Cómo limpiar manchas difíciles del suelo

Cómo limpiar manchas difíciles del suelo

Generalmente nuestros suelos se manchan de restos de comida o bebidas, un tipo de manchas que solemos limpiar enseguida y con gran facilidad. No obstante, en ocasiones nos enfrentamos a manchas muy incrustadas que son difíciles de limpiar. Entre las más complicadas, están las manchas de pintura. Es habitual que protejamos nuestros suelos cuando vamos a pintar las paredes de una habitación, pero a veces es inevitable que caiga pintura al suelo y nos demos cuenta mucho tiempo después, cuando la mancha ya se ha secado y es muy difícil de limpiar.

Asimismo, otro tipo de manchas difíciles de limpiar, son las manchas de aceite que se dan dentro del garaje. A veces, nuestro coche o moto pierden aceite del motor y manchan el suelo de nuestro garaje, pero no solo eso, sino que aunque sea una mancha muy pequeña, si la pisamos sin querer y luego entramos a casa, ya habremos manchado inevitablemente nuestro suelo interior.

Para no dañar nuestros suelos con dichas manchas o posteriormente dañarlo durante la limpieza con productos agresivos; te recomendamos un producto que respete tus suelos y que sea de sencilla y rápida aplicación para no estar perdiendo el tiempo.

Este producto es Sanigel, un potente limpiador desengrasante de manchas domésticas. No emite vapores, así que puedes utilizarlo tanto en tus suelos de exterior como de interior. Para limpiar las manchas de tu suelos, debes diluir Sanigel en un cubo de agua y extenderlo con una fregona sobre las manchas. Solo tendrás que esperar 5 minutos para que Sanigel actúe y disuelva las manchas. A continuación hay que frotar suavemente con un estropajo y aclarar abundantemente con agua. Para finalizar, eliminaremos cualquier residuo con la fregona.

Recuerda que puedes utilizar Sanigel sobre una gran variedad de suelos: pizarra, piedra, hormigón, mosaico hidráulico, barro, cerámica esmaltada, mármol envejecido y gres rústico.

Mantenimiento de piedra natural en exteriores

En entradas anteriores, ya explicamos cómo proceder a la hora de limpiar todo tipo de manchas y/o tratar tus suelos o fachadas de piedra natural (como pueden ser pizarras, calizas o mármoles) en el exterior. En esta entrada veremos cómo llevar a cabo el  mantenimiento periódico pertinente para conservar nuestra superficie de piedra natural en perfectas condiciones  nutriendo y reforzar la capa protectora del tratamiento.

Para el mantenimiento de nuestros suelos y fachadas de piedra natural utilizaremos el limpiador/abrillantador CERABRIC, válido tanto para piedra y mármoles como para superficies de barro,  gres rustico, porcelanico y mosaico hidráulico.

CERABRIC: Mantenimiento de piedra natural en el exterior

Para proceder al manteniendo únicamente necesitaremos CERABRIC un cubo y una fregona normal limpios, sin restos de limpiadores, ceras o lejías. La temperatura de aplicación es de entre 5 y 35º.

CERABRIC es un producto concentrado, por lo que hay que en primer lugar hay que agitar el producto y  diluirlo en un cubo con agua limpia (1 vasito 125c.c. 50m²). Su aplicación es muy sencilla, pues basta con pasar la fregona de forma uniforme evitando dejar charcos sobre la superficie seca y perfectamente barrida. Hecho esto, esperaremos al menos 20 minutas antes de pisar el suelo.

como-limpiar-piedra-natural-exterior

Cómo limpiar y proteger suelos y fachadas de piedra natural en exteriores

Los suelos o fachadas de piedra natural han sido desde tiempos antiguos una excelente opción para nuestros exteriores. Ya que la piedra natural, además de aportar una gran elegancia en líneas generales, ofrecen unas excelentes cualidades de durabilidad, impermeabilidad y resistencia.

