conservar suelo mosaico hidráulico

Cómo conservar suelo de mosaico hidráulico

El suelo de mosaico hidráulico destaca por sus llamativos y originales colores y decoraciones, así que si quieres mantenerlo tan bonito como el primer día, necesitas saber cómo conservar suelo de mosaico hidráulico.

1. Protector para conservar suelo de mosaico

Los principales enemigos de las baldosas de suelo de mosaico hidráulico son las inclemencias atmosféricas y cualquier tipo de mancha. Así que para conservar suelo de mosaico necesitarás impermeabilizar las baldosas. De esta manera, saturas los poros de cada baldosa, impidiendo que llegue a penetrar la humedad o cualquier mancha.

Para ello, te recomendamos utilizar un protector antimanchas, especial para suelos de mosaico hidráulico. En Monestir encontrarás dos variedades de protector antimanchas, con efecto mate, para conservar tus suelos de mosaico con un acabado natural o con efecto mojado, si prefieres conservar tus suelos de mosaico dándoles un efecto satinado.

Los protectores antimanchas de Monestir, no solo conservar tu suelos de mosaico hidráulico sino que también actúan como endurecedor evitando su envejecimiento prematuro. Asimismo no tendrás que preocuparte a largo plazo, pues no amarillean ni opacan los bonitos colores de las baldosas de mosaico. Además te facilitará las limpiezas habituales de tus suelos de mosaico.

2. Cera líquida ecológica para conservar suelo de mosaico

Para conservar suelo de mosaico con una capa extra de protección y brillo, recomendamos utilizar la Cera líquida ecológica de Monestir. De esta manera, el suelo de mosaico hidráulico queda protegido del desgaste del tránsito y también de marcas de rallado y huellas. La Cera líquida ecológica es perfecta para darle un aspecto brillante y elegante a los suelos de mosaico hidráulico, especialmente si son antiguos y no sabemos cómo recuperar su lustroso brillo de antaño.

Otro aspecto importante para conservar suelo de mosaico es una limpieza adecuada. Si quieres saber más trucos para conservar suelo de mosaico, estate atento a los próximos posts.

Cómo quitar la cola de los azulejos

Eliminar restos de cola (Mosaico hidráulico y Nolla)

Por fin tienes el suelo de mosaico hidráulico o Nolla que tanto deseabas, pero ahora quedan en los azulejos los horribles restos de cola imposibles de limpiar. Así que si quieres saber cómo quitar la cola de los azulejos en suelos de mosaico hidráulico y Nolla, este es tu post.

Una vez acabada la obra, esperamos con ilusión ver los resultados tras la larga espera. Por eso, no tardamos en realizar la limpieza, pero nada más comenzar nos damos cuenta de que las dichosas manchas de cola no desaparecen por mucho que las frotemos con nuestros limpiadores habituales.

Aunque parezca imposible, lo cierto es que puedes quitar la cola de suelos de los azulejos prácticamente sin esfuerzo. Para ello, el secreto es utilizar el Limpiador Restos de Obra para Mosaico Hidráulico de Monestir.

El nuevo Limpiador Restos de Obra para Mosaico Hidráulico es capaz de quitar la cola de los azulejos, así como cualquier tipo de suciedad impregnada tras la obra. Además podrás utilizarlo en cualquier momento para eliminar manchas de salitres, cal y eflorescencias en los azulejos de mosaico hidráulico y Nolla, para que luzcan siempre con su bonito color original.

Quitar la cola de los azulejos con el Limpiador Restos de Obra para Mosaico Hidráulico es un proceso muy rápido y sencillo. Para ello, solo hay que diluir una parte de Limpiador Restos de obra con entre 3 y 5 partes de agua. Extendemos la mezcla con una fregona y frotamos con la ayuda de un estropajo sobre los restos de cola. Una vez eliminados, aclaramos con abundante agua toda la superficie, y ¡voilà! Nuestros azulejos de Mosaico Hidráulico y Nolla quedarán impecables.

Si quieres saber más sobre cómo cuidar y conservar los azulejos de tus suelos de Mosaico Hidráulico y Nolla, no te pierdas los siguientes posts…

Cómo restaurar baldosa hidráulica en suelos envejecidos y sucios

Si tus suelos hidráulicos están opacos, envejecidos y sucios, y a pesar de las limpiezas continuadas siguen igual, sin duda debes restaurar la baldosa hidráulica.

Restaura la baldosa hidráulica paso a paso

Sin realizar grandes gastos puedes restaurar baldosas hidráulicas tú mismo y con resultados profesionales. Para ello sigue los pasos que te indicamos a continuación.

