,

La esencia artesanal de los suelos de barro cocido

La terracota o barro cocido es uno de los materiales más antiguos en construcción, además de ser natural y fabricación artesanal que podemos elegir para nuestra futura casa. Aunque tradicionalmente han estado presente en diferentes ambientes rústicos y de casas de campo, hoy pueden se eligen también para los espacios más contemporáneos. ¿El secreto del éxito de los suelos de barro cocido? Su belleza atemporal, fruto de una naturalidad sin límites que lo convierten en el rey de los suelos rústicos.

Suelo de Alteret Cerámicas colocado entre Moraira y Calpe

Suelo de Alteret Cerámicas colocado entre Moraira y Calpe

El barro cocido es un clásico en la decoración de las casas con suelos rústicos. No hay casa de pueblo que se precie que no tenga un buen suelo de barro cocido en alguna de las plantas. Es bien cierto es que los colores de la terracota, su textura natural heterogénea y sus acabados sencillos convierten este material en un clásico de los suelos rústicos.

Una de las características principales de los suelos de barro cocido es su aspecto heterogéneo lleno de detalles, que son fruto de la artesanía que hay en todo el proceso de fabricación.

Suelo de Cerámica Elias encerado con acabado brillo

Suelo de Cerámica Elias encerado con acabado brillo

Suelos de barro cocido: un pavimento 100% artesanal

El proceso de fabricación de las baldosas de terracota o barro cocido es muy antiguo y todavía existen empresas que se dedican a fabricar este tipo de suelos de manera totalmente artesanal.

Existen varias formas de hacerlo, pero siempre hay unas características fundamentales en el proceso de fabricación que consiste en poner la arcilla en moldes de madera con la forma de la baldosa, dejarla secar y cocerla en unos hornos especiales.

Este tipo de fabricación totalmente manual es la que les confiere a las baldosas de barro cocido su característico aspecto de suelo rústico y su textura irregular. Cuando alguna parte del proceso se hace de manera mecánica, o en aquellos procesos de producción más industrializados, el resultado son unas baldosas de barro de aspecto y textura más homogénea, además de una superficie más lisa.

En cualquier caso, no son pocos clientes los que eligen este preciado suelo rústico para combinarlo con otros materiales más contemporáneos, como el acero inoxidable o el vidrio.

El contraste entre los colores cálidos y superficies tan diferentes logra un gran efecto decorativo en todo tipo de casas modernas o con suelos rústicos.

Suelo de Olivense Anticfang con acabado mate satinado

Suelo de Olivense Anticfang con acabado mate satinado

Todo un mundo de colores para elegir en nuestra decoración

Los colores del barro cocido son uno de los elementos que le confieren un carácter más especial. La variedad de matices es grande, por eso podemos encontrar tonalidades para todos los gustos y necesidades. En este caso lo mejor es elegir el color del suelo de barro que más nos guste para no tener luego que cambiarlo con el tratamiento del suelo.

El color depende según el tipo de arcilla que se utilice en la fabricación de las baldosas de barro, pueden ser más rojizas si se emplea suelos de la zona de Vélez (Málaga) como los de Cerámica Catalino, los pavimentos de barro de Lobillo o suelos rústicos de la cerámica de Francisco Gámez. También hay suelos rojizos en Oropesa, como los del Tejar Tradicional Alvaro Guadaño o los suelos de terracota de Cerámica Oropesa.

En la región de Murcia los colores son más dorados o pajizos, como los de Antonio Alemán en Valentín; los suelos de Sebastián Pérez destacan por disponer de un tono más destonificado, los suelos de barro de Terrasmalt Cerart, los barros de Cerámica de Valentín, los suelos de Cerámicas Ladrillos y Baldosas o la terracota de Tierra Cocida Diego López.

Limpieza suelo de Cerámica Vicente Camp de Aldaya (Valencia)

Limpieza suelo de Cerámica Vicente Camp de Aldaya (Valencia)

La zona de Valencia también dispone de tonalidades color paja con los suelos de Anticfang Terracuita de Oliva y Alteret Cerámicas de Villalonga. Allí también estaban las empresas que cerraron como Cehimosa con un pavimento mecánico rojo o paja, Cerámica Decorativa que hacia un barro manual más marrón, los suelos de Villacer Cerámicas o incluso las cenefas y mosaicos tipo alfombras que fabricaban en Zeneco.

En Aldaya encontramos la empresa de Cerámica Camp que fabrican suelos de terracota de un color rojo claro o los suelos de Cerámica Piñol Pallarés en El Perelló (Tarragona) que son similares, así como Cerámica Xavier Claur en Alzira que siguen una línea parecida.

En la zona de El Bruc (Barcelona) podemos ver los suelos mecánicos y semi manuales de Cerámica Elías, los de Baldosas Vallés y allí fabricaban los famosos suelos de barro cocido de Cerámica San Genís.

Entre las provincias de Salamanca y Ávila, se encuentra el Tejar Artesano Horcajo, a la cual podemos acceder a caballo, uno de los pocos tejares que aún quedan en Castilla León que sigue trabajando la baldosa, el ladrillo y la teja de forma artesanal como antaño, con las manos y los utensilios tradicionales.

Tenemos los suelos manuales de Cerámica Mudéjar Extremeña en Badajoz, Teulera Can Benito en Mallorca, Rajoleria Quintana en Girona, suelos rústicos Ladrillos Viceira y Muñoz en Granada, los suelos de barro de Hijos de Cesáreo Guerra en Campo Real en Madrid, Blas Alemán en Valentín en Murcia.

Cómo podemos ver, existe una rica gama de colores según nuestros gustos o necesidades, además de una amplia cantidad de empresas que trabajan este material de la mejor forma, empleando arcillas de distintas procedencias que mezclan en el proceso de fabricación para conseguir diferentes colores y tonalidades para ofrecer un mayor repertorio.

