tipo de pavimentos, es un limpiador abrillantador hidratante. A la vez que limpia, trata en profundidad las piezas, restaurándolas del desgaste y regenerando su brillo natural. Dejando tus suelos como el primer día.

Soluciones especiales

En esta sección encontrarás una gran variedad de productos específicos para proteger tus suelos y fachadas de la suciedad y las agresiones externas.

Pre-tratamiento Protecer

Protecer trata las piezas antes de rejuntarlas sobre suelos o fachadas. Sin alterar su color o brillo, Protecer impide que absorban el cemento del rejuntado y las protege durante el transcurso de la obra.

Protector antisuciedad

Aplicable tanto en interiores como en exteriores, el Protector Antisuciedad repele las manchas y la suciedad en superficies de gres, porcelánicos y cerámicas. Su efecto mojado realza el color y el brillo de las superficies.

Resina para hormigón impreso

Para proteger los pavimentos de hormigón impreso y cemento, hemos creado la nueva Resina para Hormigón Impreso Monestir. De fácil aplicación y sin olores, actúa como consolidante e impermeabilizante, renovando los suelos y protegiéndolos de agresiones externas.

Impermeabilizante grietas y juntas

Especial para exteriores, como terrazas y áticos, el Impermeabilizante grietas y juntas protege las superficies de las inclemencias atmosféricas, evitando en todo momento las humedades, así como las posibles goteras y filtraciones.

Impermeabilizante superficies porosas

El nuevo Impermeabilizante Superficies Porosas es un protector transparente, que sin alterar el color y el brillo de la superficie, la impermeabiliza previniendo las manchas causadas por la humedad. Es eficaz en suelos y fachadas, así como en encimeras de mármol.

Hidroclay

De fácil aplicación, Hidroclay es un eficaz hidrofugante de fachadas que impide la absorción de humedades, previniendo cualquier tipo de manchas como eflorescencias, moho y verdín.

Aceites para terracota

Eficaces protectores de las fachadas y suelos de terracota, estos Aceites renuevan los anteriores tratamientos sin tener que decaparlos, permitiendo que las superficies transpiren. Podrás elegir entre Aceite para Terracota Brillo Rústico o Aceite para Terracota Mate a la Cera.

Cómo ves, la Nueva Gama Rústica Monestir es muy amplia y variada. Queremos que encuentres soluciones para la limpieza y protección de cualquier tipo de superficie, sin importar su estado o material. Monestir, resultados profesionales al alcance de tu mano.

Puedes descargar nuestro nuevo Catálogo de gama Rústica aquí.

Hoy tratamos los suelos de los Dakarianos Rosa Romero y Nani Roma.

Hoy estamos muy ilusionados tratando los suelos de barro cocido de 2 grandes personas dentro y fuera del desierto. Se trata de Nani Roma y Rosa Romero, habituales del Dakar.

En este caso estamos renovando el acabado de sus suelos de barro. Este proceso consiste en eliminar las manchas domésticas y los restos de tratamientos antiguos y renovar las capas de tratamiento base y terminación. De esta manera recuperamos el aspecto original del suelo y conseguimos darle vida a los suelos!

Lo realmente bueno de este tipo de suelos de barro cocido es que siempre se pueden recuperar y hacer un lavado de cara en profundidad relativamente fácil.

Ya sabes, si tienes un pavimento de terracota y quieres restaurarlo, no lo dudes, no te arrepentirás.

Pídenos más información y te asesoraremos con gusto.

Nani Roman productos monestir

Cristalizado fácil con acabado profesional para suelos de mármol

Los suelos de mármol se caracterizan por aportar un estilo lujoso y muy elegante al hogar, sin embargo es un material que requiere una serie de cuidados. Entre los múltiples tratamientos que admite el mármol, está el abrillantado, el pulido, el encerado…Pero hoy nos centraremos solo en el cristalizado.

El cristalizado además deaportar brillo y un bonito acabado a nuestro suelo de mármol, crea una capa protectora que otorga una mayor dureza contra cualquier tipo de agresión, dando así una mayor durabilidad a los suelos de mármol.

Si lo que estás buscando es darle un cristalizado profesional a tu suelo de mármol, te recomendamos CRISTALIZADOR de MONESTIR. Además de un acabado perfecto, te garantiza una limpieza duradera, puesto que su efecto antihuellas previene la aparición de manchas; además un aspecto muy importante a tener en cuenta, es que al finalizar el tratamiento de cristalizadono tendrás que preocuparte por los resbalones, ya que es un producto antideslizante que evita cualquier posible accidente doméstico.

Cómo es evidente, para realizar el cristalizado necesitarás una máquina de cristalizar provista de lana de acero y es recomendable que sea del n.º 2. Simplemente debes depositar en el suelo una pequeña cantidad de CRISTALIZADOR y repartir rápidamente con la máquina de cristalizar. Es importante que realices pasadas uniformes, intercruzadas y paralelas en áreas de 2 a 3 m² para aplicar adecuadamente el producto.

