Cómo quitar restos de cola de suelos de mosaico hidráulico y Nolla

Cómo quitar restos de cola de suelos de mosaico hidráulico y Nolla

Tras la obra suelen quedar restos muy difíciles de eliminar en los suelos de Mosaico hidráulico y Nolla. Para no estropear ninguna baldosa ni perder el tiempo con productos inútiles o agresivos y poder quitar restos de cola de suelos de mosaico hidráulico y Nolla fácilmente, te recomendamos los siguientes consejos:

Para quitar restos de cola de suelos de mosaico hidráulico y Nolla no necesitarás maquinaria, solamente una fregona, un estropajo, guantes y Limpiador Restos de Obra de Monestir.

Limpiador Restos de Obra es un limpiador especial que quita los restos de cola de suelos de mosaico hidráulico y Nolla, así como cualquier tipo de restos de obra y eflorescencias. Para comenzar a quitar restos de cola, simplemente debes diluir una parte de Limpiador Restos de Obra en de 3 a 5 partes de agua. A continuación, extiende la mezcla con la fregona y frota con un estropajo los restos de cola en los suelos de mosaico hidráulico y Nolla. Estos saldrán con facilidad. Para terminar, solo des aclarar la zona con abundante agua.

Una vez hayas quitado los restos de cola de tus suelos de mosaico hidráulico y Nolla, te recomendamos la aplicación de un tratamiento protector. Este, protegerá tus suelos de cualquier tipo de mancha y humedad, ya que se trata de un tratamiento hidrófugo y oleófugo que impermeabiliza los suelos. En Monestir encontrarás disponible dos variedades de protectores para suelos de mosaico hidráulico y Nolla: Protector Antimanchas Transparente y Protector Antimanchas Efecto Mojado.

Y si estás pensando en que tus nuevos suelos de mosaico hidráulico y Nolla luzcan aún más, en todo su esplendor, te recomendamos la cera líquida ecológica de Monestir, con la que darás una capa de protección a tus suelos, además de un brillo muy intenso que hará que tus suelos de mosaico hidráulico y Nolla destaquen totalmente allí donde estén.

conservar suelo mosaico hidráulico

Cómo conservar suelo de mosaico hidráulico

El suelo de mosaico hidráulico destaca por sus llamativos y originales colores y decoraciones, así que si quieres mantenerlo tan bonito como el primer día, necesitas saber cómo conservar suelo de mosaico hidráulico.

1. Protector para conservar suelo de mosaico

Los principales enemigos de las baldosas de suelo de mosaico hidráulico son las inclemencias atmosféricas y cualquier tipo de mancha. Así que para conservar suelo de mosaico necesitarás impermeabilizar las baldosas. De esta manera, saturas los poros de cada baldosa, impidiendo que llegue a penetrar la humedad o cualquier mancha.

Para ello, te recomendamos utilizar un protector antimanchas, especial para suelos de mosaico hidráulico. En Monestir encontrarás dos variedades de protector antimanchas, con efecto mate, para conservar tus suelos de mosaico con un acabado natural o con efecto mojado, si prefieres conservar tus suelos de mosaico dándoles un efecto satinado.

Los protectores antimanchas de Monestir, no solo conservar tu suelos de mosaico hidráulico sino que también actúan como endurecedor evitando su envejecimiento prematuro. Asimismo no tendrás que preocuparte a largo plazo, pues no amarillean ni opacan los bonitos colores de las baldosas de mosaico. Además te facilitará las limpiezas habituales de tus suelos de mosaico.

2. Cera líquida ecológica para conservar suelo de mosaico

Para conservar suelo de mosaico con una capa extra de protección y brillo, recomendamos utilizar la Cera líquida ecológica de Monestir. De esta manera, el suelo de mosaico hidráulico queda protegido del desgaste del tránsito y también de marcas de rallado y huellas. La Cera líquida ecológica es perfecta para darle un aspecto brillante y elegante a los suelos de mosaico hidráulico, especialmente si son antiguos y no sabemos cómo recuperar su lustroso brillo de antaño.

Otro aspecto importante para conservar suelo de mosaico es una limpieza adecuada. Si quieres saber más trucos para conservar suelo de mosaico, estate atento a los próximos posts.