desinfectar

Queremos que hagáis una reflexión.

En estos tiempos de pandemia, comprar productos online es una manera de evitar salir de compras y evitar así el contagio por Covid-19. Pero esto no asegura que no existan riesgos de contraer la infección, sobre todo porque este virus sobrevive en casi todo tipo de objetos y superficies.

Hace unos días vimos la noticia de que se hicieron unos testeos a personas que trabajan en Amazon. Desde el principio, cerca de 20.000 habían dado positivo en Covid-19.

Por esto es muy importante el trabajo de desinfectar las superficies de todos los productos que entren nuevos a nuestra casa

 

 “El alcohol, la lejía y el amonio cuaternario son 3 alternativas muy buenas para desinfectar productos, todos han tenido una buena recepción en el mercado en esta pandemia, pero tienen sus diferencias”.

 

Hidroalcohol para desinfectar

El hidroalcohol es una buena opción. La mayoría de la gente lo utiliza y existe mayor difusión sobre cómo utilizarlo.

Sabemos que para que sea efectivo, debe tener una concentración de por lo menos un 70%. Sin embargo, tiene una desventaja: su volatilidad. Eso significa que no tiene un efecto residual que le permita continuar desinfectando un objeto por un periodo prolongado. Además, es agresivo para determinadas superficies delicadas.

Lejía para desinfectar

La lejía es muy buena para desinfectar también, pero hay que usarla en una dilución apropiada para evitar intoxicaciones.

La mezcla sugerida es del 0,1%, es decir, una cucharadita por litro de agua y hay que utilizarla en espacios abiertos porque los vapores son tóxicos. Por otro lado, la lejía ataca las superficies delicadas de la casa además de manchar la ropa inmediatamente.

Respecto a su acción desinfectante, esta se prolonga por 10 minutos aproximadamente desde que la hemos aplicado.

Amonio cuaternario para desinfectar

El amonio cuaternario es muy eficiente para la eliminación de virus, bacterias y hongos. Se ha visto una eficacia demostrada un poco más lenta que la lejía.

Este desinfectante no huele ni desgasta las superficies delicadas. Además, no mancha la ropa.

Además del hidroalcohol, los productos a base de amonios cuaternarios como VIRUSAN se han utilizado con frecuencia a la hora de combatir el coronavirus. Tiene una eficacia ya comprobada y es una excelente alternativa para desinfectar superficies, como azulejos, picaportes, suelos, timbres, sillas, envases, suelas de zapatos e incluso juguetes de los pequeños de la casa.

 

Recomendaciones para el uso correcto de los desinfectantes

La preocupación de los expertos está en el uso incorrecto de estos productos desinfectantes, en especial de cloro y la lejía. Existen recomendaciones importantes para su uso, como la dilución en agua, la atención a las superficies donde se usa y no mezclar con ciertos productos para crear productos de limpieza con recetas caseras.

Queremos explicar cómo usar correctamente la lejía y garantizar la higiene de los objetos y las superficies. Veréis como no es tan sencillo.

Cómo usar correctamente la lejía

Las zonas a desinfectar deben estar libres de polvo u otra suciedad, como grasa y sustancias impregnadas por eso se recomienda limpiar primero con algún limpiador desengrasante. Después de este proceso, aplicar la lejía con la concentración recomendada del 0,1% y tener en cuenta que las lejías caducan a los 6 meses porque han perdido todo su poder desinfectante.

El agua es el único líquido con el que podemos mezclar la lejía. De lo contrario, el uso con otros productos puede dañar no solo la superficie, sino también la salud de quienes lo manejan.

Algunas mezclas que son potencialmente peligrosas:

 

Vinagre y cloro: puede liberar cloro gaseoso (CL2), un gas tóxico que puede causar problemas a la persona que lo inhala.

 

Desinfectantes a base de amoníaco y cloro: se convierte en triclororamina, provocando graves quemaduras en la piel, con posibilidad de asfixia si se encuentra en interiores.

 

Alcohol y cloro: forma cloroformo, una sustancia nociva para los pulmones, riñones, hígados, piel, ojos, sistema nervioso, además de provocar náuseas.

 

El nivel de dilución del cloro en agua depende de la superficie a desinfectar. Por regla general se recomienda usar la solución en una concentración de 0.1% (50 ml de lejía por cada litro de agua). 

En otras superficies de la casa, se recomienda disolver en 0.05% (25 ml de cloro por cada litro de agua).

En las verduras, se usa 1 cucharadita por cada litro de agua y además se debe poner atención a las salpicaduras en estas limpiezas ya que pueden causar quemaduras en la piel y los ojos por eso lo mejor es usar guantes y gafas.

Se debe tener especial cuidado al usar este producto en ciertas superficies y objetos ya que puede causar daños irreversibles a diferentes materiales delicados como corrosión y blanqueamiento. Por eso, en estos casos la mejor opción es usar un limpiador hidroalcohólico con una concentración del 70% con ayuda de un paño para limpiar.

Este cuidado también se extiende sobre todo a la ropa, las telas, la lana la seda, la lycra y el cuero que no deben lavarse lejía ya que pueden causar manchas en la ropa de color.

Tampoco es recomendable desinfectar las manos con cloro o lejía ya que es muy agresivo para la piel. En estos casos lo mejor es lavar las manos con agua y jabón para hacer una buena limpieza o con gel hidroalcohólico para una desinfección inmediata.

Sabiendo esto, ¿Qué producto utilizaremos para cada superficie?

El desinfectante adecuado para cada superficie

Para zonas de contacto continuado como ropa y manos podemos utilizar un desinfectante hidroalcohólico. Actúa rápido, no necesita aclarado y seca inmediatamente. 

Las superficies delicadas de interior las podemos desinfectar con VIRUSAN. Es un producto sin lejía formulado con amonios cuaternarios. Es un poco más lento, pero no genera vapores, es respetuoso con las superficies y no decolora la ropa. 

Para zonas de desinfección inmediata en exteriores de la casa, zonas de entrada y balcones podemos hacer la desinfección con una solución de lejía con una concentración al 0,1% lo que se corresponde con0 ml de hipoclorito (del 4-5% cloro activo) por litro de agua.

Productos mencionados:

GH70 DESINFECTANTE HIDROALCOHOLICO PARA MANOS, ROPA Y SUPERFICIES

Sin aclarado y de secado rápido – uso directo – acción inmediata

 

VIRUSAN  DESINFECTANTE MULTIUSOS  bactericida, fungicida, levuricida y virucida 

Limpia y desinfecta sin lejía – uso directo / diluido

 

 

Productos virucidas autorizados por el Ministerio de Sanidad listado como desinfectante de superficies que han demostrado eficacia frente al coronavirus en base a las normas UNE-EN 14476 y UNE – 13697

 

Recordamos que la higiene de manos es la medida principal de prevención y control de la infección y siempre es aconsejable el uso de equipos de protección individual (EPIS) como guantes y mascarillas.

+ Info en www.monestir.com 96 227 61 34