Aquí tienes todos nuestros artículos sobre limpieza, protección y mantenimiento de los suelos Cerámicos | MONESTIR – Expertos en suelos Rústicos

El baño es la zona del hogar donde se producen más caídas y resbalones, por ello hoy os queremos presentar el antideslizante para bañeras. Un producto imprescindible en el mantenimiento de tu baño.

Los baños y las cocinas son los lugares del hogar que sufren más humedad y por ende dónde las superficies son más resbaladizas. Por ello, no es de extrañar que sean las zonas dónde más accidentes domésticos se producen.

Una caída causada por una superficie resbaladiza puede tener consecuencias fatales, por lo que es importante tomar las medidas necesarias lo antes posible. Y aunque las esterillas y adhesivos ayudan a realizar esa función, lo cierto es que suelen ser medidas un tanto ineficaces, que necesitan de una limpieza regular y además son de corta duración, ya que frecuentemente hay que renovarlos.

Por lo tanto, si lo que necesitas es una solución definitiva para evitar resbalones, te recomendamos el antideslizante para bañeras de Monestir.

Este producto podrás utilizarlo tú mismo de manera fácil y sencilla. El Antideslizante para bañeras también es útil para platos de ducha, suelos de cerámica y suelos porcelánicos. Su función consiste en cambiar la textura de la superficie, de esta manera puede transformar una superficie resbaladiza en una superficie con tacto rugoso.   

El antideslizante para bañeras se aplica rápidamente y fácilmente con una bayeta o fregona. Antes de iniciar el tratamiento te aconsejamos realizar una muestra en una pequeña zona, para que puedas comprobar como queda la textura final. Si deseas una textura más rugosa, solo debes alargar unos minutos el tiempo de aplicación.

Antes de iniciar el tratamiento con el antideslizante para bañeras, prepara la superficie de manera que esté limpia y seca. Extiéndelo por toda la zona y deja actuar entre 1 y 5 minutos. Finalmente debes aclarar con abundante agua. De esta manera tan simple, podrás disponer de una bañera o plato de ducha totalmente seguro para su uso.

Utilizar un barniz antideslizante e incoloro es la mejor solución para unos suelos resbaladizos. Si no sabes cómo realizar este tipo de tratamiento tú mismo, aquí te enseñamos cómo hacerlo.

Los suelos resbaladizos son un auténtico peligro, y no es extraño que se encuentren entre los accidentes domésticos más frecuentes. Un resbalón que a primera vista puede parecer inofensivo puede causar fracturas bastante graves o heridas si se cae ante ciertos objetos o mobiliario.

Lo cierto, es que este tipo de resbalones se suelen ocasionar en suelos muy lisos y fabricados con cierto tipo de materiales. Es el caso del gres porcelánico y la cerámica, materiales muy utilizados por su acabado estético, pero que desafortunadamente causan este tipo de inconvenientes.

Cómo utilizar el barniz antideslizante incoloro de Monestir

Este Antideslizante cambia la textura de la superficie donde se aplica. De esta manera un suelo o superficie resbaladiza pasa a tener cierta rugosidad que impide los deslizamientos.

Para aplicarlo no necesitarás más que una fregona. La idea es extender bien el barniz antideslizante incoloro por todo el suelo resbaladizo. Una vez aplicado, debes dejar actuar solamente entre uno y cinco minutos. El último paso será aclarar toda la zona con abundante agua.

Cuando hayas acabado y compruebes el resultado, siempre puedes repetir la operación en caso de que necesites más rugosidad en tu suelos.

Como consejo, te recomendamos realizar una prueba en una pequeña zona del suelo. De esta manera podrás saber de antemano cuál será el resultado final y aumentar el tiempo si así lo deseas. Recuerda que el tratamiento es definitivo y por lo tanto, siempre es mejor encontrar el resultado perfecto.

¿Has sufrido una caída o un susto debido a un resbalón en el baño o en cualquier estancia de tu hogar? Si es así, necesitas buscar inmediatamente una solución para los suelos resbaladizos. En Monestir, tenemos a tu disposición un tratamiento rápido y económico para tu hogar.

Los resbalones son uno de los accidentes domésticos más comunes y peligrosos. Una mala caída puede causar lesiones verdaderamente graves; por lo tanto, no podemos permitirnos tener un suelo resbaladizo o una zona de estas características en ningún lugar de nuestro hogar.

La solución para los suelos resbaladizos es aplicar un tratamiento que sea capaz de cambiar de la textura de su superficie. En Monestir disponemos de un producto fácil de aplicar y con resultados inmediatos, se trata del Antideslizante de Monestir.