Una vez tu suelo de mármol esté cristalizado, estará impecable y protegido; y por supuesto, dará amplitud a la estancia y aportará a tu hogar un estilo único, lujoso y renovado.

Cómo quitar la cera de nuestro suelo de mármol

Si tienes suelo de mármol en tu hogar, seguramente lo habrás encerado para protegerlo y resaltar su brillo natural. Si embargo lo que puede ocurrir, es que tras varios encerados se formen capas y tu suelo de mármol presente un tono amarillento y nada favorecedor.

Para evitar esto, es importante que uses un producto específico para mármol. Nunca jamás improvises con cualquier limpiador; el mármol es un material muy delicado y puedes acabar con el bonito y elegante acabado de tu suelo de mármol en segundos.

Para quitar las capas de cera fácilmente, utiliza QUITACERAS de MONESTIR. Simplemente tienes que aplicarlo con una fregona bien escurrida y dejar actuar entre 5 y 10 minutos para que se deshagan las manchas. Finalmente hay que aclarar con la fregona bien escurrida. Así de sencillo.

Además también puedes utilizar QUITACERAS de MONESTIR como limpiador habitual para tu suelo de mármol. Solo tienes que diluir un vasito de QUITACERAS en un cubo de agua y aplicar con la fregona bien escurrida.

Limpiar y cuidar tu suelo de mármol es muy fácil y rápido si cuentas con los productos adecuados. Verás como tu suelo de mármol brilla como el primer día

Terrazas de barro cocido, rústico o terracota

Los suelos de barro cocido, también llamado rústico, barro rojo o terracota son muy típicos en los países mediterráneos. Utilizado especialmente para terrazas, este tipo de revestimiento aporta un estilo cálido, rústico y artesanal.

El barro cocido o rojo, es un material que se caracteriza por su resistencia y durabilidad, sin embargo es un material poroso. Esto significa que es vulnerable a las manchas, ya que las absorbe con facilidad, así como las humedades, por lo que deberemos evitar la proliferación de musgo y verdín.

Por ello, es necesario un mantenimiento específico cada cierto tiempo. Si estás pensando en cambiar tu terraza, presta atención a nuestros consejos.

El primer tratamiento para tu terraza de barro rústico

Durante el proceso de colocación y rejuntado de baldosas de barro cocido, ya debemos comenzar con el tratamiento. Para ello, utilizaremos PROTECER, un protector específico para suelos de barro rústico que impide la absorción del cemento del rejuntado, así como la aparición de moho y salitre.

Su aplicación es muy sencilla, antes que nada debemos agitar el envase de PROTECER y verter en otro recipiente; a continuación aplicaremos en cada baldosa roja con la ayuda de una brocha ancha o pulverizador.

En el caso de que nuestra terraza se encuentre en un jardín o cerca de una piscina, es recomendable sumergir cada baldosa de barro en PROTECER durante unos segundos y colocarlas con cemento cola.

Cómo limpiar nuestra terraza de barro rústico

Para limpiar adecuadamente los suelos de barro cocido, utilizaremos un producto concreto para cada tipo de manchas.

Después de una obra, o si tenemos manchas de cemento o salitre, te aconsejamos SANET. Pero si se trata de manchas domésticas, te recomendamos SANIGEL. Ambos productos se aplican fácilmente y de la misma forma:

sobre las baldosas rojas bien secas, diluimos el producto y aplicamos con una fregona, dejamos actuar unos minutos y procedemos a frotar con estropajo, cepillo o máquina rotativa. Para acabar, aclararemos con fregona, esponja o aspirador de líquidos.

Cómo has podido ver, es muy fácil limpiar nuestra terraza de barro rústico si contamos con los productos adecuados para cada caso, verás como tus suelos exteriores estarán siempre en perfecto estado.

Mantenimiento de piedra natural en exteriores

En entradas anteriores, ya explicamos cómo proceder a la hora de limpiar todo tipo de manchas y/o tratar tus suelos o fachadas de piedra natural (como pueden ser pizarras, calizas o mármoles) en el exterior. En esta entrada veremos cómo llevar a cabo el  mantenimiento periódico pertinente para conservar nuestra superficie de piedra natural en perfectas condiciones  nutriendo y reforzar la capa protectora del tratamiento.

Para el mantenimiento de nuestros suelos y fachadas de piedra natural utilizaremos el limpiador/abrillantador CERABRIC, válido tanto para piedra y mármoles como para superficies de barro,  gres rustico, porcelanico y mosaico hidráulico.

CERABRIC: Mantenimiento de piedra natural en el exterior

Para proceder al manteniendo únicamente necesitaremos CERABRIC un cubo y una fregona normal limpios, sin restos de limpiadores, ceras o lejías. La temperatura de aplicación es de entre 5 y 35º.

