Mosaico Hidráulico
TRATAMIENTOS DE SUELO

El pavimento de mosaico hidráulico se elabora de manera totalmente artesanal prensando cemento con arena, agua y colorantes.

La belleza y conservación de estos pavimentos depende de una limpieza delicada y un tratamiento adecuado. Con el método de limpieza y tratamiento MONESTIR para Mosaico Hidráulico, conseguimos agilizar este proceso y conservar como el primer día sus Mosaicos Hidráulicos y todo tipo de pavimentos derivados del cemento.

LIMPIEZA
Suelos de mosaico hidráulico

¿DE QUÉ ESTÁ MANCHADO EL SUELO?
Suelos de mosaico hidráulico

Suelo de nueva colocación ó suelos usados ya tratados.

Para cada tipo de mancha, emplearemos el producto de limpieza más adecuado:

Cómo limpiar suelos de mosaico hidráulico

LIMPIADOR RESTOS DE OBRA

Para limpiar restos de finde obra, cemento y eflorescencias salinas.

Se diluye 1 parte con 5 de agua y se aplica con fregona sobre el suelo seco. Seguidamente frotamos con estropajo, cepillo de raíces o máquina rotativa y aclaramos con fregona, esponja o aspirador de líquidos. 1lt/5-8m².

  • Producto detergente con ácido suave. No despide gases tóxicos por. No altera el aspecto y el color de los materiales. Limpia sin dañar. No ataca los perfiles y elementos de aluminio y acero inoxidable.

DESENGRASANTE QUITAMANCHAS DECAPANTE

Para eliminar manchas domésticas y decapar tratamientos antiguos.

Se diluye 1 parte con 5 de agua y se aplica con fregona sobre el suelo seco. Dejamos actuar unos minutos, frotamos con estropajo o máquina rotativa y aclaramos con fregona o aspiradora de líquidos. 1lt/5-8m².

Una vez tenemos el suelo completamente limpio debemos esperar hasta que esté perfectamente seco antes de aplicar el producto de tratamiento. El tiempo de secado varía de invierno a verano y se trata de interiores o exteriores, pero por regla general debemos esperar entre 3 y 4 días. Durante el periodo de secado es imprescindible no pisar el suelo para evitar huellas.


PROTECCIÓN
Especial mosaico hidráulico

Tratar el suelo significa saturar la porosidad de las piezas protegiéndolas contra todo tipo de manchas domésticas a la vez mantenemos la tonalidad natural o intensificamos con Efecto Mojado realzando los colores de las piezas.

¿CÓMO TRATAR INTERIORES Y EXTERIORES?
Suelos de mosaico hidráulico

Los productos de tratamiento actúan como hidrófugos. Impermeabilizan las piezas a la vez que mantenemos la tonalidad o realzamos la belleza natural de las piezas llegando a conseguir un efecto mojado y un efecto abrillantado y cristalizado de los suelos de Mosaico Hidráulico.

Cómo limpiar suelos de mosaico hidráulico

PROTECTOR ANTIMANCHA TRANSPARENTE

Acabado natural y mate.

Si queremos tratar el suelo mantenido la tonalidad natural. Protege contra las inclemencias atmosféricas en exteriores, contra la salida de eflorescencias salinas y contra las manchas domésticas. Efecto anti-hielo.

Con el suelo perfectamente limpio y seco aplicar con una brocha ancha de mano bien estirada y uniforme. 1lt/8-12m².

Es aconsejable aplicar una segunda mano pasadas al menos 4 horas para conseguir una mayor protección anti-manchas.

PROTECTOR ANTIMANCHA EFECTO MOJADO

Para tratar el suelo reavivando los colores con Efecto Mojado y acabado satinado.

Especial para lugares de mucho tránsito y con más posibilidades de manchas. Con el suelo perfectamente limpio y seco aplicar con un rodillo una mano bien estirada y uniforme 1lt/8-12m². De esta manera, conseguimos un efecto mojado prácticamente mate.

Si buscamos un acabado satinado, pasadas 4 horas podemos aplicar una segunda mano igualmente estirada. De esta manera, el acabado es más intenso y la protección mucho mayor.

ENCERADO
Acabado más suave y brillante

CERA LÍQUIDA ECOLÓGICA

Protección y brillo.

Tanto con el tratamiento transparente como con el efecto mojado, si queremos obtener un brillo más intenso y uniforme y dejar el suelo mucho más suave para facilitar el mantenimiento ordinario, podemos aplicar Cera Líquida.

MANTENIMIENTO
¿Cómo mantener sus suelos?

Tanto para interiores como para exteriores, tenemos que realizar el mantenimiento de manera regular para conservar el suelo y reforzar la capa protectora de tratamiento. Para la limpieza diaria, recomendamos pasar una mopa un poco húmeda o aspirar el suelo y una vez por semana fregar el suelo diluyendo un vasito en un cubo del agua clara. De esta manera restauramos el tratamiento del suelo.