Las lluvias, el granizo y la nieve afectan gravemente a las terrazas, por eso ahora es el mejor momento para saber cómo impermeabilizar terrazas de baldosas, rápidamente y de la manera más económica posible.

Las inclemencias del otoño y el invierno dañan en profundidad los suelos y fachadas de exterior. A causa de ello, en Monestir recibimos un mayor número de dudas en cuanto a protección de terrazas, especialmente de las terrazas de baldosas.

Las terrazas de baldosas pueden presentar muchos problemas debido a la humedad: concentraciones de verdín, concentraciones de moho, grietas a causa de la nieve y las heladas, goteras en la planta inferior a la terraza…

Todos estos problemas derivados de la humedad son difíciles de solucionar una vez causados. No solo físicamente sino también económicamente. Por lo tanto, para evitar quebraderos de cabeza, nos centraremos en la prevención.

Para impermeabilizar terrazas de baldosas, necesitaremos un producto impermeabilizante que además de que sea eficaz, cumpla varias características: que esté diseñado para los materiales de nuestra terraza, que sea antideslizante para evitar futuros accidentes y que sea transparente para respetar la estética de las baldosas.

Un producto que cumple todas estas características es el Impermeabilizante para Grietas y Juntas de Monestir. Está destinado para terrazas de terracota, porcelánico, piedra, gres granito, mosaico hidráulico, etc.

Este Impermeabilizante para terrazas de baldosas, penetra en profundidad pero m que los materiales transpiren, evitando así que se amarilleen o envejezcan prematuramente. Además facilita las limpiezas habituales.

Este tratamiento económico es rápido y sencillo de aplicar, pues solo necesitarás una brocha ancha o un rodillo de lacar y un recipiente limpio.

En primer lugar debes agitar el envase del Impermeabilizante de Monestir y verterlo en el recipiente. Con el rodillo o brocha debes dar pasadas bien estiradas para que quede bien repartido, y eso es todo. Si lo deseas, puedes dar una segunda capa, una vez haya pasado 1 hora.

Su secado es inmediato, pero recomendamos esperar 24 horas antes de transitar por la terraza, para una mayor eficacia.

Cómo puedes ver, es un tratamiento económico y super sencillo, que nos ahorra un gran desembolso económico y tediosas tareas de eliminación de humedades.

Si necesitas otros productos para acabar con las humedades, visita nuestra web. Dónde encontrarás productos hidrofugantes para exteriores o anti-moho para interiores.

¿Acabas de adquirir una fuente decorativa y no sabes qué mantenimiento debes darle? Un cuidado indispensable es la prevención de de moho y verdín. Por eso, aquí te contaremos cómo impermeabilizar una fuente de jardín fácilmente.

Las fuentes decorativas cambian por completo la estética del jardín, dando una imagen cuidada y elegante al entorno. Además, aportan relajación y tranquilidad gracias al constante murmullo del agua. Sin embargo, y como es lógico, al tratarse de un elemento que está permanentemente húmedo, simplemente es cuestión de tiempo que aparezca moho y verdín.

Así que para evitar a estos desagradables invitados, es imprescindible impermeabilizar la fuente de jardín lo antes posible.

Para impermeabilizar una fuente de jardín necesitaremos un producto destinado para ello que además sea totalmente transparente, como es el caso del Impermeabilizante para grietas y juntas de Monestir.

Este impermeabilizante está indicado para una gran variedad de materiales, ya que es apto para impermeabilizar fuentes de cerámica, terracota, mármol, piedra, granito…

El Impermeabilizante transparente de Monestir protege por completo la fuente de jardín de las habituales concentraciones de verdín y moho, así como de las inclemencias del tiempo más duras, por ejemplo las heladas que terminan por degradar los materiales en profundidad. Asimismo, actúa como consolidante evitando el desgaste de la fuente de jardín por envejecimiento.

Para aplicar este eficaz tratamiento solo necesitarás una brocha ancha y un recipiente limpio. Solo tendrás que agitar el envase del Impermeabilizante de Monestir y verterlo en un recipiente para empezar a aplicarlo con la brocha. Tras una hora, podremos aplicar una segunda capa para darle un extra de protección.

Una vez realizada la última aplicación, esperaremos 24 horas antes de poner en funcionamiento la fuente de jardín.

Tu jardín parecerá otro y siempre con una fuente limpia y en perfecto estado, sin tener que preocuparte de los inconvenientes de la humedad. Si necesitas otros productos para el cuidado de los elementos del jardín, te recomendamos visitar nuestra sección de productos especialmente destinados a las zonas de jardín.

