hidrofugante para fachadas

Cuando hablamos de aplicar un hidrofugante para fachadas nos referimos al hecho de asegurar la impermeabilización de la fachada.  Esto es especialmente importante en fachadas de piedra, para evitar la penetración y transmisión de humedad desde el exterior del edificio al interior. Un hidrofugante para fachadas de piedra evitará la salida de salitres y manchas de moho y verdín. Además, evitará que aparezcan humedades al otro lado de la pared.

Los líquidos hidrofugantes son utilizados con frecuencia en los exteriores, ya que protegen los suelos y fachadas de las inclemencias atmosféricas. Lo mejor es que puedes lograrlo sin renunciar al aspecto natural de la fachada de piedra u otro material.

Hidrofugante para fachadas Hidroclay

Hidroclay es un producto hidrofugante para fachadas especialmente indicado para materiales porosos. Más concretamente, conviene aplicar Hidroclay en superficies de piedra no pulida, gres rústico, mármol envejecido, granito, piedra no pulida, pizarra y mosaico hidráulico.

El líquido hidrofugante para fachadas Hidroclay se utiliza en estado puro, sin diluir previamente. Antes de proceder a su uso es necesario asegurarse de que la fachada a hidrofugar se encuentre perfectamente limpia y completamente seca.

La aplicación es muy sencilla. Basta con agitar el producto hasta homogeneizar el contenido del envase y verterlo sobre un recipiente limpio. Lo aplicaremos usando una brocha ancha de manera uniforme, dando una única mano generosa sobre toda la fachada.  Se aconseja pasar la brocha de abajo hacia arriba para evitar los chorretones.

Otra manera de aplicar este hidrofugante para fachadas es hacerlo mediante un pulverizador. En ese caso, utiliza el producto con guantes y gafas de protección para evitar salpicaduras. Si por error aplicas líquido hidrofugante en exceso, pueden aparecer zonas blanquecinas. En ese caso, puedes eliminarlas fácilmente con Sanigel de Monestir.

Qué es Hidroclay y cómo actúa

Hidroclay  es un líquido hidrofugante para fachadas de última generación. Su terminación es totalmente transparente e inodora, por lo que el acabado es totalmente natural. Está compuesto por una combinación de siliconas de efecto hidrofugante que no alteran la belleza natural ni la textura de las piezas, a la vez que ejercen un potente efecto repelente de la humedad.

Además, Hidroclay permite el repintado posterior con cualquier tipo de pintura, mejora el aislamiento térmico de la fachada y no forma película.

En este vídeo puedes conocer un poco más acerca del hidrofugante para fachadas de Monestir: