Los suelos de madera se caracterizan por un cuidado y mantenimiento especiales, que nada tienen que ver con los habituales suelos de terrazo o cerámica. Aunque en un principio pueda parecer complicado limpiar suelos de madera, se trata de una tarea muy sencilla, si sabes cómo realizarla.

Tanto si tienes suelo de parquet como suelo laminado te aconsejamos utilizar Limpiador Abrillantador para suelos de madera. Para limpiar los suelos de madera habitualmente, solo debes diluir medio vaso de Limpiador Abrillantador para suelos de madera en un cubo de agua y extender con una fregona. Así de fácil.

Y no solo estarás limpiando tus suelos de madera, sino que también le estarás aplicando un tratamiento hidratante que actúa como protector antimanchas a la vez que realza el brillo y el color de tus suelos de madera. Además tampoco debes volver a preocuparte por las manchas de pisadas, ya que el Limpiador Abrillantador para suelos de madera confiere a los suelos de madera un efecto antihuella.

Pero si en tu caso necesitas un limpiador más fuerte para acabar con los restos de cera o las manchas difíciles, te recomendamos Quitaceras para limpiar en profundidad los suelos de madera.
Eficaz pero sin ser agresivo, Quitaceras es la solución perfecta para acabar con la suciedad acumulada y adherida en los suelos de parquet y laminados.

Su aplicación es igual de sencilla que con Limpiador Abrillantador. Dependiendo del suelo de madera a tratar variará la cantidad. Si nuestros suelos son laminados, hay que diluir medio vasito en un cubo de agua, pero si nuestros suelos son de parquet, es mejor aplicarlo puro sobre las manchas o los restos de cera, y al cabo de entre 5 y 10 minutos aclarar con la ayuda de una fregona.
Si no necesitamos limpiar los suelos de madera en profundidad, debemos proceder como en el caso de los suelos laminados.