La piedra natural es muy vulnerable a las humedades, así que si tienes una terraza o ático es de este material, es imprescindible que utilices un impermeabilizante para piedra.

La humedad es el gran enemigo de muchos materiales, entre ellos, la piedra natural. Aunque creamos que estamos protegiendo correctamente nuestros suelos y fachadas de la humedad, lo cierto es que esta siempre consigue encontrar los puntos débiles de la superficie para filtrarse. Nos estamos refiriendo a las grietas y juntas.

Entre estas pequeñas fisuras es habitual que se cuele la humedad, creando todo tipo de problemas, como goteras, filtraciones, moho, eflorescencias…Es por esto que no debemos dejar ningún rincón sin protección y utilizar siempre un impermeabilizante para piedra adecuado.

Cómo utilizar un impermeabilizante para piedra

El impermeabilizante para grietas y juntas es perfecto para este tipo de casos. Y no solo es un producto para piedra, sino que también es útil en otro tipo de materiales como terracota, cerámica, pizarra, gres, etc.

Para aplicar el producto en piedra, solo necesitamos una brocha ancha o rodillo y extenderemos por toda la superficie una mano bien estirada, con cuidado de no dejar charcos. De esta manera no solo evitamos al 100% que la humedad llegue a penetrar en la piedra natural, sino que también consolidamos el suelo o fachada evitando su desgaste.

A comparación de otros impermeabilizantes, impermeabilizante para piedra de Monestir no deja película amarilla ni deja película, por lo que los suelos no pierden su textura antideslizante. Otro aspecto muy importante a tener en cuenta, es que un buen impermeabilizante para piedra como el de Monestir debe dejar transpirar la superficie a fin de no causar daños internos.

Este verano no olvides proteger tu terraza o ático con Impermeabilizante para piedra, grietas y juntas de Monestir.