Las humedades son los peores enemigos de techos, cubiertas y fachadas y la mejor solución sin duda, es la prevención, por ello, hablaremos en esta ocasión de la importancia de elegir un buen impermeabilizante para fachadas.

Aunque algunos materiales destacan por su calidad y resistencia, no son perfectos y poseen algunas desventajas, como por ejemplo, la porosidad. Este es el caso de la terracota, el mármol, el granito, el cemento y la piedra.

Esta característica, la porosidad, implica que el agua puede penetrar fácilmente en la estructura, creándose así las desagradables humedades, moho, verdín, etc.

Este tipo de problemas no solo afectan a la higiene y la estética de un techo o fachada, sino que afecta a nivel interno, creando así inestabilidad y daños irreparables en la estructura de la vivienda.

Por eso, la elección de un buen impermeabilizante es primordial para la prevención de humedades, ya que una vez causadas, la reparación resulta altamente costosa en tiempo y sobre todo económicamente.

El Impermeabilizante para fachadas de superficies porosas es un tratamiento 100% eficaz y extremadamente fácil de aplicar. Se trata de un producto de acabado profesional que puede utilizarse de una manera rápida y sencilla.

Para su aplicación en las fachadas, necesitaremos en primer lugar, tener la superficie limpia y despejada. Agitaremos el envase del Impermeabilizante para fachadas y verteremos la cantidad necesaria en un recipiente limpio. Con la ayuda de un rodillo lo aplicaremos por toda la superficie. Así de fácil y sencillo. Además es eficaz tanto en interiores como en exteriores.

El Impermeabilizante para fachadas de superficies porosas es el método más sencillo para prevenir humedades, eflorescencias salinas y moho. Penetra en los materiales a gran profundidad, actuando como consolidante, de manera que evita el envejecimiento prematuro, a la vez que permite que los materiales transpiren. Asimismo, evita su desgaste por el tiempo y los daños producidos como las exfoliaciones por las heladas.

Olvídate para siempre de las humedades con el Impermeabilizante para fachadas de superficies porosas de Monestir.

No esperes a sufrir las temidas goteras y humedades, sé previsor y utiliza un impermeabilizante transparente para terrazas transitables.

Ya estamos en otoño y por consiguiente han llegado los días de lluvia intensa e incesante. Por desgracia, este clima tan inestable trae consigo algunos inconvenientes, como las desagradables humedades, filtraciones y goteras.

Para este tipo de problemas, la mejor solución se basa en prevenir, antes de que sea demasiado tarde y las complicaciones sean mayores.

Las filtraciones y goteras son un problema que debe atajarse cuánto antes, ya que no solo ocasionan molestias, sino grandes daños en la estructura de la construcción. Así que para evitar este tipo de inconvenientes, te aconsejamos el Impermeabilizante transparente para terrazas transitables de Monestir.

Este impermeabilizante está especialmente diseñado para grietas y juntas, enfocándose de esta manera en las zonas más problemáticas, por donde justamente suele filtrarse el agua. Y puede utilizarse tanto en suelos como en fachadas.

Asimismo, este tratamiento no solo está destinado para terrazas, sino que también puede utilizarse en áticos, cubiertas y tejados.

En cuanto a su aplicación, este impermeabilizante es eficaz en una gran variedad de materiales: terracota, piedra, granito, pizarra, cerámica, mármol…

Para iniciar el tratamiento, debemos tener primero la superficie barrida, limpia y sobre todo completamente seca. Una vez el suelo o fachada estén preparados, procederemos a la aplicación del impermeabilizante transparente para terrazas transitables. Para ello, agitaremos el envase y verteremos el producto en un recipiente limpio y cómodo de utilizar. Para aplicarlo, necesitaremos una brocha ancha de 20 centímetros o un rodillo de lacar. La idea es que el producto quede bien repartido y sin dejar charcos, para ello procuraremos dar una mano bien estirada.

Con una capa de Impermeabilizante transparente es suficiente, pero si queremos una protección aún mayor, podemos dar una segunda capa, una vez haya pasado una hora.

El Impermeabilizante transparente seca enseguida, pero para que su eficacia sea completa, es necesario esperar 24 horas tras la aplicación.

¿Conoces la cera para suelos hidráulicos? Si todavía no conoces los beneficios del encerado de suelos hidráulicos, aquí te contamos todo sobre este tipo de tratamiento.

