Limpieza, protección y mantenimiento de los suelos de Terracota o Barro Cocido

Para evitar todo tipo de daños, los suelos de terracota o barro necesitan un mantenimiento imprescindible. Para proteger suelo de terracota y darle efecto mojado, para aportarle un aspecto limpio y nuevo, necesitarás un tratamiento 100% eficaz.

El cuidado de los suelos terracota

La protección de los suelos de terracota es esencial por diversas razones. Pues no solo se trata de razones estéticas sino de proteger el material desde dentro. La mayor debilidad de los suelos de terracota o barro es su alta porosidad. Lo que significa que absorben cualquier tipo de líquido. Sin ninguna duda, la humedad del ambiente es su gran enemigo, ya que penetra en su interior debilitando su material, dejándolo frágil ante su uso.

Por otra parte, al absorber fácilmente los líquidos, el suelo de terracota es vulnerable a todo tipo de manchas domésticas, ya que estas permanecerán irremediablemente, a pesar de que seamos constantes con la limpieza, dándole al suelo de terracota un aspecto de suciedad y dejadez.

Proteger el suelo terracota y darle efecto mojado para que quede perfecto

El efecto mojado para suelos de terracota está muy solicitado, ya que le confiere un aspecto limpio, brillante y parece un suelo recién estrenado.

Si se trata de un tratamiento especializado, el hecho de ser brillante no cambiará el tacto de los suelos de terracota, permaneciendo estos con su textura propia antideslizante.

Para proteger el suelo terracota y darle efecto mojado, el protector Mitrol Wet es un protector perfecto. Hidrofugante y transpirable, actúa impidiendo la absorción de líquidos en los suelos de terracota, permitiendo al mismo tiempo que transpiren las piezas. De esta manera, los suelos de terracota mantienen su color original sin que por ello adquieran el desagradable tono amarillento que dejan otros tratamientos.

Tratar los suelos terracota con Mitrol Wet es un proceso rápido y sencillo. Se aplica fácilmente con una brocha ancha y puedes dar una segunda capa para mayor protección y brillo a los suelos terracota.

De una manera tan simple, das protección a los suelos terracota con un efecto mojado y evitarás todos los problemas relacionados con la humedad como el moho, el verdín o las eflorescencias en tus suelos de barro.

¿Tu suelo o fachada presenta eflorescencias y no sabes cómo acabar con ellas? Aquí te indicamos la mejor manera para eliminar eflorescencias rápidamente.

Las eflorescencias, también llamadas velo blanco o capa de salitre, son manchas de color blanquecino producidas por la humedad. Estas se suelen producir en materiales muy porosos, como gres rústico, barro, ladrillo, piedra, etc. La lluvia y las bajas temperaturas suelen causar las eflorescencias pero también suelen surgir en obras recién acabadas.

Es importante eliminar las eflorescencias lo antes posible, ya que además de un problema estético, pueden llegar a deteriorar gravemente la fachada o el suelo donde se encuentren.

Para eliminar las eflorescencias, necesitarás un producto potente y altamente eficaz, pero que no llegue a ser agresivo con los materiales de la fachada o el suelo dónde se aplique.

Sanet es esta clase de producto. Se trata de un fuerte limpiador quitacementos y antisalitre, capaz de eliminar por completo las eflorescencias, así como los restos de obra, la suciedad incrustada por contaminación y las manchas de óxido.

Para eliminar eflorescencias solo tienes que diluir una parte de Sanet en 5 de agua. Sobre la superficie limpia y seca, deberás extender la mezcla con una fregona por todo el suelo o fachada. Unos segundos después, ya podrás frotar con un estropajo o cepillo de raíces para eliminar las eflorescencias. Para finalizar, es necesario aclarar toda la zona y retirar la suciedad sobrante con una fregona, procurando hacerlo lo más rápido posible.

Sanet es un producto altamente eficaz con el que podrás eliminar eflorescencias lo antes posible, dejando tu suelo o fachada totalmente cuidado y resplandeciente. Además podrás utilizarlo en diferentes tipos de materiales: cerámica esmaltada, mármol envejecido, piedras no pulidas, gres porcelánico…Obteniendo los mismos resultados.

Los suelos de barro o terracota necesitan un mantenimiento muy especial, para saber cómo tratar suelo de barro exterior y darle un acabado natural sigue leyendo…

Es importante que los suelos de barro estén permanentemente protegidos de las inclemencias del tiempo y de las manchas domésticas, principalmente porque se trata de un tipo de suelo muy vulnerable debido a su alta porosidad.

Aunque hablamos de un material resistente y de buena calidad, su porosidad implica que cualquier tipo de mancha queda marcada permanentemente en los suelos, a pesar de que realicemos limpiezas frecuentes.

