suelos de microcemento

Los suelos de microcemento son tendencia. La elegancia, resistencia y el alto nivel de personalización del microcemento convence a muchas personas que desean crear espacios modernos y llenos de personalidad.

Ahora bien, el suelo de microcemento requiere de un adecuado tratamiento para permanecer bello y limpio. Es por eso que en MONESTIR hemos desarrollado un método de tratamiento para suelos de microcemento, logrando que su aplicación y mantenimiento sean lo más sencillo posible.

Tratamiento del microcemento tras su instalación

En suelos recién instalados, antes de aplicar el tratamiento deberás asegurarte de que no haya manchas, restos de obra ni salitres. Si los hubiera, realiza una limpieza con Sanet diluído en agua, frotando con estropajo o pasando la máquina rotativa para retirar la suciedad.

Una vez limpio, el suelo de microcemento requiere de un tratamiento capaz de saturar su porosidad. Esto hará que el suelo no absorba manchas de ningún tipo ni que aparezcan eflorescencias salinas, además de darle un tacto sedoso y un ligero brillo.

Aquí es donde muchas personas suelen equivocarse al elegir un producto que no es adecuado. Es importante que el tratamiento no forme película sobre la capa de microcemento, pues en ese caso se iría pelando y amarilleando con el paso del tiempo.

En lugar de eso, debes elegir un producto que penetre en profundidad en el suelo, actuando desde el interior sin formar película, y que sature los poros del microcemento dejando que transpiren.

El mejor producto para suelos de microcemento

Bellatrix reúne todas las características que necesita un suelo de microcemento. Este producto no forma película, de manera que no se pelará ni amarileará con el tiempo, ni tampoco alterará la característica antideslizante del microcemento. Al saturar los poros desde el interior, Bellatrix actúa como consolidante, protegiendo al suelo de microcemento frente al desgaste prematuro. 

Por otro lado, después de aplicar Bellatrix notarás que la limpieza del suelo de microcemento es mucho más fácil. El suelo no absorberá ningún tipo de mancha y gozará de un tacto suave muy fácil de limpiar.

En función del acabado que desees, podrás elegir Bellatrix Natural o Bellatrix Efecto Mojado.

 

Bellatrix Natural es totalmente transparente, y tras su aplicación y secado, el suelo se verá totalmente mate. Eso significa que a nivel estético no se notará en absoluto que lo has tratado. Se aplica con una brocha ancha, sin diluir, estirando bien la mano para no dejar charcos.

 

Bellatrix Efecto Mojado también es transparente, pero le aporta un ligero brillo satinado al suelo, hecho que intensifica el tono del microcemento. Es un acabado que queda muy bien en los suelos de microcemento, pues le da un brillo muy natural y elegante. Sus propiedades y su aplicación son exactamente iguales que Bellatrix Natural.

 

Este tratamiento hará que tu suelo se mantenga en perfectas condiciones por muchos años. De todas formas, es necesario realizar un buen mantenimiento del suelo de microcemento para no perjudicarlo con productos abrasivos y, en su lugar, nutrirlo y restaurar la capa de protección. Te lo contamos a continuación.

Limpieza diaria del suelo de Microcemento

 

Para el día a día puedes pasar el aspirador y/o una mopa ligeramente humedecida. Una vez por semana te recomendamos fregar el suelo con Cerabric. Este limpiador abrillantador deja el suelo impecable, y además nutre el suelo restaurando el tratamiento. 

Siguiendo estos pasos, gozarás de un suelo de microcemento hidratado, sin manchas y sin desgaste por muchos años.