Y es que no solamente se pueden encerar los suelos de madera, sino también otro tipo de suelos completamente diferentes como los suelos hidráulicos o también llamados suelos de mosaico o suelos Nolla.

La Cera Líquida Ecológica de Monestir, es un tratamiento específico para este tipo de suelos, cuyo objetivo es realzar los colores y brillo de las baldosas. Verdaderamente, hay un antes y un después tras la aplicación de este encerado, ya que deja los suelos como si fueran totalmente nuevos, con un acabado de brillo natural y elegante y un tacto muy sedoso.

Además, la Cera para suelos hidráulicos aporta una capa de protección extra a las baldosas, ya que evita su desgaste, así como las habituales rayas y huellas de los zapatos. Y por otro lado, facilita su limpieza y mantenimiento permanentemente.

Así que para que tus suelos hidráulicos vuelvan a su color y brillo del primer día, solo tendrás que seguir los siguientes pasos.

Para empezar, has de saber que puedes aplicar directamente la cera para suelos hidráulicos sobre suelos antiguos que ya no tengan absorción, pero si este no es tu caso, será necesario aplicar previamente un tratamiento protector base como por ejemplo los protectores antimanchas de Monestir.

Debemos agitar el recipiente de la Cera Líquida Ecológica y verterla en un recipiente limpio, además, se debe aplicar pura, ya que no hay necesidad de diluirla y siempre sobre el suelo previamente barrido, limpio y seco.

Aplicaremos la Cera para suelos hidráulicos con una paletina o una brocha ancha, siempre de manera uniforme y estirada. Así el producto quedará bien repartido y el acabado quedará perfecto. Este producto seca enseguida al tacto, pero es recomendable no pisar hasta que haya pasado al menos 1 hora.

Si queremos todavía más brillo, debemos esperar 4 horas para aplicar una segunda capa de Cera para suelos hidráulicos. Te recomendamos no tocar la superficie durante 24 horas, para que la efectividad del tratamiento sea del 100%.

Los suelos de barro o rústicos demandan unos cuidados especiales pero no tienen porqué ser complicados, así que si buscas cómo conservar suelos de barro sin complicaciones, este es tu post.

Para el mantenimiento de los suelos rústicos es imprescindible una limpieza adecuada y una hidratación habitual para que las baldosas luzcan con un buen color y en buen estado. Además si se realiza un buen mantenimiento su resistencia será mayor. También podemos añadir productos ennoblecimiento, pero hoy vamos a centrarnos especialmente en la limpieza y la hidratación.

Los suelos rústicos se caracterizan por su alta porosidad, por esta razón no admiten cualquier tipo de producto limpiador, que aunque pueda resultar eficaz en otros tipos de suelos, en las baldosas de barro resultará inútil.

Además, un limpiador adecuado debe utilizarse previamente a la aplicación de un tratamiento hidratante, ya que esta deja los poros preparados para que el tratamiento penetre en profundidad y sea más efectivo.

Cerabric es un producto 2 en 1 que combina ambas funciones, convirtiéndose así en un producto estrella, que nos ahorra trabajo y tiempo en el cuidado de nuestros suelos.

Cerabric está específicamente diseñado para el mantenimiento de suelos rústicos. Como limpiador, elimina fácilmente la suciedad y también evita que vuelva a acumularse, asimismo es muy eficaz con las manchas más difíciles y todo ello sin necesidad de aclarado.

Por otro lado, como tratamiento hidratante, evita por completo que el suelo se reseque y regenera así su color y brillo inicial. El uso habitual de Cerabric restaura el desgaste sufrido por el tránsito y actúa así como protector de los suelos de barro. A diferencia de otros productos del mercado, Cerabric permite que las baldosas transpiren, perdurando así la resistencia y el color de los suelos.

En cuanto a su aplicación, se utiliza simplemente como un limpiador habitual. Solo hay que diluir un vaso de Cerabric en 5 litros de agua sobre el suelo previamente bien barrido y seco. Pasamos la fregona sin dejar charcos y dejamos secar durante 20 minutos.

