monestir-psds-Recovered

Cómo tratar suelo de barro exterior

Llega el buen tiempo y con él, las ganas de disfrutar de nuestras terrazas y jardines. Por ello, es importante que pongamos a punto nuestros suelos de exterior. Así que si quieres saber cómo tratar suelo de barro, a continuación te explicamos cómo hacerlo de manera sencilla y rápida, y lo mejor de todo, con un acabado profesional.

Tratar suelo de barro en dos sencillos pasos

Tratar suelos de barro no solo consiste en darles una capa de protección, sino también en darles un mantenimiento de manera periódica para que permanezcan siempre perfectos. Este segundo paso no tiene porque ser engorroso, si tratamos los suelos de barro con los productos destinados para ellos, el tratamiento por completo será sencillo y rápido.

Tratar suelo de barro. Paso 1. Protección

Los suelos de exterior son vulnerables a los vaivenes del clima. Por ello necesitan una capa eficaz de protección. Para tratar suelos de barro exterior, es recomendable aplicar un protector hidrofugante y transpirable. De esta manera, el pavimento no se resentirá con la humedad del clima, no sufrirá daños internos y evitará la proliferación de moho, a la vez que podrá transpirar internamente. Un tratamiento de estas características es Mitrol, es sencillo de aplicar y además lo encontrarás en su otra versión con efecto brillante, Mitrol Wet.

Tratar suelo de barro. Paso 2. Mantenimiento

Para mantener la protección y el color y brillo de los suelos, es importante no olvidar el mantenimiento si queremos tratar los suelos de barro correctamente. Para hacerlo sin complicaciones, existen tratamientos que son también limpiadores. Es el caso de Cerabric, este protector hidratante es perfecto para tratar los suelos de barro. Asimismo es un eficaz limpiador que renueva el brillo de los suelos, además de protegerlos. Conviértelo en tu limpiador habitual y mantendrás tus suelos de barro como nuevos.

Quitar óxido del suelo fácilmente

Quitar óxido del suelo fácilmente

Las manchas de óxido son difíciles de quitar, pero eso no significa que sea imposible. Si quieres saber cómo quitar óxido del suelo fácilmente, a continuación te explicamos cómo proceder de la manera más adecuada.

Cómo quitar óxido del suelo sin dañarlo

Es muy frecuente encontrar óxido en los suelos de exterior como en las terrazas, balcones, jardines o garajes, ya que cualquier herramienta, objeto o mueble de metal son vulnerables a oxidarse si los dejamos en estas zonas. No obstante, también pueden aparecer manchas de óxido en suelos de interior, como en cocinas y baños o tras una obra.

Ante la dificultad de quitar óxido del suelo, es fácil que se nos ocurra utilizar productos muy agresivos, pero no debemos cometer este grave error, pues acabaremos dañando nuestros suelos y será peor el remedio que la enfermedad.

Así que si tus suelos son de piedra, pizarra, terracota, cerámica esmaltada, porcelánico o gres, encontrarás la solución perfecta en Sanet, un efectivo limpiador ácido, específicamente diseñado para quitar óxido del suelo, así como todo tipo de residuos de obra y eflorescencias salinas (cal). Aunque es muy agresivo con este tipo de residuos, es totalmente inofensivo con los suelos y respeta su superficie.

Para quitar óxido del suelo, el primer paso que debes dar es retirar la suciedad superficial de los suelos, barriendo como de costumbre. Puedes fregarlo si lo consideras oportuno, pero recuerda que el pavimento debe estar completamente seco antes de aplicar Sanet. Para su aplicación, diluye una parte de Sanet en cinco de agua y extiende la mezcla con la ayuda de una fregona. Deja actuar unos segundos y frota con un estropajo para quitar el óxido del suelo. Este saldrá con facilidad. Para terminar, aclara con abundante agua y retira toda la suciedad con la fregona.