La limpieza, protección y el mantenimiento de los suelos de barro cocido

Lo primero que tenemos que tener muy claro es que el barro cocido es un material poroso y, por lo tanto, puede absorber fácilmente el agua y la suciedad. Por eso, antes de comenzar a usarlo es necesario realizar una limpieza y aplicar a las baldosas un tratamiento específico que lo impermeabilice.

Este proceso se puede realizar en fábrica para facilitar la instalación o también después de colocadas las baldosas en el pavimento ya colocado y rejuntado. Después de aplicar el tratamiento, los suelos de barro soportan mucho mejor todo tipo de manchas domésticas, resisten sin problema la limpieza con ciertos productos que antes del tratamiento podrían dañarlos, y se vuelven impermeables a las manchas.

Además, esta capa protectora que se aplica en los suelos de barro artesanal puede intensificar el color del material y le aporta un ligero brillo que lo hace muy atractivo, también se le puede dar otros tipos de acabado para que se adapte mejor al aspecto que deseamos.

En este artículo os describimos los procesos de limpieza y protección de los suelos rústicos de barro cocido.

Una vez tratado el pavimento con este tratamiento que lo impermeabiliza y lo protege, el suelo de barro cocido puede limpiarse y mantenerse de forma normal, con agua y un jabón neutro o con CERABRIC que es el producto específico para el mantenimiento de suelos rústicos. Es mejor no utilizar limpiadores agresivos que puedan estropear la capa protectora.

Para prevenir las posibles eflorescencias (manchas blanquecinas) que la cal del agua puede provocar en estos suelos, una vez se haya secado conviene limpiarlo de vez en cuando con una mezcla de SANET, teniendo en cuenta de diluirlo con cinco partes de agua por cada una de producto. Aconsejamos que si vives en una zona en la que el agua es muy dura y tiene mucha cal, la limpieza con nuestro producto sea más a menudo para evitar las eflorescencias.

Diferentes formatos para todos los gustos

Uno de los rasgos que definen los suelos de barro cocido es la gran variedad de tamaños y formatos de la que hacen gala, por eso hay que tener en cuenta todas las posibles variedades a la hora de elegir la configuración del suelo que le dará ese aspecto tan característico y personal, ya que hasta el más pequeño detalle cambia por completo la apariencia.

Partiendo de las baldosas cuadradas, que son las más sencillas y las más utilizadas podemos encontrar piezas rectangulares de diferentes tamaños, para colocar de mil maneras distintas: formando cuadrados con las baldosas, en forma de espiga, componiendo rectángulos perimetrales alrededor de la habitación, teselados con estrellas y un largo etc.

Después encontramos una amplia variedad de formatos especiales, desde baldosas con forma de hexágono hasta pequeñas piezas con forma de estrella que se combinan con otras formas para crear suelos rústicos espectaculares.

En los últimos años es bastante frecuente ver cómo el barro cocido se combina con otros materiales nobles distintos como, por ejemplo, la madera rústica. Una construcción con un aspecto más moderno e industrial se logra combinando las baldosas de barro con cemento pulido o microcemento. Esta puede ser una de las premisas de un estilo decorativo basado en el estilo rústico más vanguardista y atrevido.

Después de leer esto, seguro que te han entrado ganas de construir tu casa con suelos de barro rústico y ya sabes que puedes hacerlo sin miedo a las manchas porque cuentas con la gama de productos MONESTIR.

Podemos asesorarte en el proceso de elección de tus suelos de barro y podemos ofrecerte un presupuesto de la limpieza y tratamiento de tus suelos rústicos en cualquier punto de España. Contáctanos a través del email info@monestir.com o en el 962276134.

Hasta la próxima.

 

 

 

Adsubia Agost Agres Aguas de Busot Albatera Alcalalí Alcocer de Planes Alcolecha Alcoy Alfafara Alfaz del Pi Algorfa Algueña Alicante Almoradí Almudaina Alquería de Aznar Altea Aspe Balones Bañeres Benasau Benejama Benejúzar Benferri Beniarbeig Beniardá Beniarrés Benidoleig Benidorm Benifallim Benifato Benichembla Benijófar Benilloba Benillup Benimantell Benimarfull Benimasot Benimeli Benisa Benitachell Biar Bigastro Bolulla Busot Callosa de Ensarriá Callosa de Segura Calpe Campello Campo de Mirra Cañada Castalla Castell de Castells Catral Cocentaina Confrides Cox Crevillente Cuatretondeta Daya Nueva Daya Vieja Denia Dolores Elche Elda Facheca Famorca Finestrat Formentera del Segura Gata de Gorgos Gayanes Gorga Granja de Rocamora Guadalest Guardamar del Segura Hondón de las Nieves Hondón de los Frailes Ibi Jacarilla Jalón Jávea Jijona Llíber Lorcha Los Montesinos Millena Monforte del Cid Monóvar Murla Muro de Alcoy Muchamiel Novelda La Nucía Ondara Onil Orba Orcheta Orihuela Parcent Pedreguer Pego Penáguila Petrel Pilar de la Horadada Pinoso Planes Els Poblets Polop Rafal Ráfol de Almunia Redován Relleu Rojales La Romana Sagra Salinas San Fulgencio San Isidro San Juan de Alicante San Miguel de Salinas San Vicente del Raspeig Sanet y Negrals Santa Pola Sax Sella Senija Tárbena Teulada Tibi Tollos Tormos Torremanzanas Torrevieja Valle de Alcalá Vall de Ebo Vall de Gallinera Vall de Laguart Vergel Villajoyosa Villena