Tenemos que destacar también que Cerabric es un producto ecológico que respeta el medio ambiente, posee una fragancia muy agradable y que con una aplicación por semana es suficiente, con lo cual su rendimiento es muy alto. También podrás utilizarlo sobre otros tipos de suelo: gres, porcelánico, mármol, mosaico hidráulico…

Piensas colocar suelo hidráulico, pero tras la obra siempre quedan manchas de cemento incrustradas y manchas de salitre que son muy difíciles de eliminar. Sin embargo, los suelos hidráulicos son muy delicados y no admiten productos agresivos. Por eso, si no sabes cómo quitar manchas de obra en suelo hidráulico, aquí te explicamos cómo hacerlo fácilmente.

Cómo hemos señalado, los suelos hidráulicos son muy delicados y cualquier producto común como la lejía o el amoniaco pueden dañar irreversiblemente su color y su brillo. Lo cual significaría un daño irreparable, ya que precisamente los suelos de mosaico hidráulico se caracterizan por sus coloridos diseños.

Por ello, debemos tener a nuestra disposición productos indicados para este tipo de suelos, a fin de que se mantengan como nuevos el mayor tiempo posible.

Una vez hayamos terminado la obra, solemos limpiar con un limpiador jabonoso para suelos, lo cuál es correcto pero no llega a quitar manchas de obra, ya que están son mucho más difíciles de eliminar.

Así que lo qué haremos será utilizar el Limpiador Restos de Obra, especial para mosaico hidráulico.
Se trata de un producto detergente con un tipo de ácido suave que respeta la calidad de las baldosas. Es el único del mercado que tiene la capacidad de eliminar la suciedad propia de las obras en suelos hidráulicos. No solo el cemento, sino también los salitres y las eflorescencias salinas, así como cualquier tipo de incrustación calcárea.

El Limpiador Restos de Obra para suelos hidráulicos destaca el color original de las baldosas sin alterar su aspecto y tampoco daña los elementos de aluminio y acero inoxidable.

Además su aplicación es tan fácil como la de un limpiador habitual, solo hay que diluir una parte con 3 a 5 de agua y pasar la mezcla con una fregona sobre la suciedad. Frotamos sobre las manchas más incrustadas y aclaramos rápidamente. Así de simple y fácil.

Si tu suelo de mosaico hidráulico luce opaco y apagado y estás buscando una solución para sacarle el mayor partido pero no sabes cómo, aquí te explicamos como abrillantar suelo hidráulico de una forma económica y sencilla.

Tener un suelo hidráulico envejecido y opaco es una verdadera lástima, ya que este tipo de suelos se caracterizan por sus coloridos y bonitos patrones. Su sola presencia es la que más destaca en la estancia donde se encuentran, y en base a su colorido y motivos se basará toda la decoración de su alrededor.

Por ello, es muy importante que mantengamos los suelos hidráulicos en perfecto estado, brillantes y con un vivaz colorido. Para ello, debemos tenerles un cuidado específico, tanto en su limpieza como en su mantenimiento, evitando cualquier producto agresivo.

El proceso de abrillantar suelo hidráulico es fácil, económico y rápido si utilizas los productos adecuados. Antes de empezar con el tratamiento, los suelos hidráulicos deberán estar limpios y secos. Si la superficie presenta manchas difíciles y no sabes cómo eliminarlas, te recomendamos el post anterior.

Una vez los suelos hidráulicos estén limpios, comenzaremos con el tratamiento. Para ello, utilizaremos el Protector Antimanchas Efecto Mojado. Este producto tiene un acabado satinado con efecto mojado como si se tratara de un barniz, así que realza los colores de las baldosas y dota a la superficie de un brillo espectacular, haciendo que los suelos hidráulicos parezcan recién colocados.

Además de actuar como abrillantador, como su propio nombre indica se trata de un protector antimanchas para suelos hidráulicos, ya que evita que las manchas penetren y también lo protege del desgaste de la superficie. Asimismo, hidrata las baldosas, permitiendo que estas transpiren y las protege contra el envejecimiento prematuro, sin amarillear ni formar película. Otra de sus virtudes es que impide el paso de humedad y por tanto evita que aparezcan eflorescencias salinas.

Para aplicar el tratamiento abrillantador debemos agitar el envase y verter el Protector Antimanchas en un recipiente limpio. Luego lo aplicaremos con un rodillo especial para esmaltes de manera uniforme. Procuraremos no excedernos con el producto para que quede bien estirado y repartido por la superficie.

El resultado será de efecto satinado. La duración del secado es de solo 1 hora. Para obtener un resultado aún más brillante, repetiremos la aplicación y dejaremos secar como anteriormente. La eficacia del Protector Antimanchas Efecto Mojado comenzará tras las 24 horas desde su última aplicación.