Suelos de piedra siempre relucientes

Desde siempre, los suelos de piedra son muy populares en los hogares, tanto en interiores como en exteriores. Obviamente son muy utilizados por sus excelentes cualidades como gran resistencia, durabilidad, impermeabilidad… y no nos olvidemos de sus diferentes subtipos: cerámica, pizarra, mármol, gres… Todos materiales muy resistentes con diferentes acabados para todo tipo de gustos.

Respecto a su limpieza y mantenimiento, los suelos de piedra deben ser tratados con productos específicos que limpien en profundidad sin alterar en absoluto sus cualidades, y que además los protejan de futuras manchas y retrasen su desgaste. Aunque existen muchos productos para cada tipo de suelo de piedra, o que solo sirven para limpieza o mantenimiento, en MONESTIR encontrarás CERABRIC, un producto ecológico que une ambas acciones, limpieza y mantenimiento. Fácilmente aplicable, CERABRIC es un limpiador y abrillantador que hidrata los suelos de piedra, restaurándolos y devolviéndoles su brillo original. Todo ello sin dejar el molesto efecto de suelo resbaladizo que dejan otros abrillantadores.

Además CERABRIC es muy versátil, ya que es útil para suelos de piedra, cerámica, mármol, pizarra, todo tipo de gres, así como para suelos de terracota y mosaico hidráulico.

Para aplicarlo, solo tienes que disolver un vasito (125ml) de CERABRIC, en un cubo con 5 litros agua limpia. Sobre el suelo seco y previamente barrido, debes aplicar la mezcla con una fregona muy limpia, recuerda que no tenga restos de otros productos. Pasa la fregona bien escurrida sin dejar charcos. Solo tienes que esperar 20 minutos y podrás ver los resultados.

Te recomendamos que utilices CERABRIC una vez por semana para darle un mantenimiento constante a tus suelos de piedra. Durante las limpiezas diarias, te aconsejamos que no utilices ningún otro limpiador como jabones o detergentes, ya que cualquier otro producto químico estropearía el tratamiento. No te preocupes por el hecho de no usar jabones, CERABRIC impide la acumulación de suciedad, es muy eficaz contra las manchas y evita las marcas de pisadas, además deja un agradable aroma a limpio por toda la casa.

Si no dispones de tiempo para complicados tratamientos y limpiezas constantes de tus suelos, recuerda que CERABRIC es el producto perfecto para ti: práctico, rápido y versátil, ya que limpia y abrillanta de una sola pasada casi todo tipo de suelos.

Suelos de cerámica sin resbalones

Uno de los accidentes domésticos más comunes son las caídas por resbalones. ¿Quién no se ha llevado un buen susto en la ducha o en un suelo encerado? Y en el mejor de los casos, solo ha quedado en un susto, porque siendo sinceros, una mala caída puede causar grandes lesiones e incluso una tragedia. Por ello, para evitar este tipo de accidentes, es muy importante tomar las medidas adecuadas.

Aunque los resbalones pueden ser causados por varias factores, tenemos que destacar que los suelos de cerámica suelen ser de los más resbaladizos. La cerámica es un material muy demandado ya que es muy resistente, se limpia con facilidad y sobre todo es tremendamente versátil, debido a la multitud de sus acabados. Esto se traduce en que puede adaptarse a cualquier rincón del hogar, ya sea en exteriores como en terrazas o jardines, o en cualquiera de las estancias de interior; además no olvidemos que la cerámica es el material que se utiliza en la fabricación de bañeras y duchas.

Sin embargo, cómo ya decíamos y a pesar de sus múltiples ventajas, los suelos de cerámica se caracterizan por ser resbaladizos, por lo que debemos tomar las precauciones necesarias.

Para acabar definitivamente con ese molesto efecto resbaladizo, utilizaremos ANTIDESLIZANTE de MONESTIR, un producto que actúa sobre los suelos, así como en bañeras y duchas. Actúa desgastando muy suavemente la capa más superficial, creando rugosidad y de esta manera acaba con ese efecto resbaladizo. ANTIDESLIZANTE de MONESTIR está diseñado específicamente para suelos de cerámica, gres porcelánico, duchas y bañeras.

