Consejos para proteger piedra exterior

Definitivamente el mejor consejo para proteger piedra exterior es realizar un buen mantenimiento. Y lo cierto es que si es rápido y sencillo mucho que mejor. Por ello, enseguida te explicamos cómo conseguir la mayor protección para suelos y fachadas de piedra exterior.

La piedra natural se caracteriza por ser un gran aislante térmico, además de por su resistencia y durabilidad. Sin embargo, su talón de Aquiles es su porosidad. Esto lo convierte en un material vulnerable a las humedades y a cualquier tipo de mancha. Así que el mejor consejo para proteger piedra exterior, es aplicar tratamientos que eviten la filtración de cualquier tipo de humedad.

Consejo para proteger piedra exterior: Fachadas

El mejor tratamiento para estos casos es Hidroclay, un hidrofugante transpirable que protege las fachadas de las inclemencias meteorológicas, ya que impide por completo la filtración de agua. Asimismo, evita su degradación debido a las heladas y a su desgaste con el paso del tiempo. De esta manera, evitarás cualquier problema derivado de la humedad, como las eflorescencias y las concentraciones de moho.

Consejo para proteger piedra exterior: Suelos

Proteger los suelos de piedra exterior es primordial. Por ello, te aconsejamos un tratamiento protector que además de evitar cualquier filtración, permita transpirar al pavimento y que además sea totalmente antideslizante. Este tratamiento es Bellatrix, de fácil aplicación, seca rápidamente y no altera el color de los suelos de piedra exterior. Lo encontrarás disponible en dos acabados diferentes, transparente y con efecto mojado.

Consejo para proteger piedra exterior: Terrazas

En las terrazas suelen producirse filtraciones de agua que acaban convirtiéndose en goteras. Para evitar un gran daño en su estructura, debemos ser meticulosos hasta en el último rincón. Para proteger las terrazas de piedra exterior por completo, te recomendamos Impermeabilizante Grietas y Juntas, específico para estos casos, es de fácil aplicación y de secado inmediato.<7p>

Cómo limpiar los muebles de terraza y jardín

Cómo limpiar los muebles de terraza y jardín

Con la llegada de las altas temperaturas apetece más que nunca estar al aire libre. Aunque no salgamos fuera todas las tardes y los fines de semana, lo que sí podemos hacer, es disfrutar del buen tiempo en nuestro jardín o terraza. Pasar la tarde en solitario disfrutando de la lectura de un buen libro o disfrutar de una buena cena en compañía de familia y amigos, convierten a nuestra terraza o jardín, en nuestros lugares favoritos en primavera y verano.

Para comenzar con la puesta a punto de nuestra terraza o jardín, es necesario limpiar a fondo nuestros muebles de jardín o terraza. Al estar expuestos en el exterior, la humedad, el moho y el polvo suelen crear manchas y acumular suciedad incrustada. Para evitar que la tarea de arreglar nuestra terraza o jardín se convierta en un suplicio y perder el tiempo, en MONESTIR hemos creado el nuevo LIMPIADOR TOLDOS Y MUEBLES DE JARDÍN.

El LIMPIADOR TOLDOS Y MUEBLES DE JARDÍN acaba rápidamente con la suciedad acumulada en el mobiliario de exterior, ya sea de madera, plástico, teca, ratán o resina; así como en toldos, lonas, sombrillas, carpas o tiendas de campaña. Su envase en formato spray, está diseñado especialmente para hacer más cómoda su aplicación, evitando así derrames y la utilización de más recipientes.

Además de ser eficaz para la limpieza de los muebles de terraza o jardín, también es útil para la limpieza de persianas, todo tipo de superficies de PVC y para la carpintería de aluminio esmaltado, presente en ventanas, puertas, etc.

Para comenzar con la limpieza de los muebles de jardín o terraza, simplemente tenemos que pulverizar LIMPIADOR TOLDOS Y MUEBLES DE JARDÍN y dejar que actúe entre 15 minutos y media hora. Una vez haya pasado este tiempo, frotaremos con una bayeta, esponja o cepillo y aclararemos con agua. Tan fácil como rápido, y sin utilizar infinidad de productos para cada cosa. Con LIMPIADOR TOLDOS Y MUEBLES DE JARDÍN enseguida podrás disfrutar del buen tiempo en tu jardín y terraza.

Terrazas de barro cocido, rústico o terracota

Los suelos de barro cocido, también llamado rústico, barro rojo o terracota son muy típicos en los países mediterráneos. Utilizado especialmente para terrazas, este tipo de revestimiento aporta un estilo cálido, rústico y artesanal.

El barro cocido o rojo, es un material que se caracteriza por su resistencia y durabilidad, sin embargo es un material poroso. Esto significa que es vulnerable a las manchas, ya que las absorbe con facilidad, así como las humedades, por lo que deberemos evitar la proliferación de musgo y verdín.

Por ello, es necesario un mantenimiento específico cada cierto tiempo. Si estás pensando en cambiar tu terraza, presta atención a nuestros consejos.

El primer tratamiento para tu terraza de barro rústico

Durante el proceso de colocación y rejuntado de baldosas de barro cocido, ya debemos comenzar con el tratamiento. Para ello, utilizaremos PROTECER, un protector específico para suelos de barro rústico que impide la absorción del cemento del rejuntado, así como la aparición de moho y salitre.

Su aplicación es muy sencilla, antes que nada debemos agitar el envase de PROTECER y verter en otro recipiente; a continuación aplicaremos en cada baldosa roja con la ayuda de una brocha ancha o pulverizador.

En el caso de que nuestra terraza se encuentre en un jardín o cerca de una piscina, es recomendable sumergir cada baldosa de barro en PROTECER durante unos segundos y colocarlas con cemento cola.

Cómo limpiar nuestra terraza de barro rústico

Para limpiar adecuadamente los suelos de barro cocido, utilizaremos un producto concreto para cada tipo de manchas.

Después de una obra, o si tenemos manchas de cemento o salitre, te aconsejamos SANET. Pero si se trata de manchas domésticas, te recomendamos SANIGEL. Ambos productos se aplican fácilmente y de la misma forma:

sobre las baldosas rojas bien secas, diluimos el producto y aplicamos con una fregona, dejamos actuar unos minutos y procedemos a frotar con estropajo, cepillo o máquina rotativa. Para acabar, aclararemos con fregona, esponja o aspirador de líquidos.

Cómo has podido ver, es muy fácil limpiar nuestra terraza de barro rústico si contamos con los productos adecuados para cada caso, verás como tus suelos exteriores estarán siempre en perfecto estado.