Por lo tanto, para tratar suelo de barro exterior y darle un acabado natural, necesitarás un producto impermeabilizante que proteja tus suelos de la humedad al mismo tiempo que permita transpirar a las baldosas de barro. Otras cualidades que debería tener, sería la facilidad de aplicación y aportar un acabado natural, para que de la impresión de ser siempre un suelo de barro totalmente nuevo.

Este es el caso de Mitrol, un tratamiento especialmente diseñado para tratar el suelo de barro exterior y con acabado natural. Y lo mejor de todo, es que es de uso doméstico y ofrece resultados profesionales.

Para aplicarlo, solo necesitarás un recipiente donde verterlo y una brocha ancha de 20 cm aproximadamente. Sobre el suelo de barro totalmente limpio y seco, deberás aplicarlo de manera uniforme para que quede bien repartido. Al cabo de una hora, podrás aplicar una segunda capa para dar mayor protección.

Mitrol no desprende olores, ya que se trata de un producto ecológico respetuoso con el medio ambiente. Mitrol resulta perfecto para terrazas y alrededores de piscina, ya que no altera la textura antideslizante de los suelos de barro.

Además de ofrecer protección contra las humedades y manchas, Mitrol ayuda a prevenir las roturas y las exfoliaciones en los suelos de barro. También, evita el desgaste y el envejecimiento de los suelos, alargando su resistencia y acabado.

Tus suelos de barro quedarán permanentemente protegidos y con un acabado natural y perfecto después de aplicar el tratamiento Mitrol.

La nieve, las lluvias y las heladas hacen mella en los suelos de barro. Así que si necesitas limpiar suelos de barro tras el invierno, aquí encontrarás como deshacerte del moho, del verdín y de la suciedad más incrustada de la manera más rápida y sencilla.

Después de las bajas temperaturas y de la humedad constante del invierno, los suelos de barro quedan muy resentidos y con gran cantidad de suciedad acumulada que nunca es fácil de eliminar. El verdín entre las baldosas o las manchas de moho son los problemas más comunes tras acabar la temporada invernal.

Asimismo, las manchas causadas por la suciedad acumulada de hojas podridas o de los excrementos de pájaros dejan los suelos de barro con un aspecto totalmente desagradable y que, aunque frotemos con un producto convencional, no acaban de eliminarse por completo, haciéndonos perder el tiempo y el esfuerzo.

Por todas estas razones, lo más conveniente es utilizar un producto especializado para este tipo de pavimentos, que sea capaz de dejar los suelos de barro como nuevos y de la manera más fácil posible.

Paso a paso, limpieza de suelos de barro

Para comenzar con la limpieza de los suelos de barro, lo primero que haremos será un barrido por toda la superficie.

Para eliminar las manchas incrustadas más ennegrecidas, o el verdín o moho más difícil, utilizaremos el Limpiador de Pavimentos de Monestir, un producto altamente eficaz con estos tipos de suciedad. Aunque deberás utilizar guantes y gafas protectoras, no te preocupes por su composición, ya que no emite vapores molestos y no es un producto agresivo; ya que respeta por completo el color y el brillo de los suelos de barro.

Para aplicarlo, será necesario diluir un parte del Limpiador en tres de agua, en caso de que la suciedad no está muy incrustada. Si por el contrario, la suciedad ha manchado profundamente tus suelos, puedes aplicar el Limpiador de Pavimentos directamente. Aplícalo con una fregona y deja actuar.

El tiempo variará en función del tipo de suciedad; para las manchas más fáciles solo será necesario esperar 5 minutos, pero para las manchas más complicadas será mejor dejarlo actuar entre 30 minutos y una hora.

Una vez se hayan disuelto las manchas, el moho o el verdín, procederemos a mojar el suelo y con la ayuda de un cepillo, retiraremos la suciedad.

Para finalizar, aclararemos toda la superficie con abundante agua y nos ayudaremos con la fregona para eliminar cualquier rastro de suciedad. Una vez terminada la limpieza, recomendamos utilizar Sanet, con el fin de eliminar cualquier eflorescencia que pueda aparecer.

Y ya tendríamos limpios y relucientes nuestros suelos de barro, sin necesidad de contratar una costosa limpieza profesional y sin mayores esfuerzos.

Las manchas blancas en tus suelos parecen imposibles de eliminar. Si quieres saber cómo limpiar las manchas blancas de tus suelos de terraza, este post te interesa.

Cómo has podido comprobar, por mucho que limpies tus suelos de exterior, siguen quedando unas manchas blancas que limpieza tras limpieza nunca desparecen. Esto sucede porque estás utilizando unos productos cualquiera y no unos productos de calidad destinados para este fin, por eso tus suelos de exterior responden de esta forma.

