Estufas de pellet, cómo limpiar su cristal adecuadamente

Estufas de pellet, cómo limpiar su cristal adecuadamente

Las estufas de pellets son de las mejores estufas del mercado. Son de las estufas más eficientes y rentables, pues se caracterizan por su bajo coste en combustible y su alto rendimiento calorífico, lo que se traduce en un ahorro en calefacción frente a otros sistemas.

Además, si por algo se caracterizan las estufas de pellets, es por ser un sistema de calefacción más ecológico, ya que los pellets son un combustible de baja emisión de monóxido de carbono.

¿Entonces las estufas de pellets son perfectas? Todo tiene sus virtudes y sus defectos, así que las estufas de pellets solo tienen un pequeño defecto: su cristal se ensucia enseguida y constantemente. Esta suciedad no son más que los restos de hollín, pero si los dejamos acumular se incrustran y posteriormente se dificulta su limpieza.

Para una limpieza fácil y adecuada necesitaremos un limpiador específico para cristal de estufas y chimeneas, ya que el cristal de las estufas de pellets no es el mismo tipo de cristal que el de las ventanas. Por lo tanto no podemos utilizar el mismo limpiacristales que utilizamos habitualmente para espejos y ventanas.

El producto perfecto para limpiar el cristal de las estufas de pellets es el Limpiador Cristal Chimeneas y Barbacoas de Monestir. Este potente limpiador además de eficiente es muy cómodo de utilizar gracias a su formato con pulverizador.

Para limpiar el cristal de las estufas de pellets simplemente debemos pulverizar el cristal y esperar unos minutos (de 3 a 10), para después aclarar. Recuerda siempre realizar la limpieza del cristal de la estufa de pellets cuando este, esté frío.

Limpiador Cristal Chimeneas y Barbacoas de Monestir también disuelve resinas, grasas y alquitrán, así que puedes utilizarlo también para limpiar barbacoas, planchas, grills y fogones. Así como en piedra o ladrillos ennegrecidos.

Cómo quitar restos de cola de suelos de mosaico hidráulico y Nolla

Cómo quitar restos de cola de suelos de mosaico hidráulico y Nolla

Tras la obra suelen quedar restos muy difíciles de eliminar en los suelos de Mosaico hidráulico y Nolla. Para no estropear ninguna baldosa ni perder el tiempo con productos inútiles o agresivos y poder quitar restos de cola de suelos de mosaico hidráulico y Nolla fácilmente, te recomendamos los siguientes consejos:

Para quitar restos de cola de suelos de mosaico hidráulico y Nolla no necesitarás maquinaria, solamente una fregona, un estropajo, guantes y Limpiador Restos de Obra de Monestir.

Limpiador Restos de Obra es un limpiador especial que quita los restos de cola de suelos de mosaico hidráulico y Nolla, así como cualquier tipo de restos de obra y eflorescencias. Para comenzar a quitar restos de cola, simplemente debes diluir una parte de Limpiador Restos de Obra en de 3 a 5 partes de agua. A continuación, extiende la mezcla con la fregona y frota con un estropajo los restos de cola en los suelos de mosaico hidráulico y Nolla. Estos saldrán con facilidad. Para terminar, solo des aclarar la zona con abundante agua.

Una vez hayas quitado los restos de cola de tus suelos de mosaico hidráulico y Nolla, te recomendamos la aplicación de un tratamiento protector. Este, protegerá tus suelos de cualquier tipo de mancha y humedad, ya que se trata de un tratamiento hidrófugo y oleófugo que impermeabiliza los suelos. En Monestir encontrarás disponible dos variedades de protectores para suelos de mosaico hidráulico y Nolla: Protector Antimanchas Transparente y Protector Antimanchas Efecto Mojado.

Y si estás pensando en que tus nuevos suelos de mosaico hidráulico y Nolla luzcan aún más, en todo su esplendor, te recomendamos la cera líquida ecológica de Monestir, con la que darás una capa de protección a tus suelos, además de un brillo muy intenso que hará que tus suelos de mosaico hidráulico y Nolla destaquen totalmente allí donde estén.

