Si has comenzado a encerar tus suelos periódicamente habrás descubierto que con el paso del tiempo, aparecen manchas de cera difíciles de quitar y la superficie de nuestros suelos quedan con un tono amarillento que acaba opacando su color original.

Por esta razón siempre hay que renovar los tratamientos de encerado con cierta frecuencia, pero antes que nada es necesario realizar un decapado para quitar las manchas de cera ya envejecidas.

Por suerte, hoy en día ya no hace falta recurrir a complicados tratamientos, sino que podemos realizar en casa nosotros mismos un decapado eficaz de manera rápida y sencilla. Simplemente necesitamos un producto especializado en decapados que no sea agresivo para eliminar en profundidad las manchas de cera. Si nuestros suelos son de mármol, terrazo o granito, un producto que va perfecto para estos casos en Quitaceras de Monestir.

Si utilizamos Quitaceras de Monestir, la tarea del decapado será muy sencilla, ya que se trata de un procedimiento similar a las limpiezas habituales. Para ello solo debemos aplicar Quitaceras de Monestir puro con una fregona o bayeta y dejarlo actuar hasta que elimine las manchas de cera, aproximadamente entre 5 y 10 minutos. Para finalizar el decapado simplemente aclararemos con la fregona bien escurrida.

Quitaceras de Monestir también sirve para realizar limpiezas superficiales y quitar manchas domésticas en nuestros suelos de mármol, terrazo o granito. Así que para estos casos, no debemos aplicarlo puro, sino diluir un vasito de Quitaceras en un cubo de agua y realizar la limpieza como de costumbre.

Una vez realizado el decapado puedes volver a encerar tus suelos, con la seguridad de que podrás renovar el tratamiento periódicamente, de manera eficaz y segura para tus suelos.