Por lo tanto, para limpiar las manchas blancas en suelos de terraza y que estos queden siempre limpios y relucientes, debes darle a los suelos de tu terraza la limpieza e hidratación que necesitan.

Elimina las manchas blancas de tus suelos de exterior para siempre

Para ganar tiempo y esfuerzo, la mejor solución para estos casos, es utilizar un producto 2 en 1, es decir, que sea un limpiador eficaz y un tratamiento hidratante.

El Limpiador Abrillantador Cerabric reúne estas características. Por un lado, es un eficaz limpiador para todo tipo de suelos y por otro, se trata de un fuerte hidratante que devuelve el color y el brillo a los suelos de terraza más apagados.

Otra de sus ventajas, es que evita la acumulación de suciedad, manteniendo los suelos de terraza mucho más limpios durante más tiempo. Y además evitamos las limpiezas habituales, ya que Cerabric solo es necesario aplicarlo una vez por semana. En caso de que hubiese algún tipo de suciedad imprevisto, solo será necesario aspirar o pasar una fregona humedecida con agua.

Cerabric no solo limpia las manchas blancas de los suelos de terraza, sino que los protege del desgaste por uso y evita que se marquen las típicas pisadas.

Aunque se trata de un tratamiento de mantenimiento, Cerabric se aplica como un limpiador, simplemente deberás diluir un vaso de Cerabric en 5 litros de agua y extenderlo con una fregona. También es de destacar, que se trata de un producto ecológico y no desprende vapores, así que protege tu salud y el medio ambiente.

Tu azotea ha quedado llena de verdín tras el duro invierno y ahora que llega el buen tiempo necesitas utilizarla. Ha llegado el momento de quitar el verdín de la azotea y lo mejor es que puedes hacerlo tú mismo de manera fácil y sencilla.

Pasos para quitar el verdín de la azotea

El verdín ha de eliminarse cuanto antes, puesto que nunca deja de expandirse en cada baldosa. Además, no se trata solo de un problema de salubridad sino también de seguridad, ya que convierte al pavimento en una pista muy resbaladiza.

Para quitar el verdín de la azotea rápidamente, lo único que debes hacer es aplicar un tratamiento específico para ello, pero sin que sea tóxico ni agresivo con el pavimento. Con el Limpiador de Pavimentos de Monestir no tardarás más de dos horas en quitar el verdín de la azotea.

El primer paso será diluir una parte del Limpiador de Pavimentos en tres de agua. A continuación hay que aplicar esta mezcla con una fregona sobre el suelo de la azotea previamente barrido. Solamente necesitarás dejar actuar durante media hora. El siguiente paso consisitirá en mojar todo el suelo y frotar las manchas de verdín con un cepillo de raíces, aunque también puede ser con una máquina rotativa con cepillo de nylon para suelos blandos o de tynex para suelos muy duros. Una vez hemos quitado el verdín hay que aclarar con abundante agua la azotea. Y ya estará terminado el tratamiento.

Cómo evitar que el verdín vuelva a aparecer

Ya hemos eliminado el verdín, pero puede que el invierno que viene vuelva a aparecer. Para que esto no suceda, tienes a tu disposición varios tratamientos de mantenimiento que te ayudarán a mantener el verdín a raya.

El protector antimanchas Mitrol es un excelente tratamiento que mantiene los suelos de las azoteas en perfecto estado. Evita que los suelos se manchen, los protege de las inclemencias atmosféricas y además evita por completo la aparición de verdín.

Por otra parte, el Impermeabilizante para grietas y juntas también será tu aliado para quitar el verdín. Su aplicación en azoteas evita la aparición de verdín, moho y manchas de humedad. Está especialmente destinados para azoteas, terrazas, cubiertas, áticos y evitar todo tipo de goteras.

Con los productos de Monestir, podrás quitar el verdín de la azotea permanentemente y lo mejor de todo, lo podrás hacer tú mismo, de una manera económica, rápida y sencilla.

¿Tus suelos de exterior presentan manchas oscuras y no caen por mucho que limpies? La solución que buscas se llama Limpiador de pavimentos de Monestir.

Durante el invierno la humedad y las bajas temperaturas hace mella en los suelos de exterior. Así que si no se realiza un mantenimiento habitual, lo más probable es que los suelos acaben presentando manchas ennegrecidas de moho o de un tono verdoso. Además, a estas manchas se le suma la suciedad formada por polvo, barro, hojas secas…

Cómo habrás podido comprobar, este tipo de manchas resultan imposibles de eliminar con una fregona y un limpiador habitual. Por esta razón y para no perder más energía y tiempo, te recomendamos que utilices un limpiador especialmente destinado para este fin.

