Cómo proteger nuestras fachadas de las lluvias y de las heladas

En breve se acaba el buen tiempo y comienzan las habituales lluvias del otoño. Por eso, este es el momento perfecto para proteger la fachada de la lluvia.

Con el paso del tiempo, la humedad y las inclemencias del tiempo hacen mella en las fachadas de nuestras viviendas, ocasionándoles graves daños en su estructura si no ponemos solución a tiempo.

Para evitar obras, gastos y mayores incomodidades, es recomendable realizar un mantenimiento frecuente a nuestras fachadas, lo cual no tiene porque ser necesariamente caro, si sabemos elegir el tratamiento adecuado.

Para proteger las fachadas de la lluvia, debemos primero que todo realizar una revisión. Asegurarnos de que todas las esquinas y juntas no presentan grietas donde puedan calar goteras y filtraciones. En caso de que así sea, deberemos reparar esas pequeñas grietas lo antes posible.

Tras ello, para proteger las fachadas de la lluvia correctamente, aplicaremos en este tipo de zonas problemáticas, un impermeabilizante transparente, como Impermeabilizante Grietas y Juntas de Monestir, especialmente diseñado para evitar cualquier filtración de humedad y proteger las fachadas de la lluvia, es apto para todo tipo de materiales, como piedra, terracota, granito, porcelánicos…

Pero, para la realizar una protección completa de la fachada contra la lluvia, debemos aplicar un tratamiento hidrofugante y muy importante, que sea transpirable, para evitar otro tipo de problemas internos, como es el caso de Hidroclay, un protector que consolida los materiales de la fachada, evitando así su desgaste natural. Con una sencilla aplicación de Hidroclay estarás protegiendo las fachadas de la lluvia, de las heladas y de todo tipo de daños, como el moho, las eflorescencias y las manchas causadas por la contaminación. Pero sobre todo y más importante, de los daños internos que pueda causar en su estructura.

 

Consejos para proteger piedra exterior

Definitivamente el mejor consejo para proteger piedra exterior es realizar un buen mantenimiento. Y lo cierto es que si es rápido y sencillo mucho que mejor. Por ello, enseguida te explicamos cómo conseguir la mayor protección para suelos y fachadas de piedra exterior.

La piedra natural se caracteriza por ser un gran aislante térmico, además de por su resistencia y durabilidad. Sin embargo, su talón de Aquiles es su porosidad. Esto lo convierte en un material vulnerable a las humedades y a cualquier tipo de mancha. Así que el mejor consejo para proteger piedra exterior, es aplicar tratamientos que eviten la filtración de cualquier tipo de humedad.

Consejo para proteger piedra exterior: Fachadas

El mejor tratamiento para estos casos es Hidroclay, un hidrofugante transpirable que protege las fachadas de las inclemencias meteorológicas, ya que impide por completo la filtración de agua. Asimismo, evita su degradación debido a las heladas y a su desgaste con el paso del tiempo. De esta manera, evitarás cualquier problema derivado de la humedad, como las eflorescencias y las concentraciones de moho.

Consejo para proteger piedra exterior: Suelos

Proteger los suelos de piedra exterior es primordial. Por ello, te aconsejamos un tratamiento protector que además de evitar cualquier filtración, permita transpirar al pavimento y que además sea totalmente antideslizante. Este tratamiento es Bellatrix, de fácil aplicación, seca rápidamente y no altera el color de los suelos de piedra exterior. Lo encontrarás disponible en dos acabados diferentes, transparente y con efecto mojado.

Consejo para proteger piedra exterior: Terrazas

En las terrazas suelen producirse filtraciones de agua que acaban convirtiéndose en goteras. Para evitar un gran daño en su estructura, debemos ser meticulosos hasta en el último rincón. Para proteger las terrazas de piedra exterior por completo, te recomendamos Impermeabilizante Grietas y Juntas, específico para estos casos, es de fácil aplicación y de secado inmediato.<7p>

Suelos de cerámica sin resbalones

Uno de los accidentes domésticos más comunes son las caídas por resbalones. ¿Quién no se ha llevado un buen susto en la ducha o en un suelo encerado? Y en el mejor de los casos, solo ha quedado en un susto, porque siendo sinceros, una mala caída puede causar grandes lesiones e incluso una tragedia. Por ello, para evitar este tipo de accidentes, es muy importante tomar las medidas adecuadas.