Este Antideslizante está especialmente indicado para suelos porcelánicos y de cerámica, así como para bañeras y platos de ducha. Una vez aplicado, la superficie de tus suelos será más rugosa, evitando así cualquier tipo de deslizamiento.

Lo mejor de esta solución para suelos resbaladizos, es que puedes realizar el tratamiento tú mismo/a y de forma rápida y sencilla. Como sucede con cualquier tratamiento, el primer paso es dejar la superficie totalmente limpia y seca, para poder aplicar el Antideslizante. Debes extenderlo con una fregona y dejar actuar solamente entre 1 y 5 minutos. El último paso es aclarar la zona con abundante agua.

Te recomendamos que antes de iniciar el tratamiento debes hacer una prueba en una zona pequeña, a fin de ver la textura resultante. Al cabo de un minuto podrás ver como quedaría al tacto y en caso de que prefieras una textura más rugosa, prueba a dejarlo actuar durante un par de minutos más.

¿Tus suelos de exterior presentan manchas oscuras y no caen por mucho que limpies? La solución que buscas se llama Limpiador de pavimentos de Monestir.

Durante el invierno la humedad y las bajas temperaturas hace mella en los suelos de exterior. Así que si no se realiza un mantenimiento habitual, lo más probable es que los suelos acaben presentando manchas ennegrecidas de moho o de un tono verdoso. Además, a estas manchas se le suma la suciedad formada por polvo, barro, hojas secas…

Cómo habrás podido comprobar, este tipo de manchas resultan imposibles de eliminar con una fregona y un limpiador habitual. Por esta razón y para no perder más energía y tiempo, te recomendamos que utilices un limpiador especialmente destinado para este fin.

Limpiador de Pavimentos es un eficaz limpiador para suelos de exterior, de materiales tales como barro, piedra, hormigón, pizarra, gres, porcelánico, mármol envejecido, cerámica esmaltada…

Y aunque es capaz de eliminar por completo las manchas más difíciles no es un producto abrasivo ni tampoco desprende fuertes olores. Todo lo contrario, resulta muy fácil de utilizar y respeta el material de los suelos de exterior, así que no deberás preocuparte en absoluto.

Para iniciar el tratamiento con el Limpiador de Pavimentos no necesitarás demasiados utensilios, solo guantes, un cubo y una fregona o cepillo de raíces o estropajo.

Sobre el suelo de exterior previamente barrido hay que aplicar una dilución de 3 partes de agua con una dilución de 3 partes de agua con una del Limpiador de Pavimentos. Tras extender esta mezcla con la fregona, esperaremos máximo 1 hora para las manchas más ennegrecidas. Por el contrario si son manchas superficiales solo necesitaremos 5 minutos.

Una vez hayamos dejado actuar el tiempo necesario y la suciedad se haya disuelto, mojaremos el suelo y frotaremos las manchas con ayuda del cepillo o estropajo.

Para finalizar hay que aclarar con abundante agua y retirar toda la suciedad. Si el material de tus suelos de exterior es vulnerable a las manchas blanquecinas como las eflorescencias, te recomendamos utilizar Sanet diluido y realizar un aclarado extra.

La llegada del frío ocasiona algunos daños a nuestro hogar. Por eso, hoy queremos ofrecerte la mejor protección antihielo para tus suelos y fachadas.

Las heladas afectan en profundidad y por igual a suelos y fachadas. Ya no solo por los daños ocasionados por la humedad, que son muchos, como las desagradables manchas insalubres de moho y verdín, el mal olor… Sino también en la propia estructura y material del suelo o la fachada.

A fin de cuentas, el hielo tiene la capacidad de romper los materiales y ocasionar así fisuras y grietas en fachadas y suelos, lo que significa un gran peligro: derrumbamientos, caídas… Asimismo, la película resbaladiza propia del hielo es otro peligro que debemos evitar en nuestros suelos de exterior.

Por otra parte, la aparición de grietas o fisuras deben repararse cuanto antes, lo que supone un importante gasto imprevisto.

Para evitar todos estos inconvenientes, el mejor y más fácil remedio es la prevención. La aplicación de un tratamiento antihielo nos facilitará mucho el mantenimiento de las fachadas y suelos de nuestro hogar.

Tratamiento antihielo para fachadas

Para elegir un buen tratamiento antihielo, además de que cumpla su función principal, debemos tener en cuenta algunos aspectos. Por ejemplo, el producto no debe alterar el color de la superficie, tampoco debe amarillear con el tiempo y ha de estar especialmente destinado para el material de nuestra fachada.

