decapar suelos de madera

Los suelos de madera destacan por ser de los más acogedores. Aunque se suele pensar que necesita de muchísimos cuidados, no es así. Hoy en día, su limpieza y mantenimiento se ha simplificado enormemente. Sólo es necesario decapar los suelos de madera de vez en cuando, y como verás a continuación, es muy sencillo.

Uno de los tratamientos más habituales para los suelos de madera es el encerado. El motivo es que los suelos de madera necesitan ser protegidos contra las posibles agresiones del día a día. Sin embargo, con el paso de tiempo, la cera tiende a acumularse y cambiar de color. Eso hace que tus suelos se vean viejos y descuidados, así que hay que decapar y renovar la cera.

Cómo decapar suelos de madera

Para decapar el suelo de madera, debes usar un producto decapante específico. Evita usar productos corrosivos como la lejía. En su lugar, necesitarás un producto que se haya formulado específicamente para decapar los suelos de madera. Un producto capaz de eliminar la cera con suavidad y eficacia.

Se trata del Quitaceras para Suelos de Madera, un limpiador extremadamente eficaz para el decapado de suelos de madera, parquet y laminado.

Seguramente pensarás que el decapado de un suelo de madera es un proceso tedioso y costoso, pero nada más alejado de la realidad. Para comenzar con el decapado del parquet, aplica Quitaceras para Suelos de Madera totalmente puro, con la ayuda de una bayeta o fregona bien escurrida. Una vez acabada la aplicación, debes dejar actuar en profundidad de 5 a 10 minutos hasta que deshaga bien las manchas. Para finalizar, aclara con la fregona bien limpia y escurrida.

Como ves, decapar tus suelos de madera es extremadamente sencillo si utilizas los productos adecuados para ello.

Este producto también elimina manchas domésticas y suciedad acumulada, por lo que es un producto ideal para realizar una limpieza profunda de tus suelos de madera.

Quitaceras como producto de Limpieza Habitual

Si quieres utilizar el Quitaceras para Suelos de Madera como limpiador habitual, el procedimiento es el mismo, simplemente cambian las proporciones. En suelos de parquet, diluye un vasito del Quitaceras en un cubo de agua. Si se trata de suelos laminados, reduce la cantidad a medio vasito de Quitaceras.

Con este producto verás como el mantenimiento de tus suelos de madera se convierte en una tarea rápida y sencilla y, además, con un acabado totalmente profesional.