proteger piedra natural

El verano es un buen momento para aprovechar y cuidar de nuestra terraza o jardín. Si tus suelos o fachadas son de piedra natural, asegúrate de que estás eligiendo un buen tratamiento. Proteger la piedra natural es imprescindible tanto por fuera como por dentro.

Estos suelos y fachadas necesitan un mantenimiento periódico, y la parte más importante es la protección. La piedra natural es vulnerable a las humedades, por ello es esencial protegerla adecuadamente. Si dejamos sin mantenimiento nuestros suelos y fachadas de piedra, pronto quedarán deslucidos y desgastados en la superficie. Y lo que es peor: los daños importantes se ocasionan en el interior, debilitando la piedra progresivamente.

Por suerte, proteger la piedra natural es una tarea sencilla. Con los protectores adecuados evitaremos que cualquier tipo de mancha o humedad llegue a penetrar en nuestros suelos y fachadas.

Tratamientos para proteger piedra natural

Si los suelos de tu terraza o jardín son de piedra natural, un protector hidratante antimanchas es la mejor solución. Este producto también debe ser consolidante para evitar el desgaste y el envejecimiento provocados por las inclemencias del tiempo durante todo el año. De esta manera, evitaremos todo tipo de manchas ocasionadas por la humedad.

El producto que cumple con estos requisitos es Bellatrix, el cual podrás encontrar en dos acabados, natural y efecto mojado.

Bellatrix Natural es un protector antimanchas ideal para suelos y fachadas de piedra natural. Es el más adecuado si quieres un acabado totalmente transparente, sin añadir brillo ni modificar el tono de la piedra en absoluto.

Si prefieres realzar la belleza de las piezas, intensidifcar el tono de las vetas y aportar un ligero brillo satinado a tus suelos o fachadas de piedra, entonces decántate por Bellatrix con Efecto Mojado.

Impermeabilizar fachadas de piedra

Si en tu caso requieres impermeabilizar una fachada, debes aplicar un producto hidrofugante impermeabilizante especialmente indicado para proteger la piedra natural. Con un buen protector lograremos que la humedad no llegue a penetrar por cualquier grieta o junta. Y no solo eso, sino que estaremos mejorando el aislamiento térmico en el interior. Para ello, la mejor elección es Hidroclay, un tratamiento que protegerá al 100% tus fachadas de piedra natural.