Restaura baldosas hidráulicas. Paso 1 Limpieza profunda

Una limpieza en profundidad es el primer paso para restaurar baldosas hidráulicas. Diluye una parte de Sanigel en cinco de agua y extiende con una fregona. Deja actuar unos minutos y frota suavemente con un estropajo. Para finalizar la limpieza aclara con abundante agua. En caso de que quede algún resto de suciedad, podemos repetir el mismo procedimiento.

Restaura baldosas hidráulicas. Paso 2 Protección

Pasadas 24 horas tras la limpieza, es el momento de aplicar un tratamiento protector para restaurar las baldosas hidráulicas. Con una brocha ancha o rodillo aplicaremos Bellatrix. Además podemos elegir entre dos acabados: natural o efecto mojado. De esta manera, evitaremos que nuestras baldosas hidráulicas vuelvan al estado anterior.

Restaura baldosas hidráulicas. Paso 3 Encerado

Para finalizar la restauración de las baldosas hidráulicas es recomendable aplicar un encerado. La mejor opción es utilizar una cera ecológica que aporte brillo y protección a los suelos hidráulicos. Cera noble liquida de Monestir es perfecta para estos casos, pues recupera el brillo y el color de las baldosas hidraúlicas desgastadas. Para aplicarla simplemente necesitas una paletina ancha.

Restaura baldosas hidráulicas. Paso 4 Mantenimiento

Una vez restaurados los suelos hidráulicos, brillarán en todo su esplendor. Para mantener este bonito efecto permanentemente simplemente debes añadir un limpiador abrillantador como Cerabric en tus limpiezas habituales. De esta manera nutrirás en profundidad las baldosas hidráulicas y se mantendrán impecables y brillantes para siempre.

Cómo quitar manchas en suelo hidráulico

Si elegimos un suelo hidráulico es para que sea un elemento importante en la decoración. Por ello, es muy importante mantenerlos relucientes para que resalte su bonito diseño y colorido. Si tu suelo hidráulico está muy manchado y no sabes cómo limpiarlo sin dañar su color, aquí te enseñamos cómo quitar manchas en suelo hidráulico.

Los suelos hidráulicos deben ser tratados con cuidado si no queremos estropearlos. Por esta razón, no podemos utilizar en ellos productos agresivos como la lejía, el salfumán o el amoníaco. Para quitar manchas en suelo hidráulico debemos utilizar un producto especial para su limpieza.

Sanigel es un limpiador específico para quitar manchas en suelo hidráulico. Para su utilización, es necesario diluir 1 parte de Sanigel en 3 de agua y extender la mezcla con una fregona. Se deja actuar entre 10 y 15 minutos y se procede a frotar suavemente para quitar las manchas en suelo hidráulico con un estropajo suave. Para finalizar se aclara con abundante agua y se retira todo con una fregona o bayeta.

Cómo verás se pueden quitar las manchas de suelo hidráulico de una manera sencilla. Si quieres evitar que tu suelos hidráulicos se vuelvan a manchar, lo mejor que puedes hacer es aplicar un tratamiento que los proteja.

Un tratamiento de fácil aplicación como Bellatrix es la mejor solución para nuestros suelos hidráulicos. Se trata de un tratamiento protector antimanchas especial para este tipo de suelos. De esta manera no tendrás que volver a quitar manchas en suelo hidráulico y además las limpiezas habituales serán más fáciles y rápidas, ya que Bellatrix evita la acumulación de suciedad.

Para aplicar este tratamiento antimanchas solo necesitas una brocha ancha o rodillo. Además lo encontrarás disponible con 2 acabados. Bellatrix natural para un acabado totalmente transparente o Bellatrix Efecto Mojado para un efecto satinado.

Cómo abrillantar suelo hidráulico

Cómo abrillantar suelo hidráulico

Los suelos hidráulicos se caracterizan por su gran variedad de colores y diseños. Sus bonitos motivos siempre otorgan un estilo muy original y personal a la estancia dónde se encuentran.

Aunque se trata de unos suelos muy resistentes y antideslizantes, los suelos hidráulicos poseen una gran porosidad y por ello necesitan un tratamiento habitual. Este tipo de tratamientos impiden el desgaste, la absorción de manchas y mantienen el brillo original de los suelos hidráulicos.

Para abrillantar los suelos hidráulicos hay diferentes tratamientos profesionales, pero evidentemente requieren mano de obra, dinero y tiempo. Para evitar todas estas complicaciones, lo mejor es tratar los suelos hidráulicos desde el principio con productos protectores y abrillantadores que sean de acabado profesional pero de aplicación cómoda y sencilla.