Limpiador de Pavimentos es un eficaz limpiador para suelos de exterior, de materiales tales como barro, piedra, hormigón, pizarra, gres, porcelánico, mármol envejecido, cerámica esmaltada…

Y aunque es capaz de eliminar por completo las manchas más difíciles no es un producto abrasivo ni tampoco desprende fuertes olores. Todo lo contrario, resulta muy fácil de utilizar y respeta el material de los suelos de exterior, así que no deberás preocuparte en absoluto.

Para iniciar el tratamiento con el Limpiador de Pavimentos no necesitarás demasiados utensilios, solo guantes, un cubo y una fregona o cepillo de raíces o estropajo.

Sobre el suelo de exterior previamente barrido hay que aplicar una dilución de 3 partes de agua con una dilución de 3 partes de agua con una del Limpiador de Pavimentos. Tras extender esta mezcla con la fregona, esperaremos máximo 1 hora para las manchas más ennegrecidas. Por el contrario si son manchas superficiales solo necesitaremos 5 minutos.

Una vez hayamos dejado actuar el tiempo necesario y la suciedad se haya disuelto, mojaremos el suelo y frotaremos las manchas con ayuda del cepillo o estropajo.

Para finalizar hay que aclarar con abundante agua y retirar toda la suciedad. Si el material de tus suelos de exterior es vulnerable a las manchas blanquecinas como las eflorescencias, te recomendamos utilizar Sanet diluido y realizar un aclarado extra.

La llegada del frío ocasiona algunos daños a nuestro hogar. Por eso, hoy queremos ofrecerte la mejor protección antihielo para tus suelos y fachadas.

Las heladas afectan en profundidad y por igual a suelos y fachadas. Ya no solo por los daños ocasionados por la humedad, que son muchos, como las desagradables manchas insalubres de moho y verdín, el mal olor… Sino también en la propia estructura y material del suelo o la fachada.

A fin de cuentas, el hielo tiene la capacidad de romper los materiales y ocasionar así fisuras y grietas en fachadas y suelos, lo que significa un gran peligro: derrumbamientos, caídas… Asimismo, la película resbaladiza propia del hielo es otro peligro que debemos evitar en nuestros suelos de exterior.

Por otra parte, la aparición de grietas o fisuras deben repararse cuanto antes, lo que supone un importante gasto imprevisto.

Para evitar todos estos inconvenientes, el mejor y más fácil remedio es la prevención. La aplicación de un tratamiento antihielo nos facilitará mucho el mantenimiento de las fachadas y suelos de nuestro hogar.

Tratamiento antihielo para fachadas

Para elegir un buen tratamiento antihielo, además de que cumpla su función principal, debemos tener en cuenta algunos aspectos. Por ejemplo, el producto no debe alterar el color de la superficie, tampoco debe amarillear con el tiempo y ha de estar especialmente destinado para el material de nuestra fachada.

Hidroclay cumple estas características y está destinado para diversos materiales como granito, piedra, hormigón, ladrillo cara-vista… Al ser un potente hidrofugante, penetra en los materiales protegiéndolos de las heladas y de su desgaste natural. Para aplicarlo solo necesitarás una brocha ancha o un pulverizador.

Tratamiento antihielo para suelos

Los suelos son las verdaderas víctimas del frío, pues además de su desgaste por el constante tránsito y de que acumulan todo el conjunto de suciedad y humedad, son más vulnerables a los daños por las heladas y es muy habitual que se produzcan grietas y fisuras. Asimismo la capa resbaladiza del hielo hace que se conviertan en una pista resbaladiza muy peligrosa.

Para evitar que esto ocurra, recomendamos la utilización del tratamiento antihielo Impermeabilizante para grietas y juntas, ya que está destinado para proteger los suelos de las inclemencias meteorológicas, de la acumulación de verdín y moho y es un consolidante de los materiales, evitando el desgaste por envejecimiento. Entre sus ventajas destaca que deja transpirar el suelo sin amarillearlo y no cambia ni su color ni su brillo. Este Impermeabilizante para Grietas y Juntas destaca por ser uno de nuestros productos más vendidos.

Hoy os queremos hablar de las exfoliaciones del suelo por agua salada. Se trata de un problema cada vez más habitual en los suelos exteriores de barro, hormigón impreso y cemento que bordean piscinas saladas, es decir, piscinas que para su mantenimiento, utilizan un clorador salino.

Leer más

cuidar de un suelo de barro exterior

Cuidar de un suelo de barro exterior puede parecer una tarea complicada, pero no es así. Con los productos adecuados los suelos de terracota lucen espectaculares en patios, terrazas y jardines. Y no solo eso. Se mantienen protegidos, limpios, sedosos e hidratados.

Leer más