Impermeabilizante transparente, evita las humedades al 100%

Impermeabilizante transparente, evita las humedades al 100%

El otoño es claramente época de humedades. Así que si este año no quieres volverte a encontrar humedades dentro de casa, la mejor solución es utilizar un impermeabilizante transparente.

Impermeabilizante transparente, el producto perfecto para interior

Las humedades aparecen cuando menos te lo esperas. Pero, es cierto que hay determinados materiales más propensos a las humedades, y esto se debe a su alta porosidad. Este es el caso de la terracota, la pizarra, el hormigón, la piedra y el gres rústico poroso. Para este tipo de materiales, se hace imprescindible aplicar un tratamiento impermeabilizante transparente que sea hidrófugo y oleófugo.

Ya sabemos que siempre es mejor prevenir que curar, y si ya has sufrido humedades dentro de casa, lo sabrás bien. Por eso, un tratamiento impermeabilizante transparente es la mejor solución para evitar las humedades y sobre todo la más económica.

Cómo aplicar un impermeabilizante transparente en interiores

La aplicación de un tratamiento impermeabilizante transparente en interiores no implica grandes gastos ni complicaciones. Aunque se trata de un tratamiento profesional, lo cierto es que puedes aplicarlo tú mismo en un momento.

Para aplicar este tratamiento solo necesitas Impermeabilizante transparente superficies porosas de Monestir, un rodillo o brocha ancha, un recipiente limpio y un disolvente para la limpieza posterior de la herramienta utilizada.

El Impermeabilizante transparente para superficies porosas de Monestir puede utilizarse tanto en suelos como en fachadas. Si el lugar a tratar es el suelo, te recomendamos barrerlo antes de la aplicación del impermeabilizante transparente.

Para comenzar, debes agitar el bote de Impermeabilizante transparente y verterlo en un recipiente limpio. Con el rodillo o la brocha aplicas el impermeabilizante transparente de manera uniforme y procurando dar una mano bien estirada para evitar excesos y que quede bien repartido. Así de fácil.

El tratamiento de Impermeabilizante transparente seca enseguida pero sus efectos son patentes a las 24 horas.

Limpiar baldosas viejas de suelos de mosaico hidráulico

Limpiar baldosas viejas de suelos de mosaico hidráulico

Si necesitas recuperar el brillo y el color de tus suelos de mosaico hidráulico, necesitas saber cómo limpiar baldosas viejas de mosaico hidráulico.

Para limpiar baldosas viejas de mosaico hidráulico necesitas una limpieza profunda, capaz de eliminar manchas y tratamientos antiguos sin dañar su color y brillo. Dependiendo del tipo de suciedad necesitarás un tratamiento diferente.

Limpiar baldosas viejas. Manchas domésticas y tratamientos antiguos.

Para ello necesitas un producto especializado en este tipo de material como Desengrasante Quitamanchas Decapante para mosaico hidráulico de Monestir.

Este potente producto es capaz de limpiar baldosas viejas en profundidad, eliminando cualquier tipo de mancha doméstica o suciedad incrustada, así como cualquier tratamiento anterior que haya opacado o amarilleado el suelo.

Para comenzar a limpiar las baldosas viejas de mosaico hidráulico solo necesitas diluir una parte de Desengrasante Quitamanchas Decapante en 5 de agua y extenderlo con una fregona. Después de unos minutos se procede a frotar con estropajo o máquina rotativa. Tras la limpieza de baldosas viejas, aclaramos con la fregona toda la superficie para eliminar cualquier resto.

Limpiar baldosas viejas. Eflorescencias.

Si en tu caso, tus suelos de mosaico hidráulico presentan manchas de eflorescencias, para limpiar las baldosas viejas necesitarás un producto específico para este fin como Limpiador restos de obra para Mosaico hidráulico.

Este producto acaba con este tipo de manchas tan molestas que opacan los suelos de mosaico hidráulico restándoles toda su belleza y brillo. Para limpiar baldosas viejas el procedimiento es similar al anterior. Diluiremos una parte de Limpiador restos de obra para mosaico hidráulico en cinco de agua y extenderemos la mezcla con una fregona. Sin esperar, procederemos a frotar con estropajo o cepillo para limpiar las baldosas viejas y aclaramos con abundante agua.

conservar suelo mosaico hidráulico

Cómo conservar suelo de mosaico hidráulico

El suelo de mosaico hidráulico destaca por sus llamativos y originales colores y decoraciones, así que si quieres mantenerlo tan bonito como el primer día, necesitas saber cómo conservar suelo de mosaico hidráulico.