Primero que todo, es necesario aplicar un protector antimanchas para suelo hidráulico. De esta manera tapamos la porosidad de las piezas, protegiéndolas de la humedad y por tanto del desgaste. Para ello utilizaremos Bellatrix (efecto mojado) o Bellatrix Natural, protectores antimanchas que consolidan las piezas del suelo hidráulico, se aplican fácilmente con brocha o rodillo.

Una vez seco el primer tratamiento, es el momento de abrillantar el suelo hidráulico. La Cera Noble Líquida de Monestir es de gran dureza, protege las baldosas de suelo hidráulico y otorga un sedoso acabado satinado. Al igual que Bellatrix, se aplica de manera sencilla y sin necesidad de frotar. Simplemente con la ayuda de una paletina ancha podremos abrillantar nuestro suelo hidráulico, dejando un encerado perfecto, resistente a las rayas y a las pisadas.

Mantener el brillo de nuestros suelos hidráulicos será muy fácil si limpiamos habitualmente la superficie con Cerabric, un limpiador abrillantador que se ocupa de renovar el brillo de los suelos hidráulicos como el primer día.

Como os comentábamos desde un principio, abrillantar los suelos hidráulicos es muy sencillo si utilizamos los productos adecuados.

Limpieza y tratamiento del mosaico de Nolla.

¿Que és el mosaico de Nolla?

El mosaico de Nolla es un mosaico de gres monocromo que está formado por un tipo especial de loseta cerámica en cuya fabricación intervienen arcillas especialmente seleccionadas capaces de vitrificar a baja temperatura. La naturaleza del material permite el pulido con piedras de textura abrasiva pasando de granos gruesos a granos más finos.

Previo triturado para conseguir una perfecta molienda, se les agregaban, igualmente en polvo finísimo, calizas o feldespatos que les otorgaba su característica dureza y colorido natural.

Miguel Nolla, de origen valenciano, aplicó diseños geométricos a sus baldosines. Las formas más conocidas son las cuadradas, hexagonales y octogonales en medidas que van desde 19 a 100 mm. Son un lujo para la vista.

La firma Nolla se convirtió en una de las más premiadas y competitivas. A estos logros técnicos unió la oferta de una bi-cocción policromada con los mosaicos incrustados al fuego, que tenían la ventaja de su rápida colocación y no quedaban ceñidos a las redes geométricas rectas. Este formato se fabricó desde finales del siglo XIX y a día de hoy está muy buscado para restauraciones.

Aunque acabó siendo desplazado igualmente por el pavimento hidráulico, la implantación de éste no supuso perdida estética alguna. Por el contrario, no puede decirse lo mismo del terrazo, que nacido para ser producido en masa y sin decorar, al sustituir al pavimento hidráulico, provocó un serio retroceso que aún no ha sido superado.

Al final lo artesanal prevalece en el tiempo.

Como decía Antonio Gaudí, la originalidad consiste en volver a los orígenes.

Limpieza y tratamiento.

El mosaico de Nolla es un material muy duro que se puede limpiar con SANET para eliminar todos los restos de obra como cemento, manchas de salitre, eflorescencias que quedan durante la colocación para desincrustar los poros y dejar el suelo perfectamente limpio o también podemos limpiarlo con SANIGEL para limpiar manchas domésticas como café, coca cola, vino, aceites... si el suelo tiene cera o tratamientos antiguos como aceites de mora o similares también lo limpiaremos muy bien con SANIGEL.

Como el mosaico de Nolla es muy poco poroso, podemos protegerlo contra las manchas con BELLATRIX NATURAL porque es un producto que queda muy natural porque no altera la tonalidad ni el brillo de las piezas y además no altera la superficie por lo que no resbala, pero vamos, si nos gusta el efecto mojado podemos aplicar BELLATRIX con la precaución de aplicar una sola mano y muy estirada, es decir, una mano finita para evitar que haga capa.

Mantenimiento.

Para el mantenimiento, podemos diluir medio vaso de CERABRIC en un cubo de agua clara y fregar el suelo de manera normal. Si vemos que el suelo está un poco apagado, podemos añadir más CERABRIC en el agua (un vaso lleno 250 cc), de esta manera damos mayor lustre y brillo al suelo.

Lo que hay que evitar es fregar el suelo con jabones, lejías, amoniaco o demás productos que puedan poco a poco ir deteriorando el tratamiento, por ello es conveniente utilizar CERABRIC siempre que lavemos el suelo porque CERABRIC limpia la suciedad habitual y a la vez, restaura la capa de tratamiento y recupera el brillo que se haya podido perder.

pavimento de nolla
suelo de mosaico de nolla