¿Has sufrido una caída o un susto debido a un resbalón en el baño o en cualquier estancia de tu hogar? Si es así, necesitas buscar inmediatamente una solución para los suelos resbaladizos. En Monestir, tenemos a tu disposición un tratamiento rápido y económico para tu hogar.

Los resbalones son uno de los accidentes domésticos más comunes y peligrosos. Una mala caída puede causar lesiones verdaderamente graves; por lo tanto, no podemos permitirnos tener un suelo resbaladizo o una zona de estas características en ningún lugar de nuestro hogar.

La solución para los suelos resbaladizos es aplicar un tratamiento que sea capaz de cambiar de la textura de su superficie. En Monestir disponemos de un producto fácil de aplicar y con resultados inmediatos, se trata del Antideslizante de Monestir.

Este Antideslizante está especialmente indicado para suelos porcelánicos y de cerámica, así como para bañeras y platos de ducha. Una vez aplicado, la superficie de tus suelos será más rugosa, evitando así cualquier tipo de deslizamiento.

Lo mejor de esta solución para suelos resbaladizos, es que puedes realizar el tratamiento tú mismo/a y de forma rápida y sencilla. Como sucede con cualquier tratamiento, el primer paso es dejar la superficie totalmente limpia y seca, para poder aplicar el Antideslizante. Debes extenderlo con una fregona y dejar actuar solamente entre 1 y 5 minutos. El último paso es aclarar la zona con abundante agua.

Te recomendamos que antes de iniciar el tratamiento debes hacer una prueba en una zona pequeña, a fin de ver la textura resultante. Al cabo de un minuto podrás ver como quedaría al tacto y en caso de que prefieras una textura más rugosa, prueba a dejarlo actuar durante un par de minutos más.