Entradas

Si estás buscando una solución para que el suelo no resbale, has llegado al lugar indicado.

Una caída causada por un resbalón puede quedarse en un molesto golpe o puede significar un accidente fatal. Así que el hecho de tener un suelo resbaladizo no es solo una molestia constante sino también un peligro añadido.

Para que el suelo no resbale la mejor solución es aplicar un tratamiento antideslizante, ¿pero debemos llamar a un profesional para que realice esta tarea? Lo cierto es que no, si cuentas con un producto adecuado para ello, podrás realizar este tratamiento tú mismo de manera rápida y segura.

El antideslizante de Monestir es un producto especialmente diseñado para este cometido. Podrás utilizarlo tú mismo como un producto de limpieza común, y en solo unos minutos dispondrás de un suelo completamente seguro.

Para que el suelo no resbale, Antideslizante Monestir

El Antideslizante de Monestir está destinado para suelos porcelánicos, de cerámica y gres, así como para bañeras y platos de ducha.

Este tratamiento actúa sobre la superficie cambiando su textura, es decir, para que el suelo no resbale, modifica su textura convirtiéndola en rugosa.

Antes de iniciar el tratamiento con el Antideslizante de Monestir es importante efectuar una prueba en una pequeña zona de poco uso. Así podrás saber con antelación como quedará el resultado final, ya que este será permanente. Si consideras que la textura no es lo suficiente rugosa, siempre puedes dejar actuar durante unos minutos extra para darle el acabado deseado. Recuerda cronometrar el tiempo para que el resultado sea perfecto.

La aplicación del Antideslizante de Monestir es muy sencilla. Sobre el suelo limpio y seco, aplica el Antideslizante con una fregona procurando que quede repartido de manera uniforme. Deja actuar entre 1 y 5 minutos y finamente aclara con abundante agua. Así de rápido y simple es el proceso.

Recuerda que podrás utilizar también el Antideslizante en tu bañera o plato de ducha, siguiendo los mismos pasos.

Utilizar un barniz antideslizante e incoloro es la mejor solución para unos suelos resbaladizos. Si no sabes cómo realizar este tipo de tratamiento tú mismo, aquí te enseñamos cómo hacerlo.

Los suelos resbaladizos son un auténtico peligro, y no es extraño que se encuentren entre los accidentes domésticos más frecuentes. Un resbalón que a primera vista puede parecer inofensivo puede causar fracturas bastante graves o heridas si se cae ante ciertos objetos o mobiliario.

Lo cierto, es que este tipo de resbalones se suelen ocasionar en suelos muy lisos y fabricados con cierto tipo de materiales. Es el caso del gres porcelánico y la cerámica, materiales muy utilizados por su acabado estético, pero que desafortunadamente causan este tipo de inconvenientes.

Cómo utilizar el barniz antideslizante incoloro de Monestir

Este Antideslizante cambia la textura de la superficie donde se aplica. De esta manera un suelo o superficie resbaladiza pasa a tener cierta rugosidad que impide los deslizamientos.

Para aplicarlo no necesitarás más que una fregona. La idea es extender bien el barniz antideslizante incoloro por todo el suelo resbaladizo. Una vez aplicado, debes dejar actuar solamente entre uno y cinco minutos. El último paso será aclarar toda la zona con abundante agua.

Cuando hayas acabado y compruebes el resultado, siempre puedes repetir la operación en caso de que necesites más rugosidad en tu suelos.

Como consejo, te recomendamos realizar una prueba en una pequeña zona del suelo. De esta manera podrás saber de antemano cuál será el resultado final y aumentar el tiempo si así lo deseas. Recuerda que el tratamiento es definitivo y por lo tanto, siempre es mejor encontrar el resultado perfecto.

¿Has sufrido una caída o un susto debido a un resbalón en el baño o en cualquier estancia de tu hogar? Si es así, necesitas buscar inmediatamente una solución para los suelos resbaladizos. En Monestir, tenemos a tu disposición un tratamiento rápido y económico para tu hogar.

Los resbalones son uno de los accidentes domésticos más comunes y peligrosos. Una mala caída puede causar lesiones verdaderamente graves; por lo tanto, no podemos permitirnos tener un suelo resbaladizo o una zona de estas características en ningún lugar de nuestro hogar.

