Cómo abrillantar suelo hidráulico

Cómo abrillantar suelo hidráulico

Los suelos hidráulicos se caracterizan por su gran variedad de colores y diseños. Sus bonitos motivos siempre otorgan un estilo muy original y personal a la estancia dónde se encuentran.

Aunque se trata de unos suelos muy resistentes y antideslizantes, los suelos hidráulicos poseen una gran porosidad y por ello necesitan un tratamiento habitual. Este tipo de tratamientos impiden el desgaste, la absorción de manchas y mantienen el brillo original de los suelos hidráulicos.

Para abrillantar los suelos hidráulicos hay diferentes tratamientos profesionales, pero evidentemente requieren mano de obra, dinero y tiempo. Para evitar todas estas complicaciones, lo mejor es tratar los suelos hidráulicos desde el principio con productos protectores y abrillantadores que sean de acabado profesional pero de aplicación cómoda y sencilla.

Primero que todo, es necesario aplicar un protector antimanchas para suelo hidráulico. De esta manera tapamos la porosidad de las piezas, protegiéndolas de la humedad y por tanto del desgaste. Para ello utilizaremos Bellatrix (efecto mojado) o Bellatrix Natural, protectores antimanchas que consolidan las piezas del suelo hidráulico, se aplican fácilmente con brocha o rodillo.

Una vez seco el primer tratamiento, es el momento de abrillantar el suelo hidráulico. La Cera Noble Líquida de Monestir es de gran dureza, protege las baldosas de suelo hidráulico y otorga un sedoso acabado satinado. Al igual que Bellatrix, se aplica de manera sencilla y sin necesidad de frotar. Simplemente con la ayuda de una paletina ancha podremos abrillantar nuestro suelo hidráulico, dejando un encerado perfecto, resistente a las rayas y a las pisadas.

Mantener el brillo de nuestros suelos hidráulicos será muy fácil si limpiamos habitualmente la superficie con Cerabric, un limpiador abrillantador que se ocupa de renovar el brillo de los suelos hidráulicos como el primer día.

Como os comentábamos desde un principio, abrillantar los suelos hidráulicos es muy sencillo si utilizamos los productos adecuados.

Los comentarios de esta entrada están cerrados