CERABRIC es un producto concentrado, por lo que hay que en primer lugar hay que agitar el producto y  diluirlo en un cubo con agua limpia (1 vasito 125c.c. 50m²). Su aplicación es muy sencilla, pues basta con pasar la fregona de forma uniforme evitando dejar charcos sobre la superficie seca y perfectamente barrida. Hecho esto, esperaremos al menos 20 minutas antes de pisar el suelo.

como-limpiar-piedra-natural-exterior

Cómo limpiar y proteger suelos y fachadas de piedra natural en exteriores

Los suelos o fachadas de piedra natural han sido desde tiempos antiguos una excelente opción para nuestros exteriores. Ya que la piedra natural, además de aportar una gran elegancia en líneas generales, ofrecen unas excelentes cualidades de durabilidad, impermeabilidad y resistencia.

A la hora de limpiar tus suelos o fachadas de piedra natural (como pueden ser pizarras, calizas o mármoles) debes evitar el uso de ciertos productos químicos agresivos como pueden ser la lejía, amoniaco, desincrustantes de cal, etc. ya que pueden ocasionar daños en la piedra. Es necesario utilizar productos diseñados específicamente para tal fin, según el tipo de mancha

Limpieza de manchas domésticas en piedra natural

Para la limpieza de manchas domésticas en suelos o fachadas de piedra natural en exteriores podemos utilizar SANIGEL, idóneo para la eliminación de manchas de aceites, grasas, vino, café, pinturas… o incluso para eliminar grafitis de fachadas. SANIGEL no incorpora disolventes ni deteriora las juntas, siendo únicamente agresivo con las manchas.

SANIGEL se usa diluyéndolo en agua según el grado de suciedad de la superficie de piedra natural a limpiar, siendo la disolución de 1 parte de SANIGEL con 10 partes de agua la idónea para la eliminación de manchas superficiales sin dañar los tratamientos. El producto se aplica directamente con una fregona sobre el suelo de piedra natural barrido y completamente seco. Se deja actuar durante 5 minutos siguiendo las indicaciones del producto y posteriormente procederemos a frotar enérgicamente (estropajo, cepillo de raíces o máquina rotativa) y al aclarado final con abundante agua.

Limpieza de restos de obra en piedra natural

Para la limpieza de restos del rejuntado y cemento en suelos de piedra natural utilizaremos SANET, ideal en materiales muy porosos de exterior.

SANET es un quitacementos antisalitre concentrado, por la que es necesario diluirlo en agua siguiendo las instrucciones del producto. La superficie de piedra natural debe encontrarse barrida y completamente seca antes de proceder a extender una capa de SANET mediante una fregona. Dejaremos actuar unos segundos para después frotar y aclarar con agua abundante. Ya por último, retiraremos la suciedad con una fregona, esponja o aspirador de líquidos para evitar que el pavimento vuelva a absorber la suciedad.

Decapar tratamientos antiguos en piedra natural

Para decapar tratamientos antiguos en suelos de piedra natural en exteriores utilizaremos SANIGEL en una concentración superior. Para el decapado de barnices se puede utilizar puro, para el decapado de aceites y ceras se emplea diluyendo una parte de SANIGEL con 3 agua.

Una vez aplicado el producto con una fregona debemos esperar entre 30 minutos para decapados de ceras y aceites hasta una hora para decapados de barnices y poliuretanos. Posteriormente pasaremos a frotar enérgicamente, Aclarar abundantemente con agua y retirar la suciedad con una fregona, esponja o aspirador de líquidos antes de que el pavimento vuelva a absorber la suciedad.

Repetiremos el aclarado con una parte de SANET y 20 de agua para neutralizar los posibles restos de SANIGEL y prevenir así la salida de eflorescencias blancas. Una vez tenemos el suelo de piedra natural completamente limpio debemos esperar hasta que esté totalmente seco antes de aplicar un tratamiento. El tiempo de secado varía de invierno a verano, pero por regla general esperaremos entre 2 y 3 días. Durante este periodo de secado es imprescindible no pisar el suelo de piedra natural para evitar huellas.

Tratamiento de suelos y fachadas de piedra natural

Para el tratamiento suelos o fachadas de piedra natural en exteriores, protegiéndolos contra todo tipo de manchas, aplicaremos BELLATRIX o BELLATRIX NATURAL.

Elegiremos BELLATRIX NATURAL si queremos tratar el suelo o fachada de piedra natural manteniendo su tonalidad. El producto se usa en estado puro, sin diluir, sobre la superficie limpia. Se agita en primer lugar y se aplica uniformemente y evitando exceso con una brocha ancha. Al tacto seca inmediatamente, pero el producto resulta totalmente eficaz pasadas 24 Horas desde su aplicación. Se aconseja efectuar una prueba antes de realizar toda la aplicación para asegurarse de que el suelo reúne las condiciones de porosidad y secado necesarias para realizar el tratamiento con éxito. No forma película, por lo que no altera la característica antideslizante de los suelos de piedra natural.

Si por el contrario queremos intensificarla tonalidad con efecto mojado, realzando el veteado y colores de la piedra natural, utilizaremos BELLATRIX. Siendo sus condiciones de dilución y aplicación idénticas a las de BELLATRIX NATURAL.