Aunque los resbalones pueden ser causados por varias factores, tenemos que destacar que los suelos de cerámica suelen ser de los más resbaladizos. La cerámica es un material muy demandado ya que es muy resistente, se limpia con facilidad y sobre todo es tremendamente versátil, debido a la multitud de sus acabados. Esto se traduce en que puede adaptarse a cualquier rincón del hogar, ya sea en exteriores como en terrazas o jardines, o en cualquiera de las estancias de interior; además no olvidemos que la cerámica es el material que se utiliza en la fabricación de bañeras y duchas.

Sin embargo, cómo ya decíamos y a pesar de sus múltiples ventajas, los suelos de cerámica se caracterizan por ser resbaladizos, por lo que debemos tomar las precauciones necesarias.

Para acabar definitivamente con ese molesto efecto resbaladizo, utilizaremos ANTIDESLIZANTE de MONESTIR, un producto que actúa sobre los suelos, así como en bañeras y duchas. Actúa desgastando muy suavemente la capa más superficial, creando rugosidad y de esta manera acaba con ese efecto resbaladizo. ANTIDESLIZANTE de MONESTIR está diseñado específicamente para suelos de cerámica, gres porcelánico, duchas y bañeras.

El tratamiento con ANTIDESLIZANTE es muy rápido y fácil. Solo tenemos que aplicar sobre la superficie cerámica que deseemos tratar y dejar actuar entre 10 y 15 minutos. Una vez pasado este tiempo, aclararemos con abundante agua. Si quisiéramos un mayor efecto antideslizante, solo tenemos que repetir los pasos durante un poco más de tiempo.

Al darle esa textura rugosa a una superficie cerámica, es muy probable que pierda brillo de manera irreversible, por lo que siempre, antes de su aplicación, recomendamos realizar una pequeña prueba en un lugar poco visible. De esta manera, podremos controlar la actuación del producto, consiguiendo así el efecto deseado.

No esperes a que ocurran accidentes domésticos para tratar tus suelos de cerámica, aplica cuanto antes un tratamiento profesional como ANTIDESLIZANTE de MONESTIR.

Cómo proteger suelos y fachadas de piedra natural de manchas y humedades

La piedra natural es uno de los materiales más demandados para la construcción y decoración de hogares. La mayor ventaja de la piedra natural es que es un gran aislante térmico, y nos protege de temperaturas extremas, manteniendo una temperatura agradable en el interior ya sea invierno o verano. Aunque se adapta muy bien a las temperaturas, no ocurre lo mismo con las humedades; la piedra natural es un material especialmente vulnerable debido a su alta porosidad, así que es fácil que absorba las manchas de humedad y salitre, lo que favorece también la aparición de musgo y verdín.

Aunque de primeras pensemos que las manchas causadas por la climatología son inevitables y solo pensemos en su limpieza a fondo, lo cierto es que sí podemos evitarlas. Para ello, necesitaremos un tratamiento que prevenga y proteja tanto nuestros suelos como nuestras fachadas de piedra natural de las inclemencias del tiempo.

Elegiremos por tanto, un tratamiento protector impermeabilizante como BELLATRIX de MONESTIR que no daña en absoluto las propiedades y el brillo de la piedra natural. MONESTIR presenta dos variedades del tratamiento, así que dependiendo del acabado que busquemos, podemos decidir entre BELLATRIX NATURAL o BELLATRIX. Si queremos mantener la tonalidad original de nuestra piedra natural optaremos por BELLATRIX NATURAL pero si nos gusta más un acabado satinado con efecto mojado elegiremos BELLATRIX.

La aplicación de ambos productos es la misma y además muy sencilla. Antes que nada, la superficie a tratar debe estar seca; si vamos a tratar un suelo, debemos barrer antes de comenzar con su aplicación. Agitamos entonces el envase y vertemos el producto en un recipiente limpio. Para aplicarlo, necesitaremos una brocha ancha o un rodillo. Es importante que extendamos una mano bien estirada del producto, procurando que quede bien repartido, siempre de manera uniforme y evitando en todo momento los excesos para no dejar charcos. Aunque su secado es muy rápido, debemos esperar 24 horas para que el producto actúe en profundidad en la piedra natural.

Recuerda que tanto BELLATRIX como BELLATRIX NATURAL son perfectos para todo tipo de piedra, como gres, pizarra, mosaico… materiales que seguro también tienes en tu hogar. Además tiene efecto antideslizante lo que lo hace perfecto para superficies resbaladizas como el plato de ducha o los bordes de la piscina.

Tanto si lo utilizas para suelos como fachadas de piedra, verás como la superficie queda perfectamente impermeabilizada y protegida contra todo tipo de manchas, además de que prolongarás su resistencia y belleza, ya que BELLATRIX evita el envejecimiento y desgaste prematuro de la piedra natural dejándola como nueva.