El resultado es que tus suelos hidráulicos lucirán brillantes como si fueran nuevos y solo con la aplicación del Protector Antimanchas Efecto Mojado

Los suelos hidráulicos son suelos muy delicados y no admiten cualquier tipo de producto, así que si necesitas quitar manchas en un suelo hidráulico sin tener que preocuparte de los resultados, este post te resultará interesante.

Los suelos hidráulicos, también llamados suelos de mosaico Nolla, juegan un papel muy importante en la decoración de la estancia. Si los colores del suelo se mantienen vivos y su limpieza es la correcta, la estancia lucirá como nueva. Sin embargo, si el suelo hidráulico está sucio, descolorido y/o presenta manchas, estropeará la decoración al dejarla deslucida.

Por ello, en el momento que queramos quitar manchas sobre suelos hidráulicos, debemos evitar cualquier tipo de producto que no esté destinado para ellos, como los habituales y más conocidos: lejía, salfumán o amoníaco. Ya que podemos provocar una pérdida de color o brillo irreversible o extender todavía más la mancha.

Para este tipo de cometido, nuestra recomendación es que utilices el Desengrasante Quitamanchas Decapante Especial para Mosaico Hidráulico de Monestir. Se trata de un limpiador desengrasante que limpia las baldosas de mosaico hidráulico perfectamente sin dañarlas en absoluto. Elimina de manera eficiente las manchas domésticas y la suciedad incrustrada. Además también se puede utilizar sobre superficies de cerámica, gres porcelánico, cemento, barro cocido y piedra natural.

Para quitar manchas sobre suelo hidráulico simplemente tenemos que aplicar este producto con una fregona. Eso sí, en función de la suciedad, debemos tener en cuenta su proporción. Para eliminar suciedad y desengrasar las baldosas, es necesario diluir una parte del Desengrasante Quitamanchas en de diez a veinte parte de agua.

Si la suciedad es más intensa, entonces deberemos diluir una parte de cinco de agua. Y si son fuertes manchas domésticas incrustradas, podremos aplicar el producto puro y dejaremos actuar de diez a quince minutos, tiempo durante el cual, la mancha se disolverá parcialmente, por eso, debemos frotar con un estropajo suave y aclarar la zona con agua.

El verano aún no ha terminado y es el mejor momento para pintar o aplicar tratamientos como por ejemplo la cera líquida para suelos Nolla. De esta forma, el secado será más mucho más rápido y si realizamos la aplicación en interiores, podemos airear tranquilamente la vivienda. De esta manera, nuestra tarea será más eficaz y sencilla.

Es cierto que cuando pensamos en cera para suelos, lo primero en qué pensamos es en los suelos de madera, sin embargo, también podemos aplicar un tratamiento de cera para suelos de diferentes materiales.

La Cera líquida para suelos Nolla cumple la misma función que la tradicional cera para madera. Es un tratamiento de ennoblecimiento que protege los suelos de manchas a la vez que deja una bonita capa brillante que realza el color de los suelos.

Gracias a ella, las baldosas permanecen brillantes y protegidas durante mucho tiempo. Además, se trata de una cera para suelos ecológica, tiene efecto antihuella y es muy fácil de aplicar.

Antes de realizar el tratamiento, debemos hacer algunos preparativos. En primer lugar, es necesario aplicar un tratamiento base como por ejemplo el Protector Antimanchas de Monestir, a excepción de si se trata de un suelo muy antiguo que ya no disponga de absorción, en cuyo caso no sería necesario.

Para aplicar la cera para suelos Nolla (mosaico hidráulico), agitaremos el envase y la verteremos en un recipiente limpio. Sobre el suelo limpio, barrido y seco realizaremos la aplicación con la ayuda de una paletina ancha, dando una mano bien estirada y uniforme para que la cera quede bien repartida y sin excesos de producto.

El tiempo de secado es de solo una hora, pero si deseamos un mayor brillo podremos aplicar una segunda mano, pasadas unas 4 horas. La eficacia del tratamiento comienza tras 24 horas desde su aplicación.

La cera para líquida para suelos Nolla (mosaico hidráulico) recupera el brillo de los suelos más desgastados y proporciona al suelo un tacto suave y sedoso. Además el suelo Nolla queda protegido del desgaste del tránsito, las rayas y las huellas y también alarga su durabilidad. Tus suelos de Nolla lucirán como nuevos.