A la hora de limpiar tus suelos o fachadas de piedra natural (como pueden ser pizarras, calizas o mármoles) debes evitar el uso de ciertos productos químicos agresivos como pueden ser la lejía, amoniaco, desincrustantes de cal, etc. ya que pueden ocasionar daños en la piedra. Es necesario utilizar productos diseñados específicamente para tal fin, según el tipo de mancha

Limpieza de manchas domésticas en piedra natural

Para la limpieza de manchas domésticas en suelos o fachadas de piedra natural en exteriores podemos utilizar SANIGEL, idóneo para la eliminación de manchas de aceites, grasas, vino, café, pinturas… o incluso para eliminar grafitis de fachadas. SANIGEL no incorpora disolventes ni deteriora las juntas, siendo únicamente agresivo con las manchas.

SANIGEL se usa diluyéndolo en agua según el grado de suciedad de la superficie de piedra natural a limpiar, siendo la disolución de 1 parte de SANIGEL con 10 partes de agua la idónea para la eliminación de manchas superficiales sin dañar los tratamientos. El producto se aplica directamente con una fregona sobre el suelo de piedra natural barrido y completamente seco. Se deja actuar durante 5 minutos siguiendo las indicaciones del producto y posteriormente procederemos a frotar enérgicamente (estropajo, cepillo de raíces o máquina rotativa) y al aclarado final con abundante agua.

Limpieza de restos de obra en piedra natural

Para la limpieza de restos del rejuntado y cemento en suelos de piedra natural utilizaremos SANET, ideal en materiales muy porosos de exterior.

SANET es un quitacementos antisalitre concentrado, por la que es necesario diluirlo en agua siguiendo las instrucciones del producto. La superficie de piedra natural debe encontrarse barrida y completamente seca antes de proceder a extender una capa de SANET mediante una fregona. Dejaremos actuar unos segundos para después frotar y aclarar con agua abundante. Ya por último, retiraremos la suciedad con una fregona, esponja o aspirador de líquidos para evitar que el pavimento vuelva a absorber la suciedad.

Decapar tratamientos antiguos en piedra natural

Para decapar tratamientos antiguos en suelos de piedra natural en exteriores utilizaremos SANIGEL en una concentración superior. Para el decapado de barnices se puede utilizar puro, para el decapado de aceites y ceras se emplea diluyendo una parte de SANIGEL con 3 agua.

Una vez aplicado el producto con una fregona debemos esperar entre 30 minutos para decapados de ceras y aceites hasta una hora para decapados de barnices y poliuretanos. Posteriormente pasaremos a frotar enérgicamente, Aclarar abundantemente con agua y retirar la suciedad con una fregona, esponja o aspirador de líquidos antes de que el pavimento vuelva a absorber la suciedad.

Repetiremos el aclarado con una parte de SANET y 20 de agua para neutralizar los posibles restos de SANIGEL y prevenir así la salida de eflorescencias blancas. Una vez tenemos el suelo de piedra natural completamente limpio debemos esperar hasta que esté totalmente seco antes de aplicar un tratamiento. El tiempo de secado varía de invierno a verano, pero por regla general esperaremos entre 2 y 3 días. Durante este periodo de secado es imprescindible no pisar el suelo de piedra natural para evitar huellas.

Tratamiento de suelos y fachadas de piedra natural

Para el tratamiento suelos o fachadas de piedra natural en exteriores, protegiéndolos contra todo tipo de manchas, aplicaremos BELLATRIX o BELLATRIX NATURAL.

Elegiremos BELLATRIX NATURAL si queremos tratar el suelo o fachada de piedra natural manteniendo su tonalidad. El producto se usa en estado puro, sin diluir, sobre la superficie limpia. Se agita en primer lugar y se aplica uniformemente y evitando exceso con una brocha ancha. Al tacto seca inmediatamente, pero el producto resulta totalmente eficaz pasadas 24 Horas desde su aplicación. Se aconseja efectuar una prueba antes de realizar toda la aplicación para asegurarse de que el suelo reúne las condiciones de porosidad y secado necesarias para realizar el tratamiento con éxito. No forma película, por lo que no altera la característica antideslizante de los suelos de piedra natural.

