humedad en las paredes

El otoño trae consigo mucha humedad, y nuestras casas pueden verse afectadas por su culpa. Si has detectado humedad en las paredes de tu hogar, es muy importante tomar medidas, especialmente si esta humedad se filtra hacia el interior.

Qué es la humedad por filtración

La humedad por filtración es aquella que se transfiere desde el exterior hacia el interior de la vivienda. Generalmente ocurre en muros construidos con materiales porosos como ladrillo, piedra, hormigón o monocapa.

Si esto ocurre, con el tiempo las consecuencias pueden ser muy graves: las paredes se van deteriorando y se debilita la estructura, empieza a aparecer moho o salitre y el mobiliario cercano, como armarios y camas, puede pudrirse y provocar malos olores. Además, la humedad y el moho afecta mucho a las personas con problemas respiratorios.

Cómo evitar que penetre la humedad en las paredes

La manera de acabar con la humedad, en caso de que se esté filtrando desde el exterior por culpa de las lluvias y la humedad ambiental, es aplicar un tratamiento hidrófugo en la fachada.

Hidroclay es un producto hidrofugante. Eso significa que tras su aplicación es capaz de repeler el agua, logrando impermeabilizar la fachada incluso cuando hay lluvias intensas. 

Este producto penetra perfectamente en los materiales porosos, como las fachadas de monocapa, ladrillo, piedra y hormigón. No altera el color del material ni tampoco aporta brillo, de manera que su acabado es totalmente natural.

Tras aplicar Hidroclay, el agua resbalará por la fachada sin que penetre en absoluto, acabando así con las filtraciones. Ya no aparecerán salitres, moho y manchas de humedad en la fachada ni en la pared interior.

Otras ventajas de aplicar Hidroclay

Hidroclay, además de ser un excelente hidrofugante, actúa como consolidante. Esto significa que previene la degradación de las piezas, retrasa su envejecimiento y las protege contra las heladas. 

También mejora el aislamiento térmico. Al no permitir que la humedad penetre, se evita la sensación de frío que ésta provoca en el interior del hogar.

Cómo aplicar Hidroclay

Antes de aplicar Hidroclay deberás eliminar el moho de la fachada, si es que lo hubiera. Para ello, puedes utilizar el Limpia Moho.

También es importante dejar que la pared esté completamente seca antes de empezar con la aplicación. 

Hidroclay se aplica con brocha ancha, aplicando una mano generosa sobre toda la zona a tratar, pero sin excederte. Procura que las juntas y los bordes de la fachada también queden bien cubiertos, de manera que el producto cubra todas las zonas vulnerables de absorber humedad. Para evitar chorretones, te recomendamos aplicarlo de abajo hacia arriba.

También lo puedes aplicar con pulverizador. En ese caso, recuerda proteger las zonas que no requieren ser tratadas, como puertas y ventanas.

Este producto no admite una segunda capa. Con una sola aplicación será suficiente para impermeabilizar por completo tu fachada y acabar de manera definitiva con la humedad en las paredes.