1. Protector para conservar suelo de mosaico

Los principales enemigos de las baldosas de suelo de mosaico hidráulico son las inclemencias atmosféricas y cualquier tipo de mancha. Así que para conservar suelo de mosaico necesitarás impermeabilizar las baldosas. De esta manera, saturas los poros de cada baldosa, impidiendo que llegue a penetrar la humedad o cualquier mancha.

Para ello, te recomendamos utilizar un protector antimanchas, especial para suelos de mosaico hidráulico. En Monestir encontrarás dos variedades de protector antimanchas, con efecto mate, para conservar tus suelos de mosaico con un acabado natural o con efecto mojado, si prefieres conservar tus suelos de mosaico dándoles un efecto satinado.

Los protectores antimanchas de Monestir, no solo conservar tu suelos de mosaico hidráulico sino que también actúan como endurecedor evitando su envejecimiento prematuro. Asimismo no tendrás que preocuparte a largo plazo, pues no amarillean ni opacan los bonitos colores de las baldosas de mosaico. Además te facilitará las limpiezas habituales de tus suelos de mosaico.

2. Cera líquida ecológica para conservar suelo de mosaico

Para conservar suelo de mosaico con una capa extra de protección y brillo, recomendamos utilizar la Cera líquida ecológica de Monestir. De esta manera, el suelo de mosaico hidráulico queda protegido del desgaste del tránsito y también de marcas de rallado y huellas. La Cera líquida ecológica es perfecta para darle un aspecto brillante y elegante a los suelos de mosaico hidráulico, especialmente si son antiguos y no sabemos cómo recuperar su lustroso brillo de antaño.

Otro aspecto importante para conservar suelo de mosaico es una limpieza adecuada. Si quieres saber más trucos para conservar suelo de mosaico, estate atento a los próximos posts.

Cómo quitar la cola de los azulejos

Eliminar restos de cola (Mosaico hidráulico y Nolla)

Por fin tienes el suelo de mosaico hidráulico o Nolla que tanto deseabas, pero ahora quedan en los azulejos los horribles restos de cola imposibles de limpiar. Así que si quieres saber cómo quitar la cola de los azulejos en suelos de mosaico hidráulico y Nolla, este es tu post.

Una vez acabada la obra, esperamos con ilusión ver los resultados tras la larga espera. Por eso, no tardamos en realizar la limpieza, pero nada más comenzar nos damos cuenta de que las dichosas manchas de cola no desaparecen por mucho que las frotemos con nuestros limpiadores habituales.

Aunque parezca imposible, lo cierto es que puedes quitar la cola de suelos de los azulejos prácticamente sin esfuerzo. Para ello, el secreto es utilizar el Limpiador Restos de Obra para Mosaico Hidráulico de Monestir.

El nuevo Limpiador Restos de Obra para Mosaico Hidráulico es capaz de quitar la cola de los azulejos, así como cualquier tipo de suciedad impregnada tras la obra. Además podrás utilizarlo en cualquier momento para eliminar manchas de salitres, cal y eflorescencias en los azulejos de mosaico hidráulico y Nolla, para que luzcan siempre con su bonito color original.

Quitar la cola de los azulejos con el Limpiador Restos de Obra para Mosaico Hidráulico es un proceso muy rápido y sencillo. Para ello, solo hay que diluir una parte de Limpiador Restos de obra con entre 3 y 5 partes de agua. Extendemos la mezcla con una fregona y frotamos con la ayuda de un estropajo sobre los restos de cola. Una vez eliminados, aclaramos con abundante agua toda la superficie, y ¡voilà! Nuestros azulejos de Mosaico Hidráulico y Nolla quedarán impecables.