La solución para los suelos resbaladizos es aplicar un tratamiento que sea capaz de cambiar de la textura de su superficie. En Monestir disponemos de un producto fácil de aplicar y con resultados inmediatos, se trata del Antideslizante de Monestir.

Este Antideslizante está especialmente indicado para suelos porcelánicos y de cerámica, así como para bañeras y platos de ducha. Una vez aplicado, la superficie de tus suelos será más rugosa, evitando así cualquier tipo de deslizamiento.

Lo mejor de esta solución para suelos resbaladizos, es que puedes realizar el tratamiento tú mismo/a y de forma rápida y sencilla. Como sucede con cualquier tratamiento, el primer paso es dejar la superficie totalmente limpia y seca, para poder aplicar el Antideslizante. Debes extenderlo con una fregona y dejar actuar solamente entre 1 y 5 minutos. El último paso es aclarar la zona con abundante agua.

Te recomendamos que antes de iniciar el tratamiento debes hacer una prueba en una zona pequeña, a fin de ver la textura resultante. Al cabo de un minuto podrás ver como quedaría al tacto y en caso de que prefieras una textura más rugosa, prueba a dejarlo actuar durante un par de minutos más.

Cómo convertir un suelo resbaladizo en antideslizante

Uno de los problemas más frecuentes en verano son los suelos resbaladizos en exteriores. Así que si estás interesado en saber cómo convertir un suelo resbaladizo en antideslizante, este es tu post.

Los suelos resbaladizos son todo un peligro, ya que una simple caída puede tener consecuencias muy graves. Esto suele ocurrir con suelos de cerámica, gres y porcelánicos, los cuales al mojarse se convierten en una pista de patinaje.

A fin de evitar accidentes, la mejor solución es darle a los suelos una textura antideslizante. Esto se consigue con un tratamiento de buena calidad que respete el color de los materiales, como es el caso de Antideslizante de Monestir.

El Antideslizante permanente, para suelos de cerámica y porcelánicos, duchas y bañeras, desgasta suavemente la capa superficial del pavimento convirtiéndola en más rugosa y antideslizante, por eso aumenta la resistencia al deslizamiento y evita que resbale.

La aplicación de este tratamiento es muy rápida y sencilla; y el efecto es muy duradero. Antes de comenzar con el procedimiento, es necesario hacer una pequeña prueba, la cual consiste en aplicar el producto en un lugar poco visible, ya que para conseguir el efecto antideslizante la superficie perderá en parte su brillo, así nos aseguraremos de conseguir el efecto deseado.

Para ello aplicaremos el producto sobre una baldosa y lo dejaremos actuar durante 5 minutos, aclararemos con agua y comprobaremos que el grado de resbalacidad es el que buscamos y que el cambio de textura y de brillo no es excesivo.

Cuando hayamos definido el tiempo de actuación del producto, comenzaremos el proceso completo de toda la superficie. Para ello, lo haremos en zonas pequeñas para que en todo el pavimento, el producto esté actuando el mismo tiempo.

Para la aplicación de Antideslizante solo necesitaremos una bayeta o fregona, así toda la superficie se empapa por igual mientras el producto actúa 5 minutos y finalmente se aclara con agua abundante. Este último paso podemos hacerlo con la fregona o con una manguera.

El mejor momento para realizar el tratamiento es a primera hora de la mañana, ya que es aconsejable aplicar el producto cuando no de el sol sobre la superficie, para evitar que se vaya secando por zonas y salgan manchas al secarse.

Si deseamos un efecto antideslizante mayor podemos repetir la operación o dejar actuar el producto más tiempo.

Así de fácil convertimos el suelo en antideslizante de manera permanente y sin necesidad de mantenimiento.

Uno de los accidentes domésticos más comunes son las caídas por resbalones. ¿Quién no se ha llevado un buen susto en la ducha o en un suelo encerado? Y en el mejor de los casos, solo ha quedado en un susto, porque siendo sinceros, una mala caída puede causar grandes lesiones e incluso una tragedia. Por ello, para evitar este tipo de accidentes, es muy importante tomar las medidas adecuadas.

Leer más