Si estás buscando una solución para que el suelo no resbale, has llegado al lugar indicado.

Una caída causada por un resbalón puede quedarse en un molesto golpe o puede significar un accidente fatal. Así que el hecho de tener un suelo resbaladizo no es solo una molestia constante sino también un peligro añadido.

Para que el suelo no resbale la mejor solución es aplicar un tratamiento antideslizante, ¿pero debemos llamar a un profesional para que realice esta tarea? Lo cierto es que no, si cuentas con un producto adecuado para ello, podrás realizar este tratamiento tú mismo de manera rápida y segura.

El antideslizante de Monestir es un producto especialmente diseñado para este cometido. Podrás utilizarlo tú mismo como un producto de limpieza común, y en solo unos minutos dispondrás de un suelo completamente seguro.

Para que el suelo no resbale, Antideslizante Monestir

El Antideslizante de Monestir está destinado para suelos porcelánicos, de cerámica y gres, así como para bañeras y platos de ducha.

Este tratamiento actúa sobre la superficie cambiando su textura, es decir, para que el suelo no resbale, modifica su textura convirtiéndola en rugosa.

Antes de iniciar el tratamiento con el Antideslizante de Monestir es importante efectuar una prueba en una pequeña zona de poco uso. Así podrás saber con antelación como quedará el resultado final, ya que este será permanente. Si consideras que la textura no es lo suficiente rugosa, siempre puedes dejar actuar durante unos minutos extra para darle el acabado deseado. Recuerda cronometrar el tiempo para que el resultado sea perfecto.

La aplicación del Antideslizante de Monestir es muy sencilla. Sobre el suelo limpio y seco, aplica el Antideslizante con una fregona procurando que quede repartido de manera uniforme. Deja actuar entre 1 y 5 minutos y finamente aclara con abundante agua. Así de rápido y simple es el proceso.

Recuerda que podrás utilizar también el Antideslizante en tu bañera o plato de ducha, siguiendo los mismos pasos.