Manchas de humedad

Líbrate este otoño de las manchas de humedades

Llega el otoño y con él las lluvias más fuertes del año y por ende las temidas manchas de humedades. No solo nos las encontramos en exteriores sino también en interiores, y lo peor,
pueden aparecer en cualquier lugar, tanto en el techo, como alrededor de las ventanas, a través de grietas…

Generalmente no se suele actuar hasta que nos damos cuenta de que tenemos manchas de humedades en casa, cuando ya el problema se ha extendido y es más difícil y laborioso de solucionar.
Y si ya te ha ocurrido con anterioridad a causa de las lluvias, es muy posible que vuelvan las manchas de humedad si no pones remedio cuánto antes.

Para estos casos, la mejor solución es aplicar un tratamiento preventivo. Hidroclay es un hidrofugante transpirable que protege nuestras fachadas exteriores y paredes interiores de las inclemencias del tiempo.
No solo de las humedades causadas por las precipitaciones sino también de las heladas que acaban desgastando y dañando la superficie de las fachadas.

Este tipo de tratamiento es muy eficaz contra todo tipo de manchas de humedad, como las eflorescencias, el moho y el verdín. Hidroclay actúa en profundidad consolidando
los materiales de las fachadas y paredes evitando su desgaste y envejecimiento prematuro. A diferencia de otros tratamientos no amarillea, ni altera el color y el brillo de nuestras fachadas.

Este tratamiento está indicado especialmente para fachadas y paredes de piedra, pizarra, cara vista y monocapa, así como también para tejados y cubiertas de teja.
Para aplicar Hidroclay solo debemos tener en cuenta que la pared o fachada esté limpia y seca, y extender con la ayuda de un rodillo o una brocha ancha,
también podemos utilizar un pulverizador aunque con cuidado de no manchar ninguna zona como por ejemplo los marcos de ventanas.

Tan sencillo cómo rápido, con Hidroclay podemos estar seguros de que no volverán a aparecer las desagradables manchas de humedad.