Hidroclay cumple estas características y está destinado para diversos materiales como granito, piedra, hormigón, ladrillo cara-vista… Al ser un potente hidrofugante, penetra en los materiales protegiéndolos de las heladas y de su desgaste natural. Para aplicarlo solo necesitarás una brocha ancha o un pulverizador.

Tratamiento antihielo para suelos

Los suelos son las verdaderas víctimas del frío, pues además de su desgaste por el constante tránsito y de que acumulan todo el conjunto de suciedad y humedad, son más vulnerables a los daños por las heladas y es muy habitual que se produzcan grietas y fisuras. Asimismo la capa resbaladiza del hielo hace que se conviertan en una pista resbaladiza muy peligrosa.

Para evitar que esto ocurra, recomendamos la utilización del tratamiento antihielo Impermeabilizante para grietas y juntas, ya que está destinado para proteger los suelos de las inclemencias meteorológicas, de la acumulación de verdín y moho y es un consolidante de los materiales, evitando el desgaste por envejecimiento. Entre sus ventajas destaca que deja transpirar el suelo sin amarillearlo y no cambia ni su color ni su brillo. Este Impermeabilizante para Grietas y Juntas destaca por ser uno de nuestros productos más vendidos.

Cómo convertir un suelo resbaladizo en antideslizante

Uno de los problemas más frecuentes en verano son los suelos resbaladizos en exteriores. Así que si estás interesado en saber cómo convertir un suelo resbaladizo en antideslizante, este es tu post.

Los suelos resbaladizos son todo un peligro, ya que una simple caída puede tener consecuencias muy graves. Esto suele ocurrir con suelos de cerámica, gres y porcelánicos, los cuales al mojarse se convierten en una pista de patinaje.

A fin de evitar accidentes, la mejor solución es darle a los suelos una textura antideslizante. Esto se consigue con un tratamiento de buena calidad que respete el color de los materiales, como es el caso de Antideslizante de Monestir.

El Antideslizante permanente, para suelos de cerámica y porcelánicos, duchas y bañeras, desgasta suavemente la capa superficial del pavimento convirtiéndola en más rugosa y antideslizante, por eso aumenta la resistencia al deslizamiento y evita que resbale.

La aplicación de este tratamiento es muy rápida y sencilla; y el efecto es muy duradero. Antes de comenzar con el procedimiento, es necesario hacer una pequeña prueba, la cual consiste en aplicar el producto en un lugar poco visible, ya que para conseguir el efecto antideslizante la superficie perderá en parte su brillo, así nos aseguraremos de conseguir el efecto deseado.

Para ello aplicaremos el producto sobre una baldosa y lo dejaremos actuar durante 5 minutos, aclararemos con agua y comprobaremos que el grado de resbalacidad es el que buscamos y que el cambio de textura y de brillo no es excesivo.

Cuando hayamos definido el tiempo de actuación del producto, comenzaremos el proceso completo de toda la superficie. Para ello, lo haremos en zonas pequeñas para que en todo el pavimento, el producto esté actuando el mismo tiempo.

Para la aplicación de Antideslizante solo necesitaremos una bayeta o fregona, así toda la superficie se empapa por igual mientras el producto actúa 5 minutos y finalmente se aclara con agua abundante. Este último paso podemos hacerlo con la fregona o con una manguera.

El mejor momento para realizar el tratamiento es a primera hora de la mañana, ya que es aconsejable aplicar el producto cuando no de el sol sobre la superficie, para evitar que se vaya secando por zonas y salgan manchas al secarse.

Si deseamos un efecto antideslizante mayor podemos repetir la operación o dejar actuar el producto más tiempo.

Así de fácil convertimos el suelo en antideslizante de manera permanente y sin necesidad de mantenimiento.

manchas en suelos de cerámica

En este post te vamos a contar cómo acabar con las manchas en suelos de cerámica y gres porcelánico. Se trata de manchas habitualmente provocadas por la cal que requieren de un producto específico, como verás a continuación.

Leer más

Uno de los accidentes domésticos más comunes son las caídas por resbalones. ¿Quién no se ha llevado un buen susto en la ducha o en un suelo encerado? Y en el mejor de los casos, solo ha quedado en un susto, porque siendo sinceros, una mala caída puede causar grandes lesiones e incluso una tragedia. Por ello, para evitar este tipo de accidentes, es muy importante tomar las medidas adecuadas.

Leer más

Nuevo producto desarrollado específicamente para suelos de cerámica, gres y porcelánicos de todo tipo. Actúa creando una barrera protectora que repele la suciedad y las manchas por lo que facilita la limpieza ordinaria.

Leer más