Si por el contrario queremos intensificarla tonalidad con efecto mojado, realzando el veteado y colores de la piedra natural, utilizaremos BELLATRIX. Siendo sus condiciones de dilución y aplicación idénticas a las de BELLATRIX NATURAL.

Cómo limpiar y proteger tus suelos de pizarra

pizarra

La pizarra es una roca metamórfica formada a partir de la compactación de arcillas sometidas a altas temperaturas y caracterizada por su división en finas láminas o lajas.
La pizarra natural es un producto muy apreciado desde tiempos antiguos, tanto por su belleza como por sus excelentes propiedades técnicas que le permiten adaptarse a cualquier proyecto siendo válida tanto para suelos como para revestimientos, fachadas y jardines. Aportando siempre un importante valor añadido a la vivienda.

UTILIZA EL PRODUCTO ADECUADO SEGÚN EL TIPO DE MANCHA

Los suelos de pizarra natural dotan a cualquier espacio de un aspecto inimitable y atemporal que se mantendrá inalterable con el tiempo siempre que se le aplique el producto adecuado para protegerla. Su elegancia y personalidad aportan un carácter único y ofrecemos soluciones para limpiar tus suelos de pizarra natural de cualquier tipo de mancha natural que pueda surgir como manchas de óxido o cal o productos para limpiar las manchas domésticas más habituales como café, aceite, manchas de vino, vinagre, manchas de zumos, coca-cola u otros refrescos.
Para la limpieza de las manchas de cal y óxido, tanto en exterior como en interior, emplearemos el producto de limpieza SANET diluyéndolo en agua según el grado de suciedad del suelo de pizarra, siendo la normal general una parte de SANET por 5 partes de agua. Es recomendable realizar una prueba antes de proceder a la limpieza del suelo de pizarra para comprobar la concentración de SANET idónea.
Antes de proceder a la aplicación el suelo de pizarra debe estar barrido y seco. Extenderemos el producto mediante una fregona y esperaremos unos segundos (entre 5 y 30) mientras actúa. Posteriormente frotaremos el suelo de pizarra y aclararemos con abundante agua.
Para la limpieza de manchas domésticas podemos utilizar el quitamanchas SANIGEL, ideal para eliminar manchas procedentes de aceites, grasa, vino, café, refrescos, etc. SANET No deteriora los pavimentos ni las juntas, siendo únicamente agresivo con las manchas y los tratamientos antiguos. Para su uso hay que diluir el quitamanchas previamente en agua siguiendo las instrucciones del producto, posteriormente procederemos a la aplicación mediante una fregona y dejaremos actuar durante varios minutos (siguiendo las instrucciones del producto).
Una vez tenemos la pizarra natural limpia, la dejamos secar y pasamos a pintarla con el producto protector específico para la pizarra BELLATRIX. Lo hay en 2 acabados diferentes, BELLATRIX NATURAL que protege la pizarra natural sin alterar la tonalidad ni el color, y BELLATRIX EFECTO MOJADO, que protege la pizarra realzando la tonalidad natural y los colores de los suelos y fachadas de pizarra natural.

Seguimos tratando suelos… en Suecia.

Producto Lucer en idioma sueco

Seguimos tratando suelos de barro cocido natural… y cada vez más lejos!

Hemos intensificado las relaciones comerciales con nuestros amigos suecos y todo gracias al esfuerzo que realiza MONESTIR por tener el mejor producto en tienda. Envases atractivos y profesionales y un etiquetado con la última tecnología es lo que hace más llamativo estos productos. Toda la literatura y normativa legal en Sueco… pero lo dentro, amigo, lo de dentro es 100% español. Productos con las mejores garantias para conseguir los mejores resultados! Limpiadores de todo tipo de manchas domésticas, fin de obra, antimanchas para terracota, pidera, pizarra, mosaico hidráulico… Si tienes un suelos rústico y quieres mantenerlo en perfecto estado de revista, en MONESTIR encontrarás a tu mejor aliado!