El tratamiento con ANTIDESLIZANTE es muy rápido y fácil. Solo tenemos que aplicar sobre la superficie cerámica que deseemos tratar y dejar actuar entre 10 y 15 minutos. Una vez pasado este tiempo, aclararemos con abundante agua. Si quisiéramos un mayor efecto antideslizante, solo tenemos que repetir los pasos durante un poco más de tiempo.

Al darle esa textura rugosa a una superficie cerámica, es muy probable que pierda brillo de manera irreversible, por lo que siempre, antes de su aplicación, recomendamos realizar una pequeña prueba en un lugar poco visible. De esta manera, podremos controlar la actuación del producto, consiguiendo así el efecto deseado.

No esperes a que ocurran accidentes domésticos para tratar tus suelos de cerámica, aplica cuanto antes un tratamiento profesional como ANTIDESLIZANTE de MONESTIR.

Cómo proteger suelos y fachadas de piedra natural de manchas y humedades

La piedra natural es uno de los materiales más demandados para la construcción y decoración de hogares. La mayor ventaja de la piedra natural es que es un gran aislante térmico, y nos protege de temperaturas extremas, manteniendo una temperatura agradable en el interior ya sea invierno o verano. Aunque se adapta muy bien a las temperaturas, no ocurre lo mismo con las humedades; la piedra natural es un material especialmente vulnerable debido a su alta porosidad, así que es fácil que absorba las manchas de humedad y salitre, lo que favorece también la aparición de musgo y verdín.

Aunque de primeras pensemos que las manchas causadas por la climatología son inevitables y solo pensemos en su limpieza a fondo, lo cierto es que sí podemos evitarlas. Para ello, necesitaremos un tratamiento que prevenga y proteja tanto nuestros suelos como nuestras fachadas de piedra natural de las inclemencias del tiempo.

Elegiremos por tanto, un tratamiento protector impermeabilizante como BELLATRIX de MONESTIR que no daña en absoluto las propiedades y el brillo de la piedra natural. MONESTIR presenta dos variedades del tratamiento, así que dependiendo del acabado que busquemos, podemos decidir entre BELLATRIX NATURAL o BELLATRIX. Si queremos mantener la tonalidad original de nuestra piedra natural optaremos por BELLATRIX NATURAL pero si nos gusta más un acabado satinado con efecto mojado elegiremos BELLATRIX.

La aplicación de ambos productos es la misma y además muy sencilla. Antes que nada, la superficie a tratar debe estar seca; si vamos a tratar un suelo, debemos barrer antes de comenzar con su aplicación. Agitamos entonces el envase y vertemos el producto en un recipiente limpio. Para aplicarlo, necesitaremos una brocha ancha o un rodillo. Es importante que extendamos una mano bien estirada del producto, procurando que quede bien repartido, siempre de manera uniforme y evitando en todo momento los excesos para no dejar charcos. Aunque su secado es muy rápido, debemos esperar 24 horas para que el producto actúe en profundidad en la piedra natural.

Recuerda que tanto BELLATRIX como BELLATRIX NATURAL son perfectos para todo tipo de piedra, como gres, pizarra, mosaico… materiales que seguro también tienes en tu hogar. Además tiene efecto antideslizante lo que lo hace perfecto para superficies resbaladizas como el plato de ducha o los bordes de la piscina.

Tanto si lo utilizas para suelos como fachadas de piedra, verás como la superficie queda perfectamente impermeabilizada y protegida contra todo tipo de manchas, además de que prolongarás su resistencia y belleza, ya que BELLATRIX evita el envejecimiento y desgaste prematuro de la piedra natural dejándola como nueva.