Si quieres saber más sobre cómo cuidar y conservar los azulejos de tus suelos de Mosaico Hidráulico y Nolla, no te pierdas los siguientes posts…

Mantenimiento del suelo rústico, fácil y rápido

Mantenimiento del suelo rústico, fácil y rápido

Llega el otoño y debemos proteger nuestros suelo de exterior. Así que no esperes más para realizar el mantenimiento de los suelos rústicos.

Se acerca el frío y las intensas lluvias, los enemigos eternos de cualquier tipo de pavimento exterior. A fin de evitar daños y manchas en nuestros suelos, es imprescindible darles algún tipo de cuidado. Y en este caso nos centraremos en el mantenimiento del suelo rústico.

Cómo realizar el mantenimiento del suelo rústico

Para que nuestros suelos rústicos se mantengan impecables y brillantes necesitamos un buen tratamiento protector así como un producto abrillantador. Realizar el mantenimiento del suelo rústico es un proceso muy fácil y rápido si sabemos cómo hacerlo.

El mejor tratamiento para suelos rústicos de exterior es Mitrol. Este protector antimanchas hidrofugante evita que la humedad penetre en los suelos; así prevenimos la aparición del moho, el verdín y las eflorescencias. Asimismo quedan protegidos de las temidas heladas que tanto dañan los suelos rústicos y también evitamos los peligrosos resbalones.

Mitrol es un producto de mantenimiento para los suelos rústicos de terracota, que podemos aplicar nosotros mismos con la ayuda de una brocha. Además podemos elegir el acabado que más nos guste, ya que Mitrol está disponible con dos efectos: Mitrol Wet con efecto mojado o Mitrol con acabado natural.

Una vez estén nuestros suelos totalmente protegidos es el momento de realizar el segundo paso para el mantenimiento de suelos rústicos. Este es todavía más sencillo si cabe. Simplemente debemos añadir a nuestras limpiezas habituales un Limpiador Abrillantador como Cerabric. Con solo medio vaso de Cerabric en un cubo de agua para realizar la limpieza, estaremos nutriendo e hidratando nuestros suelos rústicos en profundidad.

Así de fácil conseguiremos un acabado reluciente y brillante permanentemente en nuestros suelos rústicos de exterior.

Cómo restaurar baldosa hidráulica en suelos envejecidos y sucios

Si tus suelos hidráulicos están opacos, envejecidos y sucios, y a pesar de las limpiezas continuadas siguen igual, sin duda debes restaurar la baldosa hidráulica.

Restaura la baldosa hidráulica paso a paso

Sin realizar grandes gastos puedes restaurar baldosas hidráulicas tú mismo y con resultados profesionales. Para ello sigue los pasos que te indicamos a continuación.

Restaura baldosas hidráulicas. Paso 1 Limpieza profunda

Una limpieza en profundidad es el primer paso para restaurar baldosas hidráulicas. Diluye una parte de Sanigel en cinco de agua y extiende con una fregona. Deja actuar unos minutos y frota suavemente con un estropajo. Para finalizar la limpieza aclara con abundante agua. En caso de que quede algún resto de suciedad, podemos repetir el mismo procedimiento.

Restaura baldosas hidráulicas. Paso 2 Protección

Pasadas 24 horas tras la limpieza, es el momento de aplicar un tratamiento protector para restaurar las baldosas hidráulicas. Con una brocha ancha o rodillo aplicaremos Bellatrix. Además podemos elegir entre dos acabados: natural o efecto mojado. De esta manera, evitaremos que nuestras baldosas hidráulicas vuelvan al estado anterior.

Restaura baldosas hidráulicas. Paso 3 Encerado

Para finalizar la restauración de las baldosas hidráulicas es recomendable aplicar un encerado. La mejor opción es utilizar una cera ecológica que aporte brillo y protección a los suelos hidráulicos. Cera noble liquida de Monestir es perfecta para estos casos, pues recupera el brillo y el color de las baldosas hidraúlicas desgastadas. Para aplicarla simplemente necesitas una paletina ancha.

Restaura baldosas hidráulicas. Paso 4 Mantenimiento

Una vez restaurados los suelos hidráulicos, brillarán en todo su esplendor. Para mantener este bonito efecto permanentemente simplemente debes añadir un limpiador abrillantador como Cerabric en tus limpiezas habituales. De esta manera nutrirás en profundidad las baldosas hidráulicas y se mantendrán impecables y brillantes para siempre.

