Porqué aplicar un buen protector para hormigón pulido

Debido a su dureza y resistencia, el hormigón pulido es uno de los materiales más demandados para la construcción de pavimentos. Sin embargo, posee un inconveniente: su porosidad. Por ello, es imprescindible elegir un buen protector para hormigón pulido.

Aunque en el mercado existen diversos protectores para hormigón pulido, no todos ofrecen la misma eficacia. Es decir, un producto de baja calidad no mantendrá la protección durante mucho tiempo, lo que significa que deberá aplicarse con frecuencia y además los suelos de hormigón pulido quedarán frecuentemente desprotegidos ante todo tipo de daños.

Si esto ocurre, nuestros suelos podrán absorber cualquier tipo de mancha doméstica, así como cualquier mancha de humedad y quedarán vulnerables ante las eflorescencias, el moho y el verdín.

Así que para evitar daños en nuestros suelos y demás contratiempos, lo mejor es contar con un protector para hormigón pulido que sea de buena calidad, como es la Resina para Hormigón de Monestir.

De fácil aplicación y rápido secado, este protector para hormigón pulido evita que cualquier mancha o humedad llegue a penetrar sobre el pavimento, ya que actúa como impermeabilizante. Además, consigue proteger a los suelos del deterioro y del envejecimiento producidos por el paso del tiempo, pues es un eficaz hidratante y consolidante, que trata los suelos en profundidad.

Para aplicar una capa de esta Resina para Hormigón, solo necesitarás una brocha, rodillo o pulverizador y podrás apreciar inmediatamente como realza el color y brillo de tus suelos. Y en el momento de las limpiezas habituales podrás comprobar que la suciedad ya no se vuelve a acumular como antes.

Por todas estas razones, no dudes en aplicar un buen protector para hormigón pulido, a la larga evitarás daños en tus suelos y ahorrarás en productos para el cuidado de tus suelos.

Los comentarios de esta entrada están cerrados