Disfrutar del calor de una chimenea o estufa en invierno es uno de los mayores placeres. Sin embargo, uno de sus inconvenientes es la posterior y difícil limpieza de las manchas de hollín. Así que si quieres evitar el tener que frotar constantemente para eliminar esta suciedad, sigue leyendo…

El hollín aparece siempre como resultado de la combustión, es por eso que se encuentra en barbacoas, paelleros, chimeneas y estufas. Su fuerte color negro mancha en profundidad y su textura provoca que se esparza fácilmente.

Además, el agua y el jabón no eliminan fácilmente el hollín, sino que más bien extienden aún más sus manchas. Por esta razón, la limpieza de las manchas negras de hollín suele alargarse más de la cuenta.

Por lo tanto, para eliminar las manchas negras de hollín sin tener que frotar, elegiremos un limpiador destinado a eliminar este tipo de manchas, como el Limpiador de Cristal, Chimeneas y Barbacoas de Monestir.

Este Limpiador es capaz de disolver inmediatamente las manchas más complicadas como lo son las del hollín, el alquitrán y la grasa. Y lo mejor de todo, sin necesidad de frotar constantemente. Por ello, es perfecto para paelleros, chimeneas, barbacoas, parrillas, fogones, los cristales de las estufas y las superficies que resulten manchadas, tales como paredes de ladrillo o piedra.

Limpia fácilmente las manchas negras de hollín

Simplemente pulveriza sobre las manchas de hollín con el spray Limpiador Cristal, chimeneas y barbacoas, y espera entre 3 y 10 minutos. Después aclara con abundante agua, y ya está, tan simple como eso, las manchas negras de hollín habrán desaparecido. Olvídate por fin de volver a usar mil trapos y estropajos para luego tener que tirarlos.

Si necesitas ayuda con otro tipo de suciedad difícil en zonas de exterior, como humedades, moho, capas de polvo incrustrado en toldos y muebles de exterior… Te recomendamos visitar nuestra sección de productos de limpieza especialmente destinados para zonas de jardín.