Eliminar aceite de mora

Cómo eliminar aceite de mora, ceras y barnices en suelos de terracota

Si anteriormente has encerado, barnizado o aplicado aceite de mora en tus suelos de terracota y no sabes cómo eliminarlo sin maltratar tu suelo, aquí te explicamos cómo hacerlo.

Eliminar de aceite de mora, barnices y ceras

Existen determinados tratamientos para los suelos que exigen un decapado con el tiempo, productos como el aceite de mora, la cera o el barniz presentan con el tiempo un tono opaco y amarillento que no favorece para nada a nuestros suelos.

Eliminarlo requiere bastante esfuerzo y utilizar productos demasiado agresivos que pueden estropear nuestros suelos irremediablemente, no es una buena idea. Para realizar un decapado de aceite de mora, ceras o barnices debemos utilizar un producto limpiador decapante, como es el caso de Sanigel.

Se trata de un limpiador de acción prolongada que disuelve tratamientos de aceite de mora, de linaza, ceras y barnices, así como manchas domésticas y grafittis. Además se puede utilizar no solo en suelos de barro y terracota sino también en suelos de piedra, cerámica, gres, etc.

Decapar el aceite de mora, ceras o barnices es muy fácil con Sanigel y no requiere apenas esfuerzo. Simplemente debe diluirse 1 parte de este limpiador decapante en 3 de agua y extender la mezcla con una fregona. Se debe esperar media hora para que actúe en profundidad. A continuación se moja todo el suelo y se procede a frotar con cepillo de raíces o estropajo. Para terminar, se aclaran los suelos con abundante agua y se retira la suciedad con una fregona.

Tras el decapado de aceite de mora, cera o barniz, es importante evitar las manchas de eflorescencias, por eso es recomendable repetir un aclarado con una parte de Sanet en 20 de agua. Sanet es un limpiador antisalitre, muy útil para varios tipos de suelo, de terracota, de piedra, mármol, cerámica, gres…

impermeabilizante grietas y juntas

Impermeabilizante grietas y juntas, prepárate para el otoño

Es bien sabido que el otoño es época de fuertes lluvias y por tanto de humedades. Para que ningún rincón de tu hogar quede desprotegido, te recomendamos impermeabilizante grietas y juntas.

Si anteriormente ya has tenido problemas de humedades, sabrás las complicaciones que causan además del coste económico. Las filtraciones y goteras pueden penetrar fácilmente por cualquier esquina o rincón de la vivienda y por ello, es importante que no descuidemos ningún lugar.

Para evitar que esto ocurra, no hay nada mejor que la prevención. Por eso, si buscas una solución fácil y económica, debes elegir un tratamiento específico como impermeabilizante grietas y juntas de Monestir.

Impermeabilizante grietas y juntas puedes utilizarlo sobre suelos o fachadas, pero es útil especialmente para áticos, terrazas, cubiertas y tejados, ya que son los lugares más propensos a sufrir este tipo de daños. Puedes aplicarlo sobre muchos tipos de superficies, como piedra, granito, pizarra, terracota, cerámica, mármol…

Para aplicar Impermeabilizante grietas y juntas no necesitas un gran despliegue de materiales, simplemente debes verterlo en un recipiente y aplicarlo por la superficie elegida con una brocha ancha sin dejar excesos. Así de simple.

De esta manera protegerás tu hogar por completo de cualquier tipo de humedad, ya sean goteras, eflorescencias o moho. Impermeabilizante grietas y juntas actúa como consolidante de los materiales, evitando su envejecimiento y desgaste, no solo de las fuertes lluvias sino también de las agresivas heladas.

Tampoco tendrás que preocuparte por si daña el color o la textura de los materiales, pues no amarillea con el tiempo y no altera la textura antideslizante de cubiertas y tejados.

Impermeabilizante grietas y juntas está diseñado para su utilización en exteriores, pero si lo que buscas es un tratamiento impermeabilizante para interiores te recomendamos impermeabilizante superficies porosas.

Si tienes dudas ponte en contacto con nosotros y aclararemos tus dudas: comercial@monestir.com