Cómo quitar la cera de nuestro suelo de mármol

Si tienes suelo de mármol en tu hogar, seguramente lo habrás encerado para protegerlo y resaltar su brillo natural. Si embargo lo que puede ocurrir, es que tras varios encerados se formen capas y tu suelo de mármol presente un tono amarillento y nada favorecedor.

Para evitar esto, es importante que uses un producto específico para mármol. Nunca jamás improvises con cualquier limpiador; el mármol es un material muy delicado y puedes acabar con el bonito y elegante acabado de tu suelo de mármol en segundos.

Para quitar las capas de cera fácilmente, utiliza QUITACERAS de MONESTIR. Simplemente tienes que aplicarlo con una fregona bien escurrida y dejar actuar entre 5 y 10 minutos para que se deshagan las manchas. Finalmente hay que aclarar con la fregona bien escurrida. Así de sencillo.

Además también puedes utilizar QUITACERAS de MONESTIR como limpiador habitual para tu suelo de mármol. Solo tienes que diluir un vasito de QUITACERAS en un cubo de agua y aplicar con la fregona bien escurrida.

Limpiar y cuidar tu suelo de mármol es muy fácil y rápido si cuentas con los productos adecuados. Verás como tu suelo de mármol brilla como el primer día

Cómo limpiar y proteger tus suelos de pizarra

pizarra

La pizarra es una roca metamórfica formada a partir de la compactación de arcillas sometidas a altas temperaturas y caracterizada por su división en finas láminas o lajas.
La pizarra natural es un producto muy apreciado desde tiempos antiguos, tanto por su belleza como por sus excelentes propiedades técnicas que le permiten adaptarse a cualquier proyecto siendo válida tanto para suelos como para revestimientos, fachadas y jardines. Aportando siempre un importante valor añadido a la vivienda.

UTILIZA EL PRODUCTO ADECUADO SEGÚN EL TIPO DE MANCHA

Los suelos de pizarra natural dotan a cualquier espacio de un aspecto inimitable y atemporal que se mantendrá inalterable con el tiempo siempre que se le aplique el producto adecuado para protegerla. Su elegancia y personalidad aportan un carácter único y ofrecemos soluciones para limpiar tus suelos de pizarra natural de cualquier tipo de mancha natural que pueda surgir como manchas de óxido o cal o productos para limpiar las manchas domésticas más habituales como café, aceite, manchas de vino, vinagre, manchas de zumos, coca-cola u otros refrescos.
Para la limpieza de las manchas de cal y óxido, tanto en exterior como en interior, emplearemos el producto de limpieza SANET diluyéndolo en agua según el grado de suciedad del suelo de pizarra, siendo la normal general una parte de SANET por 5 partes de agua. Es recomendable realizar una prueba antes de proceder a la limpieza del suelo de pizarra para comprobar la concentración de SANET idónea.
Antes de proceder a la aplicación el suelo de pizarra debe estar barrido y seco. Extenderemos el producto mediante una fregona y esperaremos unos segundos (entre 5 y 30) mientras actúa. Posteriormente frotaremos el suelo de pizarra y aclararemos con abundante agua.
Para la limpieza de manchas domésticas podemos utilizar el quitamanchas SANIGEL, ideal para eliminar manchas procedentes de aceites, grasa, vino, café, refrescos, etc. SANET No deteriora los pavimentos ni las juntas, siendo únicamente agresivo con las manchas y los tratamientos antiguos. Para su uso hay que diluir el quitamanchas previamente en agua siguiendo las instrucciones del producto, posteriormente procederemos a la aplicación mediante una fregona y dejaremos actuar durante varios minutos (siguiendo las instrucciones del producto).
Una vez tenemos la pizarra natural limpia, la dejamos secar y pasamos a pintarla con el producto protector específico para la pizarra BELLATRIX. Lo hay en 2 acabados diferentes, BELLATRIX NATURAL que protege la pizarra natural sin alterar la tonalidad ni el color, y BELLATRIX EFECTO MOJADO, que protege la pizarra realzando la tonalidad natural y los colores de